CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Inmigración

Inmigración

Biden arma los planes para revertir la política de ‘Quédate en México’ para migrantes de la era Trump

Por Priscilla Alvarez, Geneva Sands, María Santana

(CNN) — El Gobierno de Biden está preparando los planes para la entrada gradual de los migrantes que estaban obligados a permanecer en México bajo una controvertida política de la era Trump, conocida informalmente como «Quédate en México», según tres funcionarios de Seguridad Nacional.

El presidente Joe Biden se comprometió a poner fin a la política de «Quédate en México». Durante la semana pasada, la administración ha estado en conversaciones sobre cuándo comenzar a admitir lentamente a los migrantes, muchos de los cuales buscan asilo en Estados Unidos, dijeron dos funcionarios.

Un borrador interno de documento subraya la importancia de tener en cuenta los protocolos de salud y seguridad, según dos funcionarios de Seguridad Nacional. También dice que las admisiones probablemente comenzarían en dos lugares aún por anunciar.

No se ha establecido un cronograma sobre cuándo se llevará a cabo el cambio o cuántos migrantes calificarían inicialmente.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Bajo la administración del expresidente Donald Trump, los migrantes de Centroamérica y otras partes del mundo que buscaban asilo en la frontera entre Estados Unidos y México estaban obligados a permanecer en México hasta sus audiencias en los tribunales de inmigración en Estados Unidos. Eso significaba esperar meses, si no años, en condiciones de miseria y bajo la amenaza de extorsión, agresión sexual y secuestro.

publicidad
Abogado aclara dudas de inmigración en EE.UU. 3:48

Esa política fue un cambio sin precedentes de los protocolos anteriores. Estos permitían el ingreso de migrantes a medida que pasaban por sus audiencias de inmigración en Estados Unidos.

La admisión de migrantes sujetos a la política de la era Trump es una tarea complicada, dada la vulnerabilidad de la población y los desafíos en la comunicación del proceso y las expectativas.

Buscar una solución ‘justa y equitativa’

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, dijo a CNN a principios de este mes que ha estado involucrado en diálogos sobre poner fin a la política de ‘Quédate en México’.

«La urgencia de esto no puede ser mayor», dijo.

Las discusiones en curso se han centrado en cómo encontrar una ‘manera justa y equitativa’ de comenzar a traer personas de vuelta a Estados Unidos, dijo un funcionario del DHS, y agregó que una opción es situar primero en la fila a aquellas personas incorporadas en el programa en primera instancia.

Eso también plantea preguntas sobre cómo procesa Estados Unidos las nuevas llegadas. Y además sobre qué sucede con las personas que han estado esperando durante meses, dijo el funcionario. Agregó además que las conversaciones también han tenido en cuenta las precauciones por el covid-19.

Biden es la única esperanza que tenemos, dice inmigrante 2:07

Bajo la administración Trump, había un grupo de trabajo para evaluar si se podían realizar audiencias virtuales para los migrantes que esperaban en México. Sin embargo, nunca se les ocurrió una «solución viable», dijo el funcionario del DHS a CNN.

La pandemia cerró los tribunales de inmigración y retrasó los casos, lo que dio lugar a que los migrantes se quedaran en México por períodos más largos y alimentó la frustración entre quienes llevaban esperando un tiempo prolongado.

El funcionario dijo que aunque «el programa de la era Trump parecía tener un sesgo político», se hizo «por necesidad». Y advirtió que si la nueva administración termina este programa y otros, la Patrulla Fronteriza probablemente liberará más migrantes en Estados Unidos. Sin embargo, defensores de los inmigrantes y abogados han argumentado que el programa puso a los migrantes en peligro.

En sus primeras horas en el cargo, Biden detuvo la inscripción de nuevos migrantes al programa.