CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
México

Así respondió López-Gatell a la polémica por sus vacaciones en medio de la pandemia

Por Matt Rivers

Ciudad de México (CNN) — Imaginen al Dr. Fauci dirigiéndose a una playa en Miami para unas vacaciones en este momento. Así describen algunos mexicanos las acciones del Dr. Hugo López-Gatell, subsecretario de salud y principal rostro público de la respuesta al coronavirus del gobierno mexicano.

López-Gatell fue fotografiado durante el fin de semana en lo que parece ser un restaurante frente al mar en el estado mexicano de Oaxaca, en el pueblo costero de Zipolite, ideal para turistas. Las imágenes se volvieron virales rápidamente en las redes sociales.

Una fuente del gobierno mexicano confirmó la autenticidad de las fotos.

López-Gatell

López-Gatell en Zipolite, en el estado mexicano de Oaxaca.

En las imágenes se puede ver a López-Gatell compartiendo mesa con una mujer. No lleva mascarilla, lo cual no es obligatorio mientras se está sentado en los restaurantes que tienen permitido estar abiertos. Otra foto viral de unos días antes también lo mostraba en el pasillo de un avión usando su teléfono celular, con la mascarilla debajo de la nariz y la barbilla.

Sin restricciones para viajar en México

No hay restricciones para viajar por México en este momento, por lo que el subsecretario de salud no hizo nada ilegal, aunque así ignoró sus propios consejos y los de los funcionarios locales.

Muchos en México están furiosos ante la aparente hipocresía del epidemiólogo capacitado en Johns Hopkins, cuyo mensaje de «Quédate en Casa» se ha convertido en una frase familiar. Desde el inicio de la pandemia, López-Gatell ha realizado conferencias de prensa nocturnas ampliamente difundidas en México, en las que insta a las personas a usar adecuadamente las mascarillas y practicar el distanciamiento social.

publicidad

En redes sociales, la gente expresó su enojo porque López-Gatell — quien la semana pasada mandó un mensaje a los seguidores de Twitter: «… para prevenir infecciones, por favor, quédate en casa» — viajó en un momento en que el personal médico se encuentra bajo una tensión intensa.

«Cuando miles de médicos no han visto a sus familias en México o han muerto, cuando decenas de miles de profesionales de la salud no pueden soñar con tomar vacaciones, aparece una foto», escribió Xavier Tello, analista de políticas de salud de la Ciudad de México.

López-Gatell: No tengo nada que ocultar

Preguntado sobre el viaje en rueda de prensa el lunes, López-Gatell dijo: «No tengo nada que ocultar. Efectivamente fui a la costa de Oaxaca … Y fui a visitar a familiares muy cercanos, a personas muy amigas y estuvimos en una casa particular durante los días de fin de año».

Sentado frente a un letrero que decía «Quédate en casa», les dijo a los periodistas que el restaurante donde lo vieron seguía las normas de salud pública y señaló que la gravedad de covid-19 varía entre los estados.

El propio López-Gatell vive en la Ciudad de México, muy afectada por la pandemia, donde casi 30 hospitales públicos informan que han alcanzado el 100% de su capacidad y muchos otros se están acercando a esa marca. La jefa de Gobierno de la ciudad, Claudia Sheinbaum, ha instado a los residentes a no salir a menos que sea absolutamente necesario.

La metrópoli volvió a Semáforo Rojo, el indicador de alerta de coronavirus más alto del país, hace más de dos semanas. Eso obligó a muchas empresas a cerrar temporalmente en medio de una orden de cesar todas las actividades no esenciales hasta al menos el domingo.

Aumento de casos

Las acciones de López-Gatell durante el fin de semana podrían socavar las lecciones que él y otras autoridades de salud predicaron durante meses y llegan en un momento especialmente tenso de la pandemia en México.

Las muertes y los casos recientemente confirmados han aumentado de manera constante en todo el país desde principios de octubre y las cifras diarias recientes son algunas de las más altas de la pandemia. Más de 127.000 personas han muerto a causa del virus.

Cuando se le preguntó sobre los viajes de López Gatell, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que los reporteros deberían dirigir esas preguntas al subsecretario, pero parecía justificar el viaje.

«Ha estado trabajando muy duro, ha estado cumpliendo con sus responsabilidades», dijo López Obrador. «Es bueno que haya tal escrutinio público, pero los servidores públicos también tienen derechos».

El presidente, quien también ha viajado y rara vez usa mascarilla, ha enfrentado críticas generalizadas por su manejo de la pandemia desde el principio.