CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Sociedad

Canadiense establece su cuarto récord mundial por comer chiles picantes

Por Lauren M. Johnson

(CNN) — ¿Cuán rápido podrías comer un pimiento picante? ¿Qué hay de tres de los chiles más picantes del mundo?

Mike Jack, un hombre de Londres, Ontario, se comió tres chiles Carolina Reaper en 9,72 segundos, lo que marca el Guinness World Records el tiempo más rápido para comer tres de esos chiles, que según Guinness son los más picantes del mundo.

El video de Jack logrando la meta se publicó en la página de Facebook del Libro Guinness de los Récords Mundiales el miércoles, pero la fecha oficial del récord fue el 21 de noviembre de 2020.

Guinness certificó al Carolina Reaper como el pimiento más picante del mundo en 2017. Guinness dice que el ají produce un promedio de 1,5 millones de unidades de calor Scoville (SHU). La escala SHU para medir el calor del chile fue desarrollada por el químico estadounidense Wilbur Scoville, en 1912.

El promedio de un jalapeño puntúa entre 2.500 y 8.000 SHU, según Guinness.

publicidad

Jack está familiarizado con los récords mundiales porque previamente ha establecido tres de ellos, todos por consumir pimientos picantes, según Guinness.

Rompió su primer récord en enero de 2019, cuando logró el tiempo más rápido para comer tres chiles Bhut Jolokia. Se comió los pimientos picantes en 9,75 segundos.

Su segundo récord es el de la mayor cantidad de chiles Bhut Jolokia consumidos en un minuto, lo que logró el 2 de marzo de 2019 al comer 97 gramos.

Siguió eso cuando rompió el récord de la mayor cantidad de chiles Bhut Jolokia comidos en dos minutos, el 29 de febrero de 2020.

El chile Bhut Jolokia registra un poco más de 800.000 SHU, lo suficientemente fuerte como para que el Ejército indio lo use como ingrediente en una granada de mano utilizada para inmovilizar a los adversarios, según Guinness.