CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
El Salvador

Nayib Bukele califica de «golpe de Estado» la petición de un diputado de estudiar su salud mental

Por Merlin Delcid

(CNN Español) — El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, calificó de «golpe de Estado parlamentario» la petición presentada el martes por un diputado opositor para que un equipo médico evalúe su condición física y mental para continuar en el cargo.

“Es increíble, pero revelador, ver a los autoproclamados ‘defensores de la democracia’ mantener total silencio ante el intento de un golpe de estado parlamentario, a solo días de una elección democrática en donde todas las encuestas dicen que perderán más del 80% de sus curules”, escribió Bukele en su cuenta de Twitter.

La petición en cuestión la presentó el diputado Ricardo Velásquez Parker, de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena). Está contemplada en el artículo 131, numeral 20, de la Constitución del país. Dicho artículo faculta a la Asamblea Legislativa para declarar la incapacidad física o mental del primer mandatario si una comisión médica así lo determina de forma unánime.

¿Qué proceso sigue ahora la petición?

“No podemos dejar el timón de esta nave republicana a un enfermo”, aseguró Velásquez Parker durante la sesión plenaria para justificar su propuesta. Esta será estudiada por la Comisión Política, integrada en su mayoría por diputados opositores.

Si la Comisión Política decide dar curso a la propuesta, deberán nombrar una comisión conformada por cinco médicos para que elaboren un informe, según lo establece el artículo 131 de la Constitución. El mismo dice que para declarar la incapacidad del presidente para seguir ejerciendo sus funciones, la Cámara de Diputados debe hacerlo con por lo menos 56 de los 84 votos.

publicidad

Esa cifra se alcanzaría con todos los legisladores de los partidos opositores Arena y FMLN. No obstante, algunos diputados de estos partidos ya se mostraron en desacuerdo. Mario Ponce, presidente de la Asamblea Legislativa, no cree que la petición logre aprobarse en caso de que llegue a votarse, según lo afirmó este miércoles durante la entrevista ‘Diana Verónica y Tony’, de una radio local.

Otra petición de destitución de Bukele

El izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) respaldó otra petición de algunas organizaciones para destituir a Bukele. El diputado Jorge Schafik Hándal presentó la petición que busca, por la vía del antejuicio, la destitución del presidente por la militarización de la Asamblea Legislativa el 9 de febrero de 2020, cuando Bukele irrumpió acompañado de policías y soldados para presionar a los diputados a que aprobaran un préstamo por US$ 109 millones. El préstamo estaba destinado a financiar la tercera fase de su plan de seguridad.

«Muchas supuestas ‘organizaciones de defensa de los derechos humanos’ y autoproclamados ‘defensores de la institucionalidad, de la democracia y de la separación de poderes’ callan ante un intento declarado de golpe de Estado. ¿Ven cómo en realidad no defienden nada de eso?”, escribió Bukele en otro tuit tras conocer las dos peticiones presentadas en la Asamblea.

Bukele ha mantenido una tensa relación con la Asamblea Legislativa desde que asumió la presidencia el 1 de junio de 2019. El primer mandatario ha gobernado desde entonces con respaldo minoritario. Esa relación, sin embargo, podría cambiar el 28 de febrero. En ese momento se llevarán a cabo las elecciones municipales, legislativas y del Parlamento Centroamericano.

Las mediciones de casas encuestadoras privadas y otras realizadas por universidades dan como favorito y por amplia mayoría al partido Nuevas Ideas, formado por Bukele tras su expulsión del FMLN, en octubre de 2017. Sin embargo, Nuevas Ideas no fue autorizado por el Tribunal Supremo Electoral para participar en las elecciones presidenciales de 2019, por lo que Bukele se inscribió y ganó en primera vuelta con el partido Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA). Las elecciones del 28 de febrero serán las primeras en las que participará Nuevas Ideas, que cuenta con el respaldo del mandatario salvadoreño.