CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Cámara de Representantes entrega al Senado el cargo del segundo juicio político contra Trump

Por Jeremy Herb, Manu Raju

(CNN) — El segundo juicio político del expresidente Donald Trump se puso en marcha este lunes: los fiscales del proceso de la Cámara de Representantes enviaron el cargo de juicio político al Senado, a pesar de que la sustancia del juicio se pospuso por otras dos semanas.

Los fiscales de juicio político de la Cámara de Representantes iniciaron formalmente el inicio del juicio. Cruzaron el Capitolio y comenzaron a leer en el Senado el cargo contra Trump, el primer presidente de la historia en ser acusado dos veces.

El cargo: incitar a la insurrección.

Los contornos del juicio de Trump en el Senado están comenzando a tomar forma a medida que avanzan los elementos ceremoniales, y se espera que el demócrata con más años de servicio en el Senado presida el juicio y los demócratas aún sopesan si buscar a los testigos durante los procedimientos que podrían durar una parte de febrero.

El presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, no presidirá como lo hizo en el primer juicio político de Trump, según dos fuentes familiarizadas con el asunto. En cambio, se espera que presida el senador Patrick Leahy, presidente pro tempore del Senado, dijeron las fuentes. La Constitución dice que el presidente del Tribunal Supremo preside cuando la persona que enfrenta el juicio es el actual presidente de Estados Unidos, pero los senadores presiden en otros casos, dijo una fuente.

El protocolo de juicio político

La transmisión por parte de la Cámara del único cargo de acusación es la primera de varias funciones ceremoniales del juicio político que se completará esta semana, antes de que el Senado vuelva a confirmar el gabinete del presidente Joe Biden y potencialmente aprobar el paquete de ayuda del presidente para el covid-19.

publicidad

Todavía hay muchas preguntas sobre el juicio político que se avecina, incluido quién lo presidirá, cuánto tiempo durará el juicio y si se llamarán testigos.

Pero parte del cronograma en sí se resolvió después de una semana de incertidumbre sobre cuándo la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, enviaría el cargo al Senado, gracias a un acuerdo alcanzado entre los líderes del Senado el pasado viernes.

Según el acuerdo, el equipo legal de Trump y los fiscales de la Cámara tendrán dos semanas para intercambiar informes previos al juicio después de que el cargo se transmita al Senado.

¿Cómo procederá el juicio político contra Trump? 1:09

El cronograma del juicio político

Los fiscales de juicio político de la Cámara llevaron el cargo al Senado el lunes por la noche, y el representante Jamie Raskin, de Maryland, el fiscal principal de juicio político, leerá el cargo en la sala. El martes, los senadores prestarán juramento para el juicio como jurados. Luego habrá un período de dos semanas para los informes previos al juicio, y el juicio en sí comenzará la semana del 8 de febrero.

El acuerdo les da algo tanto al líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, como al líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, quienes están todavía en desacuerdo sobre un acuerdo de poder compartido en el Senado que tiene 50-50. El cronograma le da al equipo legal de Trump tiempo para prepararse para el juicio, después de que solo contrató a un abogado, Butch Bowers, de Carolina del Sur, la semana pasada.

Para Schumer y la administración de Biden, el receso de dos semanas permite que se confirme a más miembros del gabinete, ya que todos los demás asuntos del Senado se detendrán una vez que comience el juicio, luego de que los republicanos rechazaron aceptar dividir las jornadas de trabajo del Senado.

Los republicanos creen cada vez más que prácticamente no hay camino para la condena de Trump en el Senado, lo que requeriría que 17 miembros del Partido Republicano se unieran a los demócratas para una votación de dos tercios. Ambos han argumentado que el juicio en sí es inconstitucional porque Trump ya no es presidente (los académicos legales no están de acuerdo, aunque no hay precedentes) y que seguir adelante con el juicio político ahora es divisivo.

«Creo que el juicio es estúpido, creo que es contraproducente. Ya tenemos un incendio ardiendo en este país, es como tomar un montón de gasolina y verterlo sobre el fuego», dijo el senador republicano Marco Rubio, de Florida, en «Fox News Sunday».

Pero los demócratas argumentan que tiene que haber responsabilidad para el presidente después de que incitó a los agitadores que saquearon el Capitolio, el 6 de enero, en un esfuerzo por evitar que el Congreso promulgara una transferencia pacífica del poder.

«Fue un doble ataque a nuestra capital en una sesión conjunta del Congreso el mismo día en que cumplimos con nuestra obligación constitucional de certificar a los electores», dijo la representante Madeleine Dean, de Pensilvania, una de las nueve fiscales de juicio político de la Cámara de Representantes. «Es un crimen presidencial extraordinariamente atroz, y debemos seguir adelante».

La estrategia que usaría Trump ante el juicio político 1:07

El juicio político a Trump divide opiniones

Diez republicanos de la Cámara de Representantes votaron por acusar a Trump cuando la Cámara votó, a principios de este mes, para acusarlo por un solo cargo, incitación a la insurrección. Es probable que un puñado de republicanos del Senado también voten para condenarlo, incluso si es menos del número requerido para condenarlo y prohibirle que vuelva a postularse a un cargo público.

El senador Mitt Romney, de Utah, el único republicano que votó para condenar a Trump en el primer juicio político, dijo el domingo en el programa State of the Union, de CNN, que estaba «bastante claro» que celebrar el juicio era constitucional, rechazando la argumento proveniente de algunos de sus colegas republicanos en el Senado que les daría una razón para absolver a Trump.

«Creo que lo que se alega y lo que vimos, que es incitación a la insurrección, es un delito imputable. Si no, ¿cuál es?», dijo Romney sobre las acciones de Trump incitando a los seguidores pro-Trump que atacó el Capitolio.

Una de las cuestiones que rodean el juicio que podría resolverse esta semana es quién presidirá el juicio. El presidente de la Corte Suprema, John Roberts, presidió el juicio de Trump, el año pasado, pero es posible que no lo haga esta vez ahora que Trump es expresidente.

El senador Patrick Leahy, presidente pro tempore del Senado, dijo el domingo que es una «posibilidad real» que presida, y se ha estado preparando en caso de que tenga que asumir ese papel.

«No puedo decirles cuántos cientos de horas mi personal y yo hemos repasado el procedimiento de la Constitución, porque parece que bien podría ser yo quien presida el juicio», dijo Leahy en MSNBC, el domingo.