CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Cambio climático

Biden apunta a un enfoque integral sobre el clima mientras detiene los nuevos arrendamientos para la extracción de petróleo y gas en terrenos federales

Por Maegan Vazquez, Kate Sullivan

(CNN) — El presidente de EE.UU. Joe Biden firmó varias acciones ejecutivas vinculadas con la crisis del clima este miércoles. Entre ellas hay una que ordena al secretario del Interior que haga una pausa en la firma de nuevos arrendamientos para la extracción de petróleo y gas natural en tierras públicas o aguas marinas.

Biden y otros funcionarios de la administración han enfatizado que la Casa Blanca está adoptando un enfoque de «todo el Gobierno» para abordar el cambio climático. También han subrayado que creen que las acciones del presidente ayudarán a estimular el crecimiento del empleo. Y han clasificado a las personas que trabajan en industrias vulnerables a la pérdida de empleos, como los mineros del carbón, bajo su paraguas de justicia ambiental.

‘Hoy es el día del clima’

«Hoy es el día del clima en la Casa Blanca, lo que significa que hoy es el día del empleo en la Casa Blanca. Estamos hablando de innovación estadounidense, productos estadounidenses, mano de obra estadounidense», dijo Biden al comienzo de sus declaraciones en la ceremonia de firma. y agregó: «Estamos hablando de la salud de nuestras familias y de agua más limpia, aire más limpio y comunidades más limpias. Estamos hablando de seguridad nacional».

Y continuó: «Es un futuro de enorme esperanza y oportunidades. Se trata de llegar al momento de abordar esta máxima amenaza que tenemos ahora por delante, el cambio climático, con un mayor sentido de la urgencia. En mi opinión, ya hemos esperado demasiado tiempo para afrontar esta crisis climática. No podemos esperar más».

El decreto sobre arrendamientos ordena al secretario del Interior que ponga en marcha una «revisión rigurosa» de los programas existentes de arrendamiento y concesión de permisos relacionados con el desarrollo de combustibles fósiles. Además, pide que identifique los pasos necesarios para duplicar la producción de energía renovable a partir de energía eólica marina para 2030, según una hoja informativa proporcionada por la Casa Blanca.

La suspensión de nuevos contratos de arrendamiento cumple una promesa de campaña de Biden. La decisión amplía una moratoria de 60 días emitida por el presidente en su primer día en el cargo. Las acciones climáticas de Biden marcan un cambio agudo con respecto a los esfuerzos de la administración Trump para maximizar la producción de combustibles fósiles y expandir las perforaciones de petróleo y gas en tierras federales. Los emisarios climáticos de la administración enfatizaron que esperan generar nuevas oportunidades laborales a partir de los cambios.

publicidad

La postura sobre el fracking

Durante la ceremonia de firma, Biden dijo que su administración «no va a prohibir la fracturación hidráulica (fracking)». «Protegeremos los puestos de trabajo y aumentaremos los empleos, incluso a través de normas más estrictas, como controles de las fugas de metano y trabajadores sindicalizados dispuestos a implementar los cambios», agregó.

En la campaña electoral, Biden se opuso explícitamente a una prohibición a nivel nacional de la fracturación hidráulica o fracking. También dijo que apoya el uso del fracking para abrir formaciones subterráneas de gas natural para «hacer la transición» a tipos de energía más limpios.

La coordinadora sobre clima de la Casa Blanca, Gina McCarthy, describió el decreto como uno que «ordena a todos los que trabajan para el presidente utilizar todas las herramientas disponibles a nuestra disposición para resolver la crisis climática. Porque vamos a adoptar un enfoque de todo el gobierno».

La cuestión del empleo

«Vamos a impulsar nuestra economía con energía limpia», agregó McCarthy. «Vamos a hacer eso de una manera que generará millones de empleos estadounidenses que serán bien pagos, que serán empleos donde los trabajadores tendrán la oportunidad de afiliarse a un sindicato porque, como el presidente Biden nos ha dicho a menudo, cuando piensa en el cambio climático, lo primero que piensa es en el empleo», agregó.

John Kerry, el nuevo enviado presidencial para el clima, abordó cómo los trabajadores de las industrias de combustibles fósiles y del carbón que pueden enfrentar riesgos para la salud en el trabajo tienen la oportunidad de hacer la transición a trabajos vinculados a energías alternativas menos riesgosos. Dijo que «se les ha alimentado con una falsa narrativa» de que «de alguna manera, lidiar con el clima se hace a costa de ellos. No. No es así». «Lo que les está sucediendo a ellos está sucediendo debido a otras fuerzas del mercado», agregó.

Biden apuesta por un enfoque global en la lucha contra la crisis del clima

Biden tiene un ambicioso plan contra el cambio climático 1:31

Kerry dijo a la prensa que Biden está poniendo en marcha estas acciones porque Estados Unidos necesita abordar el cambio climático a escala global.

«(Biden) sabe que (el acuerdo climático de París) por sí solo no es suficiente», dijo Kerry. «No cuando casi el 90% de todas las emisiones globales del planeta provienen de fuera de las fronteras de Estados Unidos. Podríamos llegar a cero mañana y el problema quedaría resuelto. Por eso hoy, una semana después de asumir el cargo, el presidente Biden firmará este conjunto de decretos adicionales para ayudarnos a avanzar en el camino, asegurando que la acción climática ambiciosa sea de alcance y escala global así como nacional, aquí en casa».

El miércoles, Biden también estableció que la crisis climática es un «elemento esencial de la política exterior y la seguridad nacional de Estados Unidos». El decreto instruye a la directora de Inteligencia Nacional, Avril Haines, a que prepare una estimación de inteligencia nacional sobre las implicaciones de seguridad de la crisis climática. Además solicita a todas las agencias que desarollen estrategias para integrar las consideraciones climáticas en su trabajo internacional.

Biden también restableció el Consejo de Asesores en Ciencia y Tecnología del Presidente y formará el Grupo de Trabajo Nacional sobre el Clima. Estará compuesto por líderes de 21 agencias y departamentos federales.

Biden organizará una Cumbre de Líderes sobre el Clima el Día de la Tierra, el 22 de abril. Además, Estados Unidos volverá a convocar el Foro de las Grandes Ecnomías. McCarthy dijo que Estados Unidos anunciaría su denominada Contribución Determinada a Nivel Nacional, requerida en el acuerdo climático de París al que Biden se reincorporó, antes de la cumbre de líderes programada para el Día de la Tierra.

Proteger la tierra y el agua

El decreto crea oficialmente la Oficina de Política Climática Nacional de la Casa Blanca, que estará dirigida por McCarthy. Anteriormente dirigió la Agencia de Protección Ambiental. También crea un consejo interinstitucional de justicia ambiental en la Casa Blanca y un consejo asesor de justicia ambiental en la Casa Blanca para priorizar la justicia ambiental.

Biden también tomará medidas para proteger el 30% de la tierra y el agua del país para el 2030. Un estudio de 2018 del Centro para el Progreso Estadounidense, una organización activista liberal con sede en Washington, encontró que solo el 12% de la tierra del país ha sido conservada. Esta cifra incluye los parques nacionales y refugios nacionales de vida silvestre.

El presidente establecerá una iniciativa del Cuerpo Civil del Clima para emplear a los estadounidenses en trabajos que incluyen la restauración de tierras públicas y aguas, el aumento de la reforestación y la protección de la biodiversidad.

También creó un grupo de trabajo interinstitucional sobre el carbón y las comunidades de las centrales eléctricas y el carbón y la revitalización económica. Estará copresidido por McCarthy y el director del Consejo Económico Nacional, Brian Deese. El grupo dará instrucciones a las agencias federales para que ayuden a las comunidades del carbón, el petróleo y el gas natural y las centrales eléctricas.

El papel de John Kerry en la lucha contra la crisis del clima de Biden

Biden ha tomado una serie de medidas que buscan volver a priorizar los temas ambientales y climáticos. Detuvo más de 100 acciones regulatorias sobre el medio ambiente tomadas por la administración Trump. Anunció que Estados Unidos se uniría al acuerdo climático de París y canceló el oleoducto Keystone XL. También dijo el lunes que planea reemplazar la flota de vehículos del Gobierno federal con autos eléctricos de fabricación estadounidense.

El presidente ha tratado de resaltar cómo su Gobierno se tomará la ciencia más en serio que la administración anterior. Además de nombrar a McCarthy como coordinador de clima de la Casa Blanca, nombró al exsecretario de Estado Kerry como enviado presidencial para el clima. Este es un cargo con nivel de gabinete que también tiene un puesto en el Consejo de Seguridad Nacional.

La administración de Biden ha dicho a los periodistas que deben esperar más informes de científicos y expertos en salud pública para explicar los esfuerzos en curso para combatir el covid-19, y no de personas designadas políticamente y del presidente. El Gobierno también se ha movido para elevar a nivel de gabinete el trabajo de asesor científico presidencial, una función que desempeña Eric Lander, un líder principal del Proyecto Genoma Humano.

Kristen Holmes, Gregory Wallace, Betsy Klein y Kevin Liptak de CNN contribuyeron a este informe.