CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crisis en Nicaragua

Nicaragua

Asamblea Nacional de Nicaragua ratifica reforma constitucional que establece prisión perpetua por «crímenes de odio»

Por Mario Medrano

(CNN Español) — La mayoría oficialista de la Asamblea Nacional de Nicaragua ratificó este lunes una ley que reforma la constitución y establece prisión perpetua contra quienes cometan «crímenes de odio».

La iniciativa se aprobó con el voto favorable de 70 diputados, 13 en contra y 5 abstenciones. La ley había sido aprobada en una primera legislatura el 10 de noviembre pasado y se ratificó este lunes.

Sin embargo, diputados opositores aseguran que esto puede generar una interpretación subjetiva de la ley para castigar a opositores del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

La ley de reforma al artículo 37 de la Constitución Política de la República de Nicaragua establece lo siguiente: «Excepcionalmente se impondrá la pena de prisión perpetua, revisable para la persona condenada por delitos graves, cuando concurran circunstancias de odio, crueles, degradantes, humillantes e inhumanas que por su impacto causen conmoción, rechazo, indignación, repugnancia, en la comunidad nacional. La ley de la materia determinará y regulará su aplicación».

Esta reforma al artículo constitucional fue leída por el diputado Wilfredo Navarro, secretario de la junta directiva parlamentaria, después de su ratificación.

publicidad

La iniciativa la habían presentado el 22 de octubre 69 diputados de la bancada sandinista.

Los argumentos a favor y en contra de la prisión perpetua por ‘crímenes de odio’

La diputada sandinista María Auxiliadora Martínez, que coordinó la comisión dictaminadora, expresó este lunes que la reforma se produce ante lo que describió como clamor popular para la incorporación de una pena excepcional para los responsables de cometer crímenes atroces. Martínez asegura que la legislación no contradice a la constitución ni a los instrumentos jurídicos internacionales suscritos por Nicaragua.

En contraste, el diputado Jimmy Blandón Rubio, del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), votó contra la aprobación.

«Nos oponemos porque el texto es indeterminado. No se define qué es un delito de odio. Eso genera inseguridad jurídica sobre todo para quienes nos oponemos al gobierno», asegura Blandón.

La aprobación de esta ley ocurre una semana después de que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, reiterara durante un acto el 11 de enero en la capital Managua que los llamados «crímenes de odio» se deben castigar con cadena perpetua.

«Los crímenes de odio, esos crímenes brutales donde agarran a una persona, la torturan, la desnudan, la garrotean, le hacen correr y después le echan combustible y le pegan fuego… Eso no puede repetirse en este país, esos son crímenes de odio. En un país europeo o en Estados Unidos les cae todo el peso de la ley», justificó Ortega.

La ratificación de la ley se realizó durante una sesión especial parlamentaria celebrada este lunes en Ciudad Darío, en el norte de Managua. La sesión se realizó en conmemoración del 154º aniversario del natalicio del poeta Rubén Darío.