CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia y Espacio

OPINIÓN | Los siete minutos de terror que me harán sudar con la misión de Marte

Por Dr. Don Lincoln

Nota del editor: Don Lincoln es un científico senior en el Laboratorio del Acelerador Nacional Fermi. Es autor de varios libros de ciencia para el público en general, incluido el audiolibro más vendido "La teoría del todo: la búsqueda para explicar toda la realidad". También produce una serie de videos de educación científica. Síguelo en Facebook. Las opiniones expresadas en este comentario son únicamente suyas. Vea más artículos de opinión en CNN.

(CNN) -- En las profundidades del espacio, un proyectil veloz se aleja de la Tierra y se dirige hacia una cita con el destino.

La nave espacial de la NASA que sostiene un robot con el noble nombre Perseverance está en camino a Marte. Perseverance explorará la superficie marciana, con la tarea de buscar evidencia de vida y recolectar muestras que los investigadores esperan que algún día regresen a la Tierra para su análisis.

Descubrir que la vida evolucionó en un planeta diferente a la Tierra cambiaría la comprensión de la humanidad sobre su lugar en el cosmos. La última vez que ocurrió tal avance de cambio de paradigma fue en 1610, cuando Galileo vio por primera vez las lunas de Júpiter, lo que demuestra que la Tierra (y, por extensión, la humanidad) no está en el centro del universo. Y, dado que nuestro vecino celestial alguna vez albergó agua líquida, es un lugar excelente para buscar vida antigua.

La exploración es lo que hace la humanidad. Está en nuestra naturaleza. Hemos explorado nuestro planeta y algún día esperamos dejar la Tierra para explorar primero el sistema solar y luego las estrellas. Pero primero debemos aprender a hacerlo. Y si Perseverance tiene éxito y encuentra evidencia de vida antigua marciana, nos dirá algo enorme sobre el universo que nos espera.

MIRA: Krispy Kreme celebra la llegada del rover Perseverance a Marte con una dona

El jueves, los ingenieros de la NASA enviarán la señal que dirigirá la nave de descenso hacia la superficie. Esta es, por mucho, la parte más peligrosa de la misión. Dado que Marte se encuentra actualmente a unos 200 millones de kilómetros de la Tierra, una señal de radio tarda más de once minutos en viajar entre los planetas.

Pero la secuencia de descenso toma menos que eso, siete minutos, de hecho. Por lo tanto, el proceso de amartizaje en Marte tiene que ser completamente automatizado, hecho por la propia nave espacial, confiando en el ingenio de los ingenieros y programadores de la NASA para hacerlo bien. Y, por muy buenos que sean, tienen motivos para estar nerviosos. Solo aproximadamente la mitad de las misiones a Marte han llegado a la superficie con éxito. No es de extrañar que la fase de amartizaje se llame "siete minutos de terror".

Una vez que la nave de desembarco comienza a descender al planeta, se deben ejecutar correctamente una serie de pasos increíblemente complejos. Primero, la atmósfera marciana se utiliza para ralentizar la nave. Un escudo térmico protege la delicada sonda durante esta etapa. El escudo es necesario, ya que las temperaturas durante el descenso subirán hasta los 2.370 ° F (1.300 ° C).

Cuando la nave esté a unas 7 millas (11 km) sobre la superficie, disparándose a unas 540 mph (865 kph), desplegará un paracaídas para reducir la velocidad. Una vez que la nave se desacelera lo suficiente, arrojará el paracaídas y el escudo térmico y los cohetes se harán cargo. Durante los últimos 60 segundos aproximadamente, la nave descenderá lentamente con la energía de un cohete, hasta que se acerque a la superficie. En ese punto, la nave flotará y bajará el módulo de amartizaje Perseverance sobre la superficie marciana utilizando cables de nailon. Cuando Perseverance está en el suelo, las cuerdas se desprenderán y el mecanismo de amartizaje saldrá disparado para estrellarse lejos.

Este proceso de amartizaje suena extremadamente complicado, pero así es exactamente como el rover Curiosity de la NASA llegó con éxito en Marte. Curiosity amartizó en 2012 y sigue funcionando. Curiosity ha tenido un éxito asombroso, y la NASA espera que Perseverance tenga una historia igualmente exitosa.

Perseverance llegará a la superficie a unas 2.300 millas del rover Curiosity, en el cráter Jezero en Marte, que una vez fue un delta de un río, desembocando en un lago. Los investigadores creen que si alguna vez existió vida en Marte, entonces el lugar para buscarla es un lugar húmedo y los minerales de un delta de un río fosilizado son una bóveda ideal para almacenar la evidencia.

Dos de los otros objetivos de Perseverance son estudiar el clima y la geología de la superficie marciana, pero también tiene la tarea de una cuarta misión de realizar mediciones que ayudarán a los científicos e ingenieros a planificar futuras misiones tripuladas.

Perseverance es también el primer rover diseñado para recolectar y preservar muestras de roca, que con suerte algún día regresará a la Tierra. La nave espacial actual no puede lograr esto. Tendrá que esperar a una posible misión futura. Esta segunda misión, si ocurre, está programada para 2026, con una fecha de regreso aproximada de 2031.

Además de las misiones principales de Perseverance, la sonda también contiene lo que se llama una "misión de demostración de tecnología". Este es el Helicóptero Ingenuity Mars. Este helicóptero pesa alrededor de cuatro libras (1,8 kg) y es muy similar a un dron como el que podrías volar desde tu patio trasero. La sonda pequeña y autónoma es el primer ejemplo de un dispositivo que volará en la delgada atmósfera marciana.

La sonda ayudará a los investigadores a decidir en qué direcciones enviar al rover Perseverance para explorar.

Si bien la misión principal de Perseverance durará un año marciano (687 días terrestres), si el rover Curiosity es un ejemplo, Perseverance podría operar durante una década, recopilando un tesoro de datos. Si la secuencia de amartizaje tiene éxito, Perseverance contribuirá en gran medida a nuestra comprensión del entorno marciano y puede proporcionar la primera evidencia de la vida antigua marciana.

Si bien la sonda Perseverance es muy emocionante, no es la única que está programada para llegar a Marte. También se lanzaron otras dos sondas al mismo tiempo. Una fue la sonda china Tianwen-1 que, si tiene éxito, llevará un rover a la superficie marciana quizás en mayo o junio. Esto convertirá a China en el segundo país en llevar a la superficie de Marte con éxito un rover. (La misión rusa Mars 3 en 1971 amartizó, pero falló menos de dos minutos después de tocar la superficie marciana y después de enviar una sola imagen gris. El orbitador Tianwen-1 entró en órbita marciana el 10 de febrero.

Además, los Emiratos Árabes Unidos enviaron una sonda orbitador marciano, con el nombre de Hope. Este orbitador llegó a Marte el 9 de febrero.

MIRA: Explora el cráter Jezero, el futuro hogar del rover Perseverance de la NASA

Esperemos que la NASA obtenga otra marca en la columna de victorias. Sé que aguantaré la respiración durante esos siete minutos de miedo.