CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Redes sociales

Jack Dorsey, presidente ejecutivo de Twitter: La suspensión de la cuenta de Trump era correcta pero sienta un precedente «peligroso»

Por Charles Riley

(CNN Business) — El presidente ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, defendió la decisión de su empresa de suspender la cuenta del presidente Donald Trump, al tiempo que reconoce que la medida se debe a su incapacidad para promover conversaciones «saludables». Dorsey dijo que la decisión de Twitter sienta un precedente «peligroso».

«Creo que esta fue la decisión correcta para Twitter», dijo Dorsey en una serie de 13 publicaciones en su plataforma, citando circunstancias «extraordinarias e insostenibles» después de que Trump incitara a un motín en el Capitolio de Estados Unidos la semana pasada, un evento que obligó a la compañía de redes sociales a «centrar todas nuestras acciones en la seguridad pública».

«No celebro ni me enorgullezco de tener que suspender a @realDonaldTrump de Twitter, ni de cómo llegamos aquí», dijo Dorsey. «El daño fuera de línea como resultado del discurso en línea es demostrablemente real, y es lo que impulsa nuestra política y cumplimiento sobre todo».

Trump llama “ataque repugnante” al asalto al Capitolio 6:06

Durante los últimos cuatro años, Twitter fue fundamental para la presidencia de Trump, un hecho que también benefició a la empresa en forma de innumerables horas de participación de los usuarios. Twitter adoptó un enfoque ligero para moderar su cuenta, a menudo argumentando que, como funcionario público, Trump debe tener una amplia libertad para hablar. Pero los disturbios en el Capitolio llevaron que se suspendiera su cuenta.

Dorsey lidió con las implicaciones de la decisión en sus publicaciones, y admitió que «tener que suspender una cuenta tiene ramificaciones reales y significativas». Eliminar usuarios, dijo, fragmenta la conversación pública y divide a las personas.

publicidad

«Si bien hay excepciones claras y obvias, creo que una suspensión es un fracaso nuestro en última instancia para promover una conversación saludable. Y un momento para que reflexionemos sobre nuestras operaciones y el medio ambiente que nos rodea», dijo.

Twitter no fue el único en suspender a Trump, también lo hicieron otras redes

El presidente ejecutivo de Twitter también abordó acciones similares tomadas por otras compañías de redes sociales, como Facebook y Snapchat, que suspendieron las cuentas del presidente. Estas acciones no fueron coordinadas, dijo Dorsey, pero presentan un desafío para la industria tecnológica.

«El control y la responsabilidad de este poder siempre ha sido el hecho de que un servicio como Twitter es una pequeña parte de la conversación pública más amplia que se lleva a cabo en Internet», dijo. «Si la gente no está de acuerdo con nuestras reglas y cumplimiento, simplemente puede ir a otro servicio de Internet».

«Este concepto fue desafiado la semana pasada cuando varios proveedores de herramientas de Internet fundamentales también decidieron no alojar lo que consideraban peligroso», continuó.

Amazon acabó con Parler, una plataforma favorecida por la extrema derecha, cuando canceló su contrato de alojamiento web.

Amazon responde a demanda de Parler 1:02

La decisión de excluir al presidente de Twitter tuvo consecuencias inmediatas: Trump perdió el acceso a más de 88 millones de seguidores y la medida expuso a la compañía a quejas de censura de los republicanos. Los demócratas criticaron el papel de las redes sociales en la habilitación de Trump y advirtieron sobre una nueva legislación para regular la industria tecnológica.

Dorsey sugirió en sus publicaciones que las acciones de la industria tecnológica también podrían tener implicaciones a más largo plazo.

«Este momento actual puede requerir esta dinámica, pero a largo plazo será destructivo para el noble propósito y los ideales de la Internet abierta. Una empresa que toma la decisión de moderarse es diferente a un gobierno que elimina el acceso, pero puede sentirse como lo mismo», dijo Dorsey.

«Sí, todos debemos analizar críticamente las inconsistencias de nuestra política y aplicación de ella. Sí, debemos analizar cómo nuestro servicio podría incentivar la distracción y el daño. Sí, necesitamos más transparencia en nuestras operaciones de moderación. Todo esto no puede erosionar una Internet global libre y abierta», agregó.

— Brian Fung contribuyó con el reportaje.