CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

No usar mascarilla es un factor clave en los brotes de coronavirus en gimnasios, según estudios

Por Deidre McPhillips

(CNN) — Utilizar mascarillas y mantener otras precauciones de seguridad es clave para detener la propagación del coronavirus cuando se hace ejercicio grupal en lugares cerrados como gimnasios, según dos nuevos informes publicados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

Los dos estudios, publicados el miércoles, vinculan brotes de covid-19 durante el verano con instalaciones para hacer ejercicio en Chicago y Honolulu.

En el informe de Chicago, el 60% de las personas que asistió a clases presenciales de fitness en una instalación entre el 24 de agosto y el 1 de septiembre dio positivo por covid-19. Otro 7% de los asistentes informó síntomas compatibles con la enfermedad.

Si bien se implementaron algunas medidas de mitigación en el lugar —incluidos los controles de temperatura y exámenes de detección de síntomas requeridos al ingresar— se permitía a los asistentes quitarse las mascarillas mientras hacían ejercicio, según el informe.

Clases en el gimnasio sin mascarilla vs. clases con mascarilla: ¿qué sucede?

En Honolulu, 21 casos se relacionaron con un instructor de fitness que dio positivo por covid-19 el 1 de julio.

Aproximadamente dos días antes de experimentar los síntomas, el instructor de fitness dirigió una clase de yoga para 27 personas en las que usó mascarilla. No se informaron casos de covid-19 entre estos participantes.

publicidad

Unas horas antes de la aparición de los síntomas, el mismo instructor dirigió una clase con bicicletas fijas para 10 personas. Ninguna de ellas llevaba mascarilla. Todos los participantes dieron positivo por covid-19 después, incluido un segundo instructor de fitness vinculado a casos adicionales.

Según el primer informe, “el mayor esfuerzo respiratorio que se produce en los espacios cerrados de las instalaciones de ejercicio en interiores facilita la transmisión» del virus. Los gimnasios deben reducir el tamaño de las clases y exigir un distanciamiento físico. Además, incluso cuando hay una distancia de dos metros, los CDC recomiendan el uso de mascarillas para reducir la transmisión del coronavirus.

La agencia también dice que las instalaciones deben mejorar la ventilación. Además, alientan a los clientes y al personal de gimnasios a seguir el protocolo adecuado de cuarentena y aislamiento después de una posible exposición al coronavirus o frente a la aparición de síntomas.