CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Análisis

ANÁLISIS | Donald Trump tiene un problema de dinero

Por análisis de Chris Cillizza

(CNN) — Apenas 24 horas después de que Donald Trump dejara formalmente la Casa Blanca, y la presidencia, está cada vez más claro que sus problemas de dinero están empeorando, no mejorando.

Según los documentos de divulgación financiera publicados horas después de que Trump dejó la Casa Blanca para volar a su nuevo hogar en Florida, la compañía epónima del expresidente sufrió un importante impacto en los ingresos durante el último año.

En general, los negocios de Trump produjeron casi un 40% menos de ingresos en 2020 en comparación con 2019. Ganó US$ 30 millones menos en su propiedad de Doral en Miami que en 2019. Los ingresos en el Trump International Hotel en Washington y en la propiedad Turnberry del expresidente en Escocia bajaron más del 60% año tras año.

Y, como señala Charles Riley de CNN, esas recesiones se produjeron incluso antes de que una serie de empresas cortaran lazos tras el papel de Trump en la incitación a los alborotadores que irrumpieron en el Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero.

Mientras que algo  —¿tal vez mucho?— de la recesión de la fortuna financiera de Trump puede atribuirse a la pandemia de coronavirus en curso y las restricciones sociales que ha impuesto a todo el sector de viajes y hotelería, el «por qué» de la caída de la fortuna de Trump importa mucho menos que el «ahora que.»

Recordarán, y si no, estoy aquí para recordarles que Trump enfrenta una serie de desafíos financieros en los próximos meses y años, principalmente relacionados con sus garantías personales en una serie de préstamos multimillonarios.

publicidad

Como escribió David Leonhardt de The New York Times sobre las declaraciones de impuestos de Trump a fines de 2020:

«Parece ser responsable de préstamos por un total de US$ 421 millones, la mayoría de los cuales vencen dentro de cuatro años».

«Si gana la reelección, sus prestamistas podrían colocarse en la posición sin precedentes de sopesar la ejecución hipotecaria de un presidente en ejercicio. Ya sea que gane o pierda, probablemente tendrá que encontrar nuevas formas de usar su marca y su popularidad entre decenas de millones de estadounidenses… para ganar dinero «.

Pero, Trump no ganó la reelección.

Y no solo eso, sino que, al salir por la puerta, vendió una serie de mentiras sobre las elecciones de 2020 que jugaron un papel no insignificante en un motín el 6 de enero que condujo al violento asalto al Capitolio de Estados Unidos y desencadenó su segunda acusación por parte de la Cámara.

Todo lo cual probablemente complicará aún más la capacidad de Trump para a) ganar dinero y b) saldar sus inminentes deudas.

El punto: a pesar de toda la conversación sobre los próximos movimientos políticos de Trump, es su futuro financiero incierto lo que probablemente sea su enfoque ahora que está fuera de la Casa Blanca.