CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
EE.UU.

La Casa Blanca está abierta a reducir cheques de estímulo para familias que ganan más de US$ 150.000 en plan de ayuda por covid-19

Por Pamela Brown, Caroline Kenny

Washington (CNN) — El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, está abierto a algunas negociaciones sobre su paquete de ayuda por el covid-19 de 1,9 billones de dólares, dijo un alto funcionario de la administración a CNN, pero la contrapropuesta de 600.000 millones de dólares anunciada por algunos senadores republicanos el domingo «no va a satisfacer las necesidades».

La Casa Blanca está abierta específicamente a considerar reducir los cheques de estímulo para las familias que ganan más de US$ 150.000 por año, dijo el funcionario, pero la administración no está considerando cortar meses de acceso al seguro de desempleo o dinero para las escuelas.

El funcionario le dijo a CNN que si la contrapropuesta republicana avanzaba, los legisladores tendrían que volver a negociar en dos meses, lo que podría suceder en un panorama político aún más duro. El funcionario dijo que si bien la administración de Biden está abierta a que su paquete de ayuda sea menor a US$ 1,9 billones, no están considerando un plan de US$ 600.000 millones.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo en un comunicado el domingo por la noche que Biden invitó a los senadores republicanos detrás de la contrapropuesta a la Casa Blanca, «para un intercambio completo de puntos de vista».

«Con la grave amenaza que representa el virus para el país y las condiciones económicas sombrías para muchos, la necesidad de acción es urgente y la escala de lo que se debe hacer es grande», dijo.

Los 10 senadores dijeron en una declaración conjunta el domingo por la noche que aceptaron la invitación del presidente a la Casa Blanca el lunes por la tarde «para discutir el camino a seguir para el sexto paquete de ayuda bipartidista por covid-19».

publicidad

El paquete de ayuda republicano representa la respuesta más significativa hasta ahora al paquete planeado de la Casa Blanca, aunque con un costo de más de un billón de dólares menos que el plan demócrata, la propuesta republicana probablemente enfrentará la oposición de los demócratas en el Congreso.

La contrapropuesta incluye un total de US$ 160.000 millones para el desarrollo y distribución de vacunas, pruebas y rastreo, y tratamiento y suministros, incluida la producción y despliegue de equipo de protección personal. También incluye una nueva ronda de pagos directos para «las familias que más necesitan asistencia», extiende los beneficios federales de desempleo mejorados al nivel actual y proporciona US$ 4.000 millones para reforzar la salud por comportamiento y el abuso de sustancias.

Pero el líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, dijo el domingo al diario New York Daily News que la propuesta republicana es insuficiente, y que los republicanos deberían «negociar con nosotros, no hacer una oferta de tómalo o déjalo».

Y el senador de Vermont Bernie Sanders dijo el domingo que cree que hay suficientes votos demócratas para aprobar el paquete de ayuda por covid-19 de Biden a través de un proceso conocido como reconciliación, el cual requiere solo una mayoría simple.

Biden ha dicho que no está en contra de la reconciliación, pero el funcionario dijo el domingo que la Casa Blanca quiere «dar un lugar para los republicanos, pero no los van a engañar».

Las deliberaciones sobre el paquete de ayuda son una prueba temprana del compromiso declarado de Biden de negociación partidista durante su periodo como presidente. En su discurso inaugural a principios de este mes, el presidente pidió el bipartidismo y la unidad.

Hasta el domingo por la noche, no se habían tomado decisiones sobre los próximos pasos para reunirse con ninguna de las partes, aunque Psaki señaló en su declaración que Biden habló con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi y Schumer, sobre la legislación.

El presidente, dijo, «está agradecido de que el Congreso esté preparado para comenzar a actuar sobre el Plan de Rescate Estadounidense en tan solo su segunda semana completa en el cargo».

Manu Raju, Paul LeBlanc, Dana Bash, Lauren Fox, Devan Cole y Daniella Diaz de CNN contribuyeron a este informe.