CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Religión

El papa Francisco pide a los países que compartan la vacuna del coronavirus durante su mensaje de Navidad

Por Nicola Ruotolo, Zamira Rahim

(CNN) — El papa Francisco utilizó su mensaje de Navidad para decir que las vacunas contra el coronavirus deben estar disponibles para todos y suplicó a los países que cooperen en la carrera para salir de la pandemia.

«Hoy, en este tiempo de oscuridad e incertidumbre durante la pandemia, aparecen varias luces de esperanza, como el descubrimiento de las vacunas (…) deben estar a disposición de todos», dijo el viernes el papa durante su tradicional mensaje Urbi et Orbi (a la ciudad y el mundo) en el Vaticano.

«Ruego a todos los encargados de los estados, de las empresas empresas, de organismos internacionales (…) que promuevan la cooperación y no la competencia, y que busquen una solución para todos, vacunas para todos, especialmente para los más vulnerables y necesitados en todas las regiones del mundo», dijo.

El papa Francisco pidió «generosidad y apoyo», particularmente hacia quienes se encuentran desempleados, a quienes enfrentan privaciones y violencia doméstica durante la pandemia.

Francisco habló desde el Palacio Apostólico del Vaticano y no desde su balcón con vista a la Plaza de San Pedro, desde donde tradicionalmente emite el discurso.

publicidad

El líder de la Iglesia Católica también utilizó el mensaje del día de Navidad para pedir el fin de los conflictos en Oriente Medio y África, así como un alivio del sufrimiento en todo el continente americano.

El papa Francisco celebró una Misa de Gallo con restricciones por la pandemia

Revive la Misa de Gallo 2020 en el Vaticano, en español 29:25

El papa también celebró el jueves una misa de Nochebuena con escasa asistencia en la parte trasera de la Basílica de San Pedro.

Debido a las restricciones por el covid-19, solo 200 personas estuvieron presentes, incluidos 30 cardenales.

La misa de Nochebuena es un evento histórico en la Ciudad del Vaticano. Por lo general, se lleva a cabo en la sección principal de la basílica, según Reuters, y generalmente atrae hasta 10.000 personas.

Todos, excepto el papa y los que cantaban en el coro, llevaban mascarillas. El evento terminó antes de lo habitual para que la gente pudiera regresar a casa antes del toque de queda nacional de las 10 p.m. en Italia.

Este año, el papa Francisco destacó la importancia de ayudar a los necesitados, señalando en su homilía que Jesús nació como un marginado.

«El hijo de Dios nació descartado para decirnos que toda persona descarta es un hijo de Dios», dijo.

La bendición del viernes concluye un año silencioso para el papa Francisco, cuyas actividades se han visto fuertemente restringidas por la pandemia.

De marzo a septiembre, hizo en línea sus audiencias regulares de los miércoles. En la primavera celebró la misa del Domingo de Ramos en una iglesia vacía.

Italia fue uno de los países más afectados durante la primera ola del covid-19 en Europa. El gobierno del país aplicó el nivel más estricto de medidas frente al coronavirus durante el periodo de Navidad y Año Nuevo. El objetivo es evitar una tercera ola.