CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Elizabeth Warren propone impuesto sobre el patrimonio de los ‘ultramillonarios’ en EE.UU.

Por Tami Luhby

(CNN) — Ahora que los demócratas controlan la Casa Blanca y el Congreso, el presidente Joe Biden y otros líderes del partido están presionando para gastar mucho para reactivar la economía y abordar la desigualdad de ingresos.

La senadora de Massachusetts Elizabeth Warren, la representante de Washington Pramila Jayapal y el representante de Pensilvania Brendan Boyle quieren que los ultrarricos paguen por ello.

Los tres demócratas dieron a conocer la Ley de Impuestos Ultramillonarios el lunes por la mañana. Impondría un impuesto anual del 2% sobre el patrimonio neto de los hogares y fideicomisos de entre US$ 50 millones y US$ 1.000 millones, así como una sobretasa anual del 1% sobre los activos por encima de US$ 1.000 millones, para un impuesto del 3% en general para los multimillonarios.

La controvertida propuesta, copatrocinada por el senador de Vermont Bernie Sanders y otros, es similar a la que Warren presentó en 2019 como candidata de las primarias demócratas. Gravar a los ricos sirvió como una forma principal para que Warren y Sanders plantearan financiar sus planes para expandir la cobertura de salud, el cuidado infantil y otras propuestas cuando competían por la candidatura primaria.

«A medida que el Congreso desarrolla planes adicionales para ayudar a nuestra economía, el impuesto sobre el patrimonio debería estar en la parte superior de la lista para ayudar a pagar estos planes debido a las enormes cantidades de ingresos que generaría», dijo Warren en un comunicado. «Este es dinero que debería invertirse en cuidado infantil y educación temprana, K-12 [sistema de escolarización], infraestructura, todos los cuales son prioridades del presidente Biden y los demócratas en el Congreso».

Aproximadamente 100.000 familias estadounidenses estarían sujetas al impuesto, que recaudaría alrededor de US$ 3 billones en una década, según un análisis proporcionado por los legisladores. Fue realizado por los profesores de la Universidad de California en Berkeley Emmanuel Saez y Gabriel Zucman, quienes son bien conocidos por su trabajo de izquierda sobre la desigualdad de ingresos y riqueza.

publicidad

La estimación de ingresos es más alta que la que le proporcionaron a Warren durante la campaña en parte porque la cima de la riqueza, particularmente entre los multimillonarios, ha crecido en los últimos dos años y se espera que continúe aumentando, dijeron. Hace dos años, estimaron que recaudaría 2,75 billones de dólares en una década y afectaría a 75.000 hogares.

Aunque el coronavirus provocó una fuerte recesión económica en EE.UU., ha tenido un impacto muy dispar en las familias estadounidenses. Los hogares de mayores ingresos han mantenido en gran medida sus puestos de trabajo a través del teletrabajo, y las ganancias del mercado de valores han aumentado su patrimonio neto. Los que se encuentran en el extremo opuesto de la escala se han visto afectados de manera desproporcionada por los despidos y han tenido más dificultades para encontrar nuevos trabajos durante la llamada recuperación «en forma de K».

Sin embargo, gravar la riqueza podría ser muy difícil. Hay dudas sobre si está permitido por la Constitución de Estados Unidos, y los académicos legales se encuentran en ambos lados del argumento.

Además, los impuestos sobre el patrimonio pueden ser difíciles de administrar, ya que los ricos a menudo tienen activos que son difíciles de valorar.