CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

A medida que el mundo comienza su impulso de vacunación, retrasos en vacunas generan críticas y preocupación

Por Eliza Mackintosh

(CNN) — Líderes políticos han prometido que las campañas de vacunación masiva harán que la vida vuelva a la normalidad, mientras una variante más contagiosa del nuevo coronavirus se propaga por docenas de países, lo que agrega urgencia a la carrera para poner fin a la pandemia.

Pero los esfuerzos de vacunación se están desarrollando más lentamente de lo prometido, lo que genera dudas sobre una salida inminente de la crisis.

En los países donde se han autorizado las vacunas, aumentan las críticas por la escasez y los retrasos en su aplicación. Las soluciones diseñadas para hacer alcanzar los suministros —que van desde la administración de medias dosis hasta la distribución del tiempo entre las dos dosis necesarias— han suscitado preocupaciones de algunos expertos.

Algunos gobiernos están acusando a los fabricantes de retrasos en las entregas, mientras que los desarrolladores de vacunas dicen que es una cuestión de suministros. Otros citan complicaciones con los planes de distribución y falta de personal capacitado para administrar las inyecciones. Pero la mayoría de los expertos en salud pública dicen que el ritmo lento es la consecuencia inevitable de la creación de una nueva implementación de vacunas en tiempo real.

Apenas unas semanas después de que el Reino Unido se convirtiera en la primera nación del mundo en comenzar a vacunar a sus ciudadanos con una vacuna contra el covid-19 totalmente examinada y autorizada, su Gobierno enfrenta preguntas sobre cuántas dosis están disponibles.

publicidad

La ciudad inglesa de Birmingham informó la semana pasada que se estaba quedando sin la vacuna Pfizer / BioNTech y los médicos exigen saber dónde están las vacunas.

«La pregunta en el Reino Unido es, ¿hay un problema de suministro o hay un problema con la infraestructura para el despliegue? Y en realidad no lo sabemos. Los fabricantes dicen que no hay un problema de suministro, pero el Gobierno dice sí lo hay», dijo Martin McKee, profesor de Salud Pública europea en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Un informe del Grupo Asesor Científico para Emergencias (SAGE) de Gran Bretaña, del que McKee es miembro, instó al Gobierno del Reino Unido a ser transparente con los suministros, señalando evidencia de que «algunos de los involucrados en la implementación de la estrategia de la vacuna carecen de confianza en su organización». Cuando CNN le preguntó cuántas dosis se habían entregado, los funcionarios del Gobierno británico dijeron que no pudieron proporcionar detalles sobre el tamaño de los suministros y las entregas futuras por razones de seguridad.

Unos 2 millones de personas han recibido al menos una dosis en el Reino Unido desde que comenzó la campaña el 8 de diciembre, pero el primer ministro Boris Johnson ha prometido aumentar las vacunas a 2 millones por semana. El Reino Unido está detrás de Israel, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Estados Unidos y Dinamarca en la tasa de dosis administradas por cada 100 personas, según un sitio web de seguimiento global afiliado a la Universidad de Oxford.

McKee dijo que los gobiernos europeos también deben tener claro si los retrasos se deben a una escasez de vacunas o un problema de infraestructura, y dijo que era «simplemente increíble» que países como Francia parecieran estar fracasando. «Mucha gente mira con incredulidad el fracaso de varios países europeos en tener planes sólidos», añadió.

Varios países han presentado demoras en la implementación de la vacunación

Francia ha sido criticada por su ritmo lento desde que comenzó la campaña, el 27 de diciembre. Solo 516 personas fueron vacunadas en la primera semana, según datos de la autoridad sanitaria francesa, el 1 de enero. El ministro de Sanidad francés, Olivier Veran, dijo a los periodistas el sábado que se esperaba que 100.000 personas estuvieran vacunadas al final del fin de semana. En su discurso de Nochevieja, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, dijo que no toleraría ninguna «lentitud injustificada» en la campaña de vacunación del país, incluso cuando los funcionarios de Salud argumentan que el lanzamiento es deliberadamente cauteloso para ayudar a convencer a la considerable población de escépticos de las vacunas del país para que lo consiga.

Alemania, que inició su campaña en la misma fecha que Francia, ha administrado más de 500.000 inyecciones (menos de la mitad de las dosis suministradas), pero aún enfrenta críticas. En medio de los pedidos para que el país tome el control de las compras de las autoridades de la Unión Europea, el ministro de Salud, Jens Spahn, dijo que habrá «suficientes vacunas» e instó a tener paciencia.

Países Bajos recién comenzó su campaña el miércoles, convirtiéndose en el último país europeo en hacerlo.

Los miembros del plan de adquisición de vacunas de la Unión Europea, acordado en junio, dependen de que los reguladores europeos otorguen la autorización de las vacunas contra el covid, pero la Unión Europea ha tardado más que el Reino Unido, EE.UU. y Canadá en dar luz verde a las vacunas. Hasta ahora, la Agencia Europea de Medicamentos ha autorizado la vacuna BioNTech / Pfizer y, la semana pasada, la vacuna Moderna, con pedidos iniciales de 300 millones de dosis de la vacuna BioNTech / Pfizer y 160 millones de Moderna.

Cuando se le preguntó por qué no había obtenido más dosis de vacuna, el lunes pasado, la Comisión Europea defendió su estrategia, señalando las 2.000 millones de dosis de seis productores ya acordadas. «Todos estamos juzgando esto como si esta campaña hubiera terminado; de hecho, recién está comenzando», dijo el portavoz de la Comisión Europea, Eric Mamer, a los periodistas en Bruselas.

El Dr. Gupta recibe la segunda dosis de la vacuna 1:39

Pero el fundador de BioNTech dijo que la Unión Europea había tardado en asegurar las dosis y advirtió sobre posibles brechas en el suministro en medio de la creciente demanda. «Por el momento no se ve bien, está apareciendo un agujero porque hay una falta de otras vacunas aprobadas y tenemos que llenar el vacío con nuestra propia vacuna», dijo Ugur Sahin al semanario de noticias Spiegel. El viernes, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo que la Unión Europea había extendido su contrato con BioNTech / Pfizer hasta por el doble de las dosis acordadas.

En Canadá, el primer ministro Justin Trudeau ha admitido que incluso él se siente frustrado al ver las vacunas en los congeladores y no en los brazos de las personas. Hasta el domingo, Canadá había logrado administrar alrededor de 315.000 dosis desde que comenzó la campaña el 14 de diciembre, aproximadamente la mitad de las dosis de vacuna que se han entregado hasta ahora.

Mientras tanto, los funcionarios federales de Estados Unidos han estado luchando por explicar por qué solo se habían vacunado 6,7 millones de personas, cuando se han distribuido tres veces esa cantidad de dosis. Funcionarios habían prometido que 20 millones de personas habrían sido vacunadas para fines de 2020. Estados Unidos también comenzó su implementación el 14 de diciembre.

«Claramente, no hay excusas. Deberíamos haber distribuido 20 y 20 (millones de vacunas) en los brazos de la gente», le dijo el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, al Club Económico de Washington. Pero Fauci dijo que debería «cobrar impulso» ahora que terminó el período de vacaciones.

El presidente electo Joe Biden dijo el viernes que su objetivo sería liberar casi todas las dosis disponibles de la vacuna contra el coronavirus cuando asuma el cargo, una ruptura con la estrategia de la administración Trump de contener la mitad de la producción de vacunas en Estados Unidos para garantizar que las segundas dosis estén disponibles.

Los funcionarios del Gobierno de EE.UU. han culpado hasta ahora de las demoras iniciales a los problemas de distribución a nivel estatal y local. Sin un mandato federal sobre cómo administrar la vacuna en Estados Unidos depende de los estados decidir quién recibe la vacuna y cuándo, creando un mosaico confuso de reglas que varían mucho en todo el país.

Cuando se le preguntó la semana pasada sobre la discrepancia entre la cantidad de vacunas distribuidas y las administradas, Moncef Slaoui, jefe de la Operación Máxima Velocidad, el esfuerzo de múltiples agencias para acelerar el desarrollo y la adquisición de vacunas, dijo: «Estamos de acuerdo en que hay un retraso. Trabajaremos con los estados. Necesitamos solicitudes específicas de ayuda, francamente, no me corresponde a mí decidir si se deben usar los estadios».

Algunos estados han reconocido problemas en el terreno que retrasaron las vacunas, pero muchos han dicho durante meses que necesitan más fondos federales para ejecutar planes de implementación complejos.

El general Gustave Perna, a cargo de la logística de la Operación Máxima Velocidad, asumió la responsabilidad de los retrasos iniciales y la confusión en torno al lanzamiento de la vacuna en varios estados, luego de que un malentendido sobre el proceso de aprobación provocara errores de cálculo en las dosis que estarían disponibles en finales de diciembre.

¿Es normal que el coronavirus mute? 3:09

¿Cómo es el proceso de distribución de la vacuna?

Cada lote individual de vacuna debe someterse a pruebas independientes antes de que pueda entrar en la cadena de distribución, un proceso que puede tardar hasta tres semanas. El paso, que es esencial para garantizar la calidad y la seguridad, también se ha denominado la «burocracia» que dificulta la entrega en el Reino Unido.

Otra dificultad han sido las complicadas necesidades de transporte y almacenamiento ultrafrío de las vacunas, sistemas que han tenido que instalarse desde cero. La vacuna BioNTech / Pfizer debe almacenarse a -70 grados centígrados o -94 Fahrenheit, muy por debajo de la capacidad de los congeladores estándar. Establecer esa infraestructura es más fácil en los países desarrollados, pero de ninguna manera simple.

Muchas cosas pueden salir mal en la compleja cadena desde la producción hasta el envasado, la distribución y la administración a los pacientes, pero los expertos dicen que el aspecto de la fabricación, que comenzó incluso antes de que se autorizaran las vacunas, avanza sin problemas.

«Habría contratiempos naturales en la fabricación, especialmente para las vacunas que nunca se han producido a escala comercial. Creo que ha ido relativamente bien. De hecho, hubiera esperado más problemas», dijo Robin Robinson, director fundador de la Autoridad de Desarrollo e Investigación Biomédica Avanzada (BARDA), una rama del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU.

Ron Piervincenzi, director ejecutivo de la Farmacopea de Estados Unidos (USP), cuya organización ayuda a los fabricantes de medicamentos a cumplir con los estándares de calidad, estuvo de acuerdo en que la fabricación ha sido relativamente predecible hasta ahora, con un ligero retraso. Pero los retrasos se sienten más agudos a medida que aumenta el número de muertos.

«Será complicado, porque ya sabes, un par de meses, será complicado a medida que se extienda a cada nuevo país y región a medida que avanzan. Pero no son [problemas] insolubles. Esto no es un desafío científico, como si no pudiéramos hacer la vacuna. Si tenemos la vacuna, ¿cómo la entregamos?”, dijo Piervincenzi.

«En seis meses vamos a hablar de los verdaderos cuellos de botella en lugar de las cosas desordenadas que eventualmente se van a limpiar», agregó.

Lidiando con un ritmo más lento de lo esperado, los funcionarios se apresuran a encontrar soluciones a la demanda masiva, incluso reduciendo las dosis requeridas para estirar los suministros.

Las segundas dosis de la vacuna contra el coronavirus

El regulador de medicamentos de Gran Bretaña está permitiendo que las segundas dosis de vacunas contra el coronavirus se retrasen varias semanas para inocular a más personas (una medida que también se está considerando en Alemania y Estados Unidos). Por otra parte, el Gobierno del Reino Unido sugirió que era «razonable» utilizar una vacuna diferente para la segunda dosis si la misma vacuna utilizada para la primera no estaba disponible, o si una persona tenía alto riesgo o era poco probable que regresara al médico para completar el tratamiento de la vacuna.

En Estados Unidos, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) ha dicho que es posible obtener seis o incluso siete dosis de las vacunas contra el covid-19 de BioNTech / Pfizer de los viales en lugar de las cinco indicadas en la etiqueta, porque la compañía las llena en exceso. La FDA considerará administrar medias dosis de la vacuna contra el covid-19 de Moderna a personas de 18 a 55 años.

Pero a medida que los países intentan obtener más dosis, los expertos en salud dicen que la atención debe centrarse en asegurar «la última milla» del proceso de vacunación, que son los pasos desde que se prepara una vacuna hasta que se administran las dosis a las personas, y asegurarse de que nadie se quede fuera.

Se estima que entre el 70% y el 90% de los 7.800 millones de personas del mundo necesitarían recibir la vacuna antes de lograr la llamada «inmunidad colectiva» necesaria para que las personas regresen a la vida normal, ha dicho Fauci. La mayoría de las vacunas requieren dos dosis por persona, lo que significa distribuir aproximadamente entre 10.000 y 14.000 millones de dosis, un desafío logístico como el mundo nunca ha visto. Los investigadores del Duke Global Health Innovation Center estiman que es posible que las últimas personas en la fila no reciban vacunas hasta 2024.

OMS pide a Europa intensificar las restricciones 1:03

La preocupación por las vacunas en los países en desarrollo

A medida que Occidente se preocupa por la velocidad del lanzamiento de la vacuna, los países aún luchan por bloquear los suministros mientras que otros intentan reducir las dosis. La canciller alemana, Angela Merkel, ha estado discutiendo con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, las «posibles perspectivas para la producción conjunta de vacunas», según el Kremlin. Y el Gobierno de la India ha restringido los viales de la vacuna contra el coronavirus Covishield de AstraZeneca para el mercado interno hasta marzo o abril, lo que genera temores sobre el nacionalismo de la vacuna.

«Los países de ingresos más altos están agarrando lo que pueden agarrar. Y están recibiendo las primeras dosis de estas vacunas, no hay duda al respecto», dijo Piervincenzi. «Dados los retrasos que se observan incluso en los países de ingresos más altos, será un tiempo bastante largo para tener un exceso de suministros de esas mismas vacunas».

Covax, una asociación entre Gavi, la Coalición para las Innovaciones en la Preparación ante Epidemias y la Organización Mundial de la Salud para promover el acceso global a las vacunas, es esencial para llevar las dosis a los países en desarrollo. Pero la cobertura por parte de las naciones ricas está dejando a las naciones de ingresos bajos y medios en la estacada.

Las entregas de vacunas en las instalaciones de Covax podrían comenzar este mes, dijo el jueves la directora de Inmunización de la OMS, Kate O’Brien. Pero, según se informó, el esquema global está luchando por la falta de fondos, los riesgos de suministro y los problemas contractuales y se enfrenta a un riesgo «muy alto» de fracaso, según un informe interno filtrado obtenido por Reuters.

«Tenemos que pasar de enfoques un tanto fragmentados a una planificación e implementación multinacionales concertadas, con un uso muy atento y respetuoso de un bien escaso e increíblemente valioso», dijo David Nabarro, enviado especial de la OMS para el covid-19 y presidente de Salud Mundial en el Imperial College London, enfatizando la colaboración sobre la velocidad.