CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Inmigrantes indocumentados

ICE planea liberar algunas familias de inmigrantes detenidas, dicen autoridades

Por Priscilla Alvarez, María Santana

(CNN) –– El Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) planea liberar a algunas familias de inmigrantes que están detenidas, según dos funcionarios de Seguridad Nacional. La medida busca acomodar la llegada de migrantes arrestados en la frontera entre EE.UU. y México, según las fuentes.

Durante las últimas semanas, se ha registrado un número creciente de migrantes detenidos en la frontera sur de EE.UU., aunque la mayoría aún es rechazada bajo una orden de salud pública que se promulgó en el mandato del expresidente Donald Trump. Esa orden permite a los funcionarios fronterizos expulsar rápidamente a los migrantes, incluidos los que buscan asilo, a México o a su país de origen.

Las familias que detiene ICE generalmente pueden quedar en libertad mientras sus casos avanzan en el sistema judicial de inmigración. Cuando las liberan, las familias a menudo se reubican para vivir con amigos o familiares en Estados Unidos.

«La mayoría de las familias tiene seres queridos o amigos en EE.UU. que las reciben», señaló Bridget Cambria, abogada de inmigración que representa a familias detenidas. «En casos inusuales ––y es raro–– en los que una familia no tiene amigos ni familiares, nosotros, al menos en nuestros casos, hemos podido ubicarlos en entornos comunitarios», añadió.

En medio del litigio en curso sobre el orden de salud pública y las crecientes discusiones, los funcionarios se preparan ante el escenario de que se necesita espacio para atender y procesar a las familias que lleguen a la frontera entre EE.UU. y México en el futuro cercano.

Las familias están detenidas en tres centros administrados por ICE: Berks en Pensilvania, South Texas (Dilley) y los centros residenciales familiares del condado Karnes en Texas. El año pasado, organizaciones de defensa de los inmigrantes presentaron una demanda para solicitar la liberación inmediata de las familias detenidas. Esto, bajo la pandemia de coronavirus. El caso aún está en curso.

publicidad
EE.UU.: Gobierno de Joe Biden aborda casos de inmigrantes 0:43

Hasta el 9 de febrero, había 386 personas detenidas en Dilley, 69 en Karnes y 34 en Berks, según ICE. Las cifras pueden variar a medida que a las familias las deportan o les permiten ingresar a Estados Unidos. La agencia no respondió de inmediato para comentar sobre la liberación de las familias detenidas que se espera.

Aún no está claro si los planes de liberar a las familias se implementarían en los tres centros de detención familiar. Según un funcionario, el proyecto de liberar a las familias en Dilley es inminente, pero depende del clima.

Desde el comienzo de la pandemia, ICE ha liberado a más de 900 personas que fueron consideradas vulnerables al virus. La decisión se tomó tras «evaluar su historial de inmigración, antecedentes penales, amenaza potencial a la seguridad pública, riesgo de fuga y preocupaciones de seguridad nacional», según la agencia. ICE también redujo la entrada de nuevos detenidos.

La Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de EE.UU. (CBP, por sus siglas en inglés) atribuye el aumento de los arrestos en la frontera entre EE.UU. y México en parte a la inestabilidad de los países de origen, agravada por la pandemia de coronavirus. También a las percepciones de cambios instantáneos en las políticas de inmigración de EE.UU. En enero, hubo un promedio de alrededor de 3.000 arrestos por día a lo largo de la frontera sur, según CBP.

La mayoría de quienes cruzan la frontera desde octubre de 2020 son adultos solteros, muchos de los cuales provienen de México. En enero, la Patrulla Fronteriza de EE.UU. arrestó a más de 75.000 migrantes en la frontera sur. Lo que representa un aumento frente a los 71.000 de diciembre, según los datos más recientes. De ellos, los adultos solteros representaron alrededor de 62.000 arrestos.

Pero destaca el aumento de mes a mes, dado que generalmente hay una caída entre diciembre y enero debido a las vacaciones. Así lo mencionó un exfuncionario de Seguridad Nacional. Y es especialmente preocupante entre las familias y los niños migrantes no acompañados.

Mientras tanto, la Casa Blanca advirtió a quienes consideran llegar a EE.UU. que los rechazarán en gran medida.

Inmigración: Casa Blanca anuncia proyecto de ley 1:14

«Este no es el momento de venir», dijo la semana pasada la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki. Durante su declaración citó la pandemia y los esfuerzos en curso para poner en marcha un proceso integral. «La gran mayoría de las personas serán rechazadas. Los procesos de asilo en la frontera no ocurrirán de inmediato, tomará tiempo implementarlos», añadió.

El gobierno de Biden está empezando a realizar una serie de revisiones del sistema de inmigración, incluida la detención de inmigrantes.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, sugirió en una llamada con defensores de inmigrantes esta semana que la administración planea adoptar un enfoque diferente a la detención, dijo a CNN una fuente familiarizada con la llamada. Mayorkas discutió revisar todas las formas de detención. Entre ellas, las alternativas como monitores de tobillo, y reconsiderar la detención familiar por completo.

Las revisiones en curso están van en línea con un decreto firmado el primer día de Biden en el cargo. La medida revocó el decreto de Trump de 2017 que hizo que todos los inmigrantes indocumentados fueran una prioridad en los arrestos de ICE.

Como parte de ese esfuerzo, la agencia se prepara para implementar nuevas pautas que reducirían las medidas de ejecución. Y poder centrarse más específicamente en los inmigrantes que representan un riesgo para la seguridad nacional, la seguridad fronteriza o la seguridad pública, según el borrador de la guía provisional obtenida por CNN.

El gobierno de Biden también actuó rápidamente para suspender las deportaciones por un período de 100 días. Medida que fue bloqueada temporalmente por un juez federal en Texas.