CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Argentina

Argentina

La empresa argentina que se asoció a SpaceX de Elon Musk para lanzar sus satélites

Por Iván Pérez Sarmenti

(CNN Español) — Siempre fue una empresa particular y ahora se asocia con otra muy peculiar. Primero, por su actividad: la construcción y lanzamiento de satélites para observar la Tierra. Luego, por sus orígenes: Satellogic es una compañía sudamericana creada en 2010 por dos emprendedores argentinos que comenzaron a desarrollar satélites con nombres poco convencionales.

El primero, lanzado en 2013, lleva como nombre oficial CubeBug-1, pero fue apodado Capitán Beto en honor a la canción compuesta por el músico argentino Luis Alberto Spinetta en honor a Norberto «Beto» Alonso, el legendario mediocampista de River Plate. Manolito fue el segundo, una alusión al personaje de las historietas de Mafalda. Otros fueron bautizados como Milanesat, Fresco y Batata, un guiño a platos populares de la gastronomía argentina. La compañía ya ha puesto en órbita 21 satélites.

«En Satellogic lo que hacemos es construir satélites para la observación de la Tierra. Nuestros satélites llevan cámaras que nos permiten ver lo que pasa en el planeta en muy alta resolución para monitorear el desarrollo de infraestructura o agricultura forestal”, explica Emiliano Kargieman, cofundador de la empresa.

Esencialmente, los satélites dan vueltas alrededor de la Tierra, lo que les permite ir tomando imágenes que luego se transforman en información sobre lo que sucede en la superficie del planeta para diversos usos.

Satélites diseñados en Argentina, construidos en Uruguay

La empresa diseña y opera sus satélites en Argentina, pero los construye en Uruguay, dos países que no se caracterizan por su actividad espacial y menos desde el sector privado.

“Uno tiene la idea que todo lo que tiene que ver con un satélite y con el espacio está más centrado en Estados Unidos, en Rusia, ahora con China. Y cuando uno escucha que una empresa lo hace desde Sudamérica, suena como un poco raro”, dice Kargieman.

publicidad

«Hoy operamos en un montón de lugares. Todo lo que es investigación y desarrollo de los satélites lo seguimos haciendo en Argentina, donde tenemos el equipo de ingenieros más grande y la operación de los satélites. La fabricación, el ensamblado y la prueba de los satélites antes de lanzarlos lo hacemos en Uruguay, donde tenemos una planta de integración cerca de Montevideo», agrega.

Muchas otras actividades se realizan en oficinas distribuidas en España, Israel, Estados Unidos y China. “En Barcelona analizamos los resultados de lo que viene en los satélites, se empaqueta para entregárselo a los clientes y desarrollan las soluciones para los clientes. En Tel Aviv tenemos un equipo de desarrollo de software. Después tenemos equipos de desarrollo de negocios en Estados Unidos y en Beijing, aunque nuestro equipo comercial, en general, está bastante distribuido por el mundo. Fuimos localizando cada una de las porciones de la compañía donde más sentido tenía y nos pensamos al principio como una pequeña multinacional”, explica Kargieman.

El acuerdo con Space X

Pero ahora, luego de una década de funcionamiento, la empresa firmó un acuerdo con SpaceX, para el lanzamiento y puesta en órbita de sus nuevos productos. La compañía aeroespacial de Elon Musk será la encargada de poner en funcionamiento sus satélites. Esta alianza le permite a Satellogic reducir los tiempos entre el desarrollo y la puesta en órbita de sus satélites, gracias al programa de lanzamientos frecuentes de la empresa de Musk.

“Estamos felices de acordar el servicio de lanzamientos múltiples (MLA) con SpaceX, nuestro socio principal para los lanzamientos espaciales. Esperamos que sea el inicio de una larga serie de puesta en órbita de forma conjunta durante el despliegue de nuestra constelación”, escribió Kargieman en su cuenta oficial en Twitter al realizar el anuncio.

SpaceX, que en los últimos días fue noticia por las espectaculares imágenes de la explosión de un prototipo de uno de sus cohetes que intenta enviar a Marte, es otra empresa que ha revolucionado el mundo aeroespacial, entre otras cosas, con sus cohetes reutilizables.

Ambas compañías tienen un enfoque vertical que les permite reducir costos y acortar tiempos. SpaceX, por ejemplo, fabrica los componentes de sus cohetes y luego se encarga de su lanzamiento. Satellogic, por su parte, hace todo lo relacionado a sus satélites.

Primera misión

«Hoy somos la primera empresa de observación de la Tierra que está integrada verticalmente. Esto es que nosotros diseñamos y fabricamos cada uno de los sensores y los componentes que van en nuestros satélites. Integramos nuestros satélites, los operamos y después bajamos la información y la transformamos en algo que les sirva a los usuarios. Es un rango de punta a punta. Hoy somos la única empresa del mundo que lo hace y de alguna manera tuvimos que hacerlo para poder llegar a los costos que nos permitían ejecutar contra nuestra visión», se enorgullece Kargieman.

La primera misión con SpaceX será en junio próximo cuando pongan nuevos satélites de la compañía en órbita baja. Satellogic busca completar la primera etapa de su constelación de observación de la Tierra para fines de 2022, lo que le permitirá cubrir la totalidad de la superficie del planeta semanalmente y en alta resolución.

Después de completar tres lanzamientos en 2020, hoy la capacidad en órbita de Satellogic permite el acceso de hasta cuatro revisitas diarias de cualquier punto de interés en la Tierra y la recopilación de más de 4 millones de kilómetros cuadrados por día en datos de alta resolución.

Con los lanzamientos planificados con SpaceX para los próximos dos años, la compañía contará con más de 300 microsatélites en órbita y podrá realizar remapeos de forma diaria. Y todo operado desde Sudamérica.