CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Marihuana

Vapear marihuana está relacionado con lesiones pulmonares en adolescentes, según un estudio

Por Sandee LaMotte

(CNN) — Los adolescentes tienen casi el doble de probabilidades de reportar «sibilancias o silbidos» en el pecho después de vapear marihuana que después de fumar cigarrillos o utilizar cigarrillos electrónicos, encontró un nuevo estudio.

«Esto nos sorprendió, pensamos que encontraríamos más síntomas respiratorios negativos tanto en los consumidores de cigarrillos como en los de cigarrillos electrónicos», dijo la autora del estudio, Carol Boyd, codirectora del Centro para el Estudio de las Drogas, el Alcohol, el Tabaquismo y la Salud en el Universidad de Michigan en Ann Arbor.

«Sin duda, los cigarrillos y los cigarrillos electrónicos no son saludables ni buenos para los pulmones. Sin embargo, vapear marihuana parece incluso peor», dijo.

«Dado que muchos adolescentes que vapean nicotina también vapean cannabis, recomiendo a los padres que traten todos los vapeos como un comportamiento de riesgo (como el consumo de alcohol o drogas)», dijo Boyd por correo electrónico.

Vinculan vapear hierba con una enfermedad pulmonar nueva mortal

Vapear marihuana está asociado con una enfermedad pulmonar peligrosa recientemente identificada llamada EVALI, abreviatura de lesión pulmonar asociada al vapeo o uso del cigarrillo electrónico.

La enfermedad fue identificada por primera vez por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) en agosto de 2019. En ese momento, jóvenes por lo demás sanos comenzaron a ser hospitalizados por infecciones pulmonares graves, a veces fatales, en todo el país.

publicidad

Pronto se encontró un vínculo entre la nueva condición mortal y el vapeo. En estos casos desempeñaba un papel importante el acetato de vitamina E, una sustancia oleosa pegajosa que suele añadirse a los productos de vapeo para espesar o diluir el aceite de los cartuchos.

Eso fue especialmente común en los productos de vapeo que contienen THC, el principal compuesto psicoactivo de la marihuana.

«Según los CDC, el 84% de los casos de EVALI estaba asociado con productos que contienen cannabis», dijo Boyd.

Hasta febrero de 2020, se han confirmado 68 muertes por EVALI en 29 estados y el Distrito de Columbia.

Cinco síntomas respiratorios

El nuevo estudio, publicado el miércoles en el Journal of Adolescent Health, analizó los datos recopilados durante un período de dos años por el estudio Population Assessment of Tobacco and Health (PATH, por sus siglas en inglés). Se trata de un estudio nacional longitudinal del impacto en la salud del consumo de tabaco realizado por los Institutos Nacionales de Salud y la Administración de Medicamentos y Alimentos.

Una cuarta fase del estudio PATH pidió a casi 15.000 adolescentes de entre 12 y 17 años que describieran su consumo de cigarrillos y marihuana y uso de cigarrillos electrónicos durante los últimos 30 días. También el tiempo total que habían pasado vapeando marihuana durante su «vida».

También se le preguntó a cada adolescente si había tenido alguno de estos cinco síntomas durante el último año: sibilancias o silbidos en el pecho, sueño alterado debido a sibilancias, limitación en el habla debido a sibilancias, sibilancias durante o después del ejercicio y tos seca por la noche que no se debiera a un resfriado o una infección en el pecho.

Después de analizar los datos, Boyd y su equipo encontraron que el «vapeo de cannabis a lo largo de la vida de los adolescentes» estaba asociado con los cinco síntomas respiratorios negativos.

«Esto no resultó cierto para el consumo de cigarrillos o cigarrillos electrónicos», dijo Boyd.

Una advertencia para padres y adolescentes

El estudio estuvo limitado por las preguntas originales formuladas en el estudio PATH. Esto impidió que los investigadores pudieran explorar completamente el vapeo de cannabis a lo largo del tiempo. El estudio longitudinal, que es una encuesta de hogares, también excluyó a adolescentes que residen en instituciones que «podrían tener tasas más altas de consumo de cannabis», dijo Boyd.

A pesar de esas limitaciones, «el estudio actual tuvo una muestra nacional grande y encontramos una asociación sólida entre el consumo de cannabis a lo largo de la vida con ENDS (sistemas electrónicos de administración de nicotina) y los síntomas respiratorios durante una etapa crítica del desarrollo entre los jóvenes», dijo Boyd.

¿Aplicarían estos problemas de salud también a los adultos que vapean marihuana? El estudio no fue diseñado para probar eso, dijo Boyd. La experta explicó que «vapear THC/CBD es un comportamiento relativamente nuevo y, por lo tanto, no muchas personas mayores de 25 años vapeaban cannabis en la adolescencia». «Tenemos muy pocos datos para hacer un evaluación», explicó.

Eso no significa que vapear sea un comportamiento seguro, enfatizó Boyd.

«A menudo se me acercan tanto padres como adolescentes que creen que vapear cannabis está ‘bien’ y es mejor que fumar (un porro, un canuto, un bluntobie, etc.). Y entonces me preguntan: ‘Vapear es seguro, ¿verdad?'», dijo.

«Mi reacción: ‘Te estás engañando a ti mismo. Sabemos que inhalar humo de tabaco/cannabis caliente en los pulmones no es saludable y puede causar bronquitis o problemas respiratorios potencialmente mortales», explicó.

«Y, sin embargo, parece que crees que calentar los productos químicos (incluidos los carcinógenos) en vapor e inhalarlos es saludable. Mi respuesta es: ‘No, no es un comportamiento saludable'», remarcó la autora.