CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Empresas

El gobierno de Biden cambia las reglas del PPP para ayudar a empresas más pequeñas

Por Katie Lobosco

(CNN) — El gobierno de Joe Biden anunció varios cambios en el Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP, por sus siglas en inglés) para llegar a las empresas propiedad de minorías y pequeños negocios que no pudieron acceder anteriormente a préstamos para ayudar a lidiar con la pandemia de coronavirus.

Desde el pasado miércoles, las pequeñas empresas con menos de 20 empleados tendrán una ventana exclusiva de dos semanas para solicitar la financiación. Las empresas más grandes no podrán solicitar durante ese período de tiempo.

El gobierno también cambiará algunas reglas para poder recibir estas ayudas a partir de la primera semana de marzo. Los autónomos, los propietarios únicos y los contratistas independientes ahora pueden calificar para recibir más dinero. Antes estaban completamente excluidos o recibieron cantidades tan pequeñas como un dólar porque los montos de los préstamos se calculaban en función del número de empleados.

El programa de préstamos también se abrirá a los propietarios de pequeñas empresas con delitos graves no relacionados con fraude, a los morosos en sus préstamos estudiantiles federales y a algunos residentes no ciudadanos, como los titulares de green cards o tarjetas verdes o los que están en el país con visas. Todos ellos estaban excluidos anteriormente.

El presidente Biden dijo que los cambios están destinados a «asegurarnos de que velemos por los negocios familiares más de lo que lo habíamos hecho».

«Nos aseguraremos de que cada dólar se gaste bien. Estos cambios darán la ayuda necesaria y esperada a las pequeñas empresas que necesitan ayuda para seguir abiertas, conservar los trabajos y llegar a fin de mes», dijo Biden el 22 de febrero.

publicidad

«Recuperar nuestra economía significa recuperar nuestras pequeñas empresas. Y eso es lo que vamos a hacer y lo que estoy haciendo hoy», agregó.

Un funcionario del gobierno dijo en una llamada con periodistas el domingo que «si bien el Programa de Protección de Cheques de Pago ha supuesto un alivio urgente a muchas empresas en todo el país, la ronda inicial de PPP del año pasado dejó fuera a demasiadas empresas familiares y propiedad de minorías mientras que las empresas más grandes y bien conectadas obtuvieron fondos rápidamente».

Problemas iniciales

El Congreso creó el programa de préstamos condonables en marzo pasado para ayudar a los propietarios de pequeñas empresas que tuvieron que cerrar sus puertas debido a las medidas estatales y locales de confinamiento por la pandemia. La primera ronda de préstamos tardó en llegar a las empresas más pequeñas y las que no tenían una relación con un prestamista pudieron haberse quedado fuera.

El primer programa cerró en agosto, pero los legisladores agregaron fondos en diciembre y reabrieron el programa para que los propietarios pudieran solicitar un segundo préstamo. El Congreso orientó los nuevos préstamos a aquellos con menos de 300 empleados que han visto caídas de al menos el 25% en sus ingresos durante el primer, segundo o tercer trimestre de 2020. Los legisladores también destinaron 12.000 millones de dólares para empresas propiedad de minorías.

Desde la reapertura del programa, se han prestado alrededor de 134.000 millones a 1,8 millones de propietarios de pequeñas empresas. Aproximadamente la mitad de los fondos asignados en diciembre se mantienen y estarán disponibles hasta el 31 de marzo.

Más dinero sobre la mesa

El proyecto de ley de ayuda respaldado por los demócratas que busca su aprobación en el Congreso agregaría 7.000 millones de dólares al programa y le abriría l a puerta de estos fondos a más organizaciones sin fines de lucro.

Otros 175 millones de dólares se destinarían a la divulgación y promoción, mediante la creación de un programa para ayudar a identificar las empresas que pueden solicitar estas ayudas.

El proyecto de ley también proporcionaría 15.000 millones al programa llamado Emergency Injury Disaster Loan (EIDL, por sus siglas en inglés), que da préstamos a largo plazo y con bajo interés de la Administración de Pequeñas Empresas. A las pequeñas empresas gravemente afectadas con menos de 10 trabajadores se les dará prioridad para recibir parte del dinero.

También proporciona 25.000 millones para un nuevo programa de subvenciones específicamente para bares y restaurantes. Las empresas que cumplan los requisitos pueden recibir hasta 10 millones de dólares y pueden usar el dinero para gastos que incluyen nómina, hipoteca y alquiler, servicios públicos y alimentos y bebidas.

(Con información de Arlette Sáenz, Nikki Carvajal y Devan Cole)

PPP