CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia y Espacio

Hace 35 años el transbordador Challenger se desintegró 73 segundos después de su despegue. Todos sus tripulantes murieron

Por Allen Kim

(CNN) — Hace 35 años, la NASA sufrió una tragedia cuando el transbordador espacial Challenger se desintegró poco después de su lanzamiento. En el siniestro murieron los siete miembros de la tripulación a bordo.

Al despegar del Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral, Florida, las condiciones climáticas frías de esa mañana, combinadas con un defecto de diseño, causaron la falla del principal cohete propulsor y provocaron un colapso estructural.

MIRA: «Challenger: The Final Flight» aborda la explosión del transbordador espacial, 73 segundos después de su despegue en 1986

El tanque de combustible externo colapsó debido a una fuga, lo que liberó hidrógeno líquido y oxígeno líquido, generando una bola de fuego gigante, eso hizo que pareciera que el Challenger había explotado.

Allan McDonald, director del Proyecto de Motor de Cohetes Sólidos del Transbordador Espacial para la contratista de ingeniería Morton Thiokol, se negó a firmar una recomendación de lanzamiento para el Challenger la noche anterior por motivos de seguridad.

publicidad

El Challenger se desintegró 73 segundos después del lanzamiento aproximadamente a las 11:40 a.m. ET del 28 de enero de 1986.

El lanzamiento y la posterior explosión se transmitieron en vivo por CNN y se vieron en las aulas de EE.UU. esa mañana. La NASA instaló una transmisión satelital especial para las escuelas de todo el país para ver lo que se suponía que sería un momento histórico.

Se suponía que Christa McAuliffe, una maestra de secundaria de New Hampshire, sería la primera maestra civil y estadounidense en el espacio. Fue seleccionada como parte del programa Teachers in Space (Maestros en el espacio).

Se uniría al comandante Francis R. Scobee; el piloto Michael J. Smith; el especialista en cargas útiles Gregory Jarvis; y los especialistas de misión Ronald McNair, Ellison Onizuka y Judith Resnik para formar la tripulación de la Misión STS-51L.

Cada año, la NASA celebra un «Día del Recuerdo» para honrar a los astronautas caídos. Comenzó después del desastre del transbordador espacial Columbia, que se cobró la vida de su tripulación de siete miembros durante su regreso a la Tierra el 1 de febrero de 2003.