CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Corea del Norte

Corea del Norte

Corea del Norte realiza su primera prueba de armas en la presidencia de Biden

Por Zachary Cohen, Oren Liebermann, Barbara Starr, Kevin Liptak

Washington (CNN) — Corea del Norte llevó a cabo su primera prueba de armas desde que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden asumió el cargo, según tres funcionarios estadounidenses. El país asiático lanzó dos proyectiles el fin de semana pasado, en una acción que altos funcionarios de la administración estadounidense minimizaron por caer «en el extremo inferior del espectro» de acciones provocadoras que el régimen podría llevar a cabo.

La prueba era muy esperada, ya que los funcionarios y expertos habían anticipado durante mucho tiempo que el líder norcoreano Kim Jong Un intentaría enviar un mensaje al gobierno de Biden sobre la importancia del país en la región.

Un funcionario estadounidense le dijo a CNN que Corea del Norte había lanzado proyectiles de corto alcance, posiblemente artillería o misiles de crucero, no misiles balísticos, una distinción clave que subraya la opinión de la administración Biden de que no califica como una infracción grave y no impedirá a EE.UU. buscar la diplomacia con Pyongyang.

«No vemos que la actividad que tuvo lugar este fin de semana cierre esa puerta», dijo un alto funcionario el martes, refiriéndose a futuros intentos diplomáticos.

Biden, a quien se le preguntó el martes qué había aprendido sobre la prueba, dijo a los periodistas antes de abordar el Air Force One en Ohio: «Hemos aprendido que no hay mucho que haya cambiado».

Si bien los altos funcionarios de la administración minimizaron la seriedad de las acciones de Corea del Norte, reiteraron que las fuerzas estadounidenses en la región siempre están preparadas y en alerta máxima.

publicidad

«Sería difícil encontrar un lugar en el planeta donde haya más vigilancia que en las circunstancias y la situación que rodea a Corea del Norte. Nuestras fuerzas siempre están preparadas, siempre en alerta máxima», dijo un alto funcionario.

«Es común que Corea del Norte pruebe varios sistemas … no respondemos públicamente a todo tipo de pruebas», agregó el alto funcionario de la administración. «Este es un sistema que no está cubierto por las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. Es una parte normal del tipo de pruebas que haría Corea del Norte. No creemos que sea lo mejor para nosotros exagerar estas cosas en circunstancias en las que consideraríamos esas actividades como parte de un conjunto ‘normal’ de un entorno militar tenso como el que vemos en la península de Corea».

Advierten que Corea del Norte prepara un ensayo de armas 0:41

La noticia de la prueba de armas llega cuando Corea del Norte ha estado relativamente tranquila desde el fin de semana, absteniéndose de promocionar su destreza militar o su capacidad para hacer frente a Estados Unidos, dejando a los funcionarios preguntándose sobre la intención detrás del lanzamiento.

Corea del Sur y Japón, los aliados regionales de Estados Unidos, se mantuvieron igualmente tranquilos.

El ejército de Corea del Sur detectó el lanzamiento de dos misiles de crucero el domingo por la mañana, dijo más tarde el Ministerio de Defensa en un mensaje de texto a los periodistas.

«Nuestro ejército estaba monitoreando misiles en tiempo real en cooperación con Estados Unidos, y los detectó», dijo el ministerio. Añadió que está analizando los detalles de los misiles.

Un legislador surcoreano, Ha Tae-keung, dijo en una publicación de Facebook que las autoridades decidieron no anunciar el lanzamiento como lo habían hecho en el pasado.

La revisión de la política de Corea del Norte de Biden está en ‘etapas finales’

La prueba, que fue reportada por primera vez por The Washington Post el martes, es la primera prueba de armas conocida por Corea del Norte desde que Biden asumió el cargo y se produce cuando su administración aún está considerando sus opciones para lidiar con la amenaza nuclear del régimen norcoreano.

Los legisladores y los aliados clave de EE.UU. están esperando ansiosamente detalles sobre la política de Biden en Corea del Norte, que esperan se anuncie públicamente en las próximas semanas cuando la administración haya completado una revisión de la política, dijeron a CNN varias fuentes familiarizadas con las discusiones internas a principios de este mes.

Altos funcionarios de la administración dijeron el martes que la revisión de la política está en sus «etapas finales» y que el asesor de seguridad nacional de Biden, Jake Sullivan, recibiría a sus homólogos japoneses y surcoreanos la próxima semana en Washington para discutir el asunto en profundidad.

La decisión de Corea del Norte de realizar una prueba de armas antes de ese anuncio no es en gran medida sorprendente, ya que funcionarios, legisladores y expertos estadounidenses han estado advirtiendo durante semanas que la nación ermitaña probablemente realizaría algún tipo de prueba de armas en un futuro próximo.

«Tradicionalmente, Corea del Norte ha realizado algún tipo de acción fuertemente provocadora en las nuevas administraciones tanto de Estados Unidos como de Corea del Sur», dijo a CNN Bruce Klingner, investigador principal de la Fundación Heritage, a CNN la semana pasada, señalando las pruebas realizadas en 2017, poco después de que el expresidente Donald Trump asumió el cargo, y en 2009, con motivo de la llegada del expresidente Barack Obama a la Casa Blanca.

«Entonces, la historia indicaría que también harían algo en los primeros meses de la administración de Biden», dijo en ese momento. «Si hacen una provocación, es perfectamente predecible».

Pero la acción de Corea del Norte fue menos provocativa que en administraciones anteriores.

¿Amplía Corea del Norte sus bodegas de armas nucleares? 0:29

Jeffrey Lewis, profesor del Instituto de Estudios Internacionales de Middlebury, que se especializa en inteligencia de código abierto, le dijo a CNN el martes que Corea del Norte parece haber probado un misil de crucero de defensa costera, lo que dijo sería «bastante rutinario y todo considerando las cosas, una respuesta muy suave al ejercicio militar entre Estados Unidos y Corea del Sur».

CNN informó la semana pasada que la inteligencia estadounidense evaluó que Corea del Norte podría estar preparándose para llevar a cabo su primera prueba de armas desde que Biden asumió el cargo de presidente y que los funcionarios estadounidenses estaban en alerta. Esto mientras el secretario de Estado estadounidense, Tony Blinken, y el secretario de Defensa, Lloyd Austin, viajaban a Asia para reuniones con sus homólogos de Japón y Corea del Sur.

Blinken y Austin han abandonado la región, pero la prueba de misiles de Corea del Norte todavía plantea preguntas sobre cómo la administración Biden decidirá responder públicamente.

Esa respuesta variará dependiendo de lo que Pyongyang haya probado exactamente. Los altos funcionarios de la administración se negaron a proporcionar detalles sobre el tipo específico de sistema que Corea del Norte probó durante el fin de semana, pero reiteraron que era un sistema de «corto alcance».

Comunicación con los funcionarios de Trump

Mientras la administración de Biden realizaba una revisión exhaustiva de su política hacia Corea del Norte, los altos funcionarios de la Casa Blanca y el Departamento de Estado mantuvieron una serie de conversaciones extensas con sus homólogos del equipo de Trump, según funcionarios de la administración actual.

Las conversaciones fueron «educadas», «respetuosas» y «muy útiles» para determinar el potencial de un compromiso futuro con Corea del Norte, dijeron los funcionarios, sugiriendo que después de la fallida cumbre de Trump con Kim en Hanoi, Vietnam, hubo poco diálogo sustantivo o interacción con Pyongyang.

En esas conversaciones, los funcionarios de Trump atribuyeron la interrupción de la comunicación con Corea del Norte a una variedad de posibles razones, entre ellas la pandemia de covid-19 y una reevaluación dentro de Corea del Norte.

El equipo de Biden cree que la diplomacia no está fuera de la mesa.

«Estamos avanzando al querer señalar claramente que estamos preparados para un compromiso continuo en el noreste de Asia con socios clave y, de hecho, con Corea del Norte», dijo un funcionario.

Los funcionarios dijeron que aprendieron mucho de sus homólogos de Trump tanto sobre las discusiones que Trump había tenido con Kim en Singapur y Vietnam como sobre otras sesiones privadas entre las delegaciones de Estados Unidos y Corea del Norte.

La semana pasada, Kim Yo Jong, la hermana del líder de Corea del Norte, advirtió al gobierno de Biden que no «dejara un hedor (a pólvora) en su primer paso», horas después de que la Casa Blanca dijera que no había recibido una respuesta a las propuestas diplomáticas que había estado haciendo para Pyongyang.

Al día siguiente, Blinken y Austin reafirmaron su compromiso con la «desnuclearización completa de Corea del Norte» en Japón y con la creación de oportunidades para una mayor cooperación entre EE.UU., Japón y Corea del Sur, según un comunicado del Departamento de Estado.

El martes pasado, un alto general estadounidense también emitió una advertencia pública sobre la amenaza que representa Corea del Norte.

«El régimen de Kim Jong Un ha logrado un éxito alarmante en su búsqueda por demostrar la capacidad de amenazar el territorio de EE.UU. con misiles balísticos intercontinentales con armas nucleares, creyendo que tales armas son necesarias para disuadir la acción militar estadounidense y garantizar la supervivencia de su régimen», dijo el general Glen Van Herck, jefe del Comando Norte de Estados Unidos, al Comité de Servicios Armados del Senado la semana pasada.

Nicole Gaouette de CNN, Maegan Vazquez, Jake Kwon y Kylie Atwood contribuyeron con el reportaje.