CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Seguridad

La jefa interina de la Policía del Capitolio le dice al Congreso que el departamento «falló» durante la insurrección

Por Whitney Wild, Annie Grayer, Chandelis Duster

(CNN) — La jefa interina de la Policía del Capitolio de Estados Unidos dijo a los miembros del Congreso durante una sesión informativa a puerta cerrada el martes que «el departamento no cumplió con sus propios altos estándares» el 6 de enero cuando una multitud de manifestantes pro-Trump invadió el edificio del Capitolio.

La jefa interina de la Policía del Capitolio (USCP, por sus siglas en inglés), Yogananda Pittman, calificó la insurrección como un «ataque terrorista» y ofreció sus «más sinceras disculpas en nombre del departamento», según sus declaraciones preparadas durante una sesión informativa para los legisladores sobre la Comisión de Asignaciones de la Cámara de Representantes con varias agencias que tuvieron un papel en la seguridad el 6 de enero.

Yogananda «Yogi» Pittman

Pittman también dijo que el departamento estaba al tanto de un «fuerte potencial de violencia» dirigido al Congreso y no tomó las medidas adecuadas para prevenirlo.

La admisión de Pittman se produce cuando los agentes de la Policía del Capitolio debaten si realizar un voto de censura contra los líderes del departamento que estaban trabajando el día de la insurrección, incluido Pittman. Una fuente le dijo a CNN que Pittman era la jefa de operaciones el día del asedio en el Capitolio y «nunca tomó el control de la radio ni les ordenó a los agentes qué hacer de ninguna manera».

Los agentes le han dicho a CNN que se sintieron abandonados y traicionados por el liderazgo del departamento.

«Permítanme ser clara: el Departamento debería haber estado más preparado para este ataque», dijo Pittman el martes. «Para el 4 de enero, el Departamento sabía que el evento del 6 de enero no sería como ninguna de las protestas anteriores realizadas en 2020. Sabíamos que asistirían grupos de milicias y organizaciones supremacistas blancas. También sabíamos que algunos de estos participantes tenían la intención de traer armas de fuego y otras armas al evento».

publicidad

Finalmente, Pittman asumió la responsabilidad de los errores que se cometieron al proteger el Capitolio.

«Como jefe interina, asumo la responsabilidad de los errores cometidos por el Departamento, y le prometo a esta comisión, al Congreso, al pueblo estadounidense y a mis colegas de la USCP que lo haremos mejor en el futuro, pero debemos hacer cambios», dijo.

El sargento de armas interino Timothy Blodgett emitió una evaluación contundente el martes de las fallas de seguridad que ocurrieron, tanto al prepararse para una protesta de esta naturaleza como al reaccionar a los eventos a medida que se desarrollaban, según su declaración preparada durante la sesión informativa del martes frente a los legisladores.

«Está claro que hubo una falla en la preparación. Ya sea inteligencia insuficiente o conflictiva, falta de capacidad para traducir esa inteligencia en acción, preparación insuficiente o capacidad inadecuada para movilizar agencias asociadas en busca de asistencia inmediata, una serie de eventos que antes se consideraban insondables, se desplegó permitiendo que se abrieran nuestras salas más sagradas. Y, lamentablemente, se perdieron varias vidas, incluidas las del agente Brian Sicknick y el agente Howard Liebengood», dijo Blodgett en sus comentarios.

Pittman describió cuatro cosas que hicieron que el departamento estuviera mal equipado para responder al ataque, incluida la falta de personal. La jefa interino dijo que los oficiales de la USCP no tenían el equipo adecuado a mano o de fácil acceso, y el proceso para sellar el edificio «puede que no se haya seguido de manera consistente». Por último, Pittman declaró que le dijeron al departamento que la comunicación por sus radios y el sistema de megafonía era difícil de escuchar durante el ataque.

Desde la insurrección, Pittman dijo que USCP se ha coordinado con la Guardia Nacional para asegurar el Capitolio y el complejo que lo rodea y ha «tomado medidas para garantizar» que USCP esté compartiendo y recibiendo información de inteligencia crítica de sus socios encargados de hacer cumplir la ley. Pittman también dijo que el director de inteligencia del departamento ahora está llevando a cabo reuniones informativas internas de inteligencia con funcionarios de USCP.

Pittman dijo que, en el futuro, «la infraestructura de seguridad del Capitolio debe cambiar y que el Departamento necesita acceso a recursos adicionales, tanto mano de obra como activos físicos».