CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Perú

Perú confirma la muerte de uno de los cabecillas de Sendero Luminoso

Por Florencia Trucco

(CNN Español) — El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Perú confirmó este martes la muerte en enero último de Jorge Quispe Palomino, alias «Camarada Raúl», miembro de la dirección del comité central de la facción de Sendero Luminoso remanente en la región conocida como Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM).

De acuerdo con la información de la nota de prensa, la muerte de Quispe Palomino se produjo más de tres meses después de un enfrentamiento que se registró el 29 de octubre de 2020 cuando patrullas de las FF.AA. y la Policía Nacional realizaban una operación en un sector denominado «Banderita», en el área territorial del VRAEM, distrito de Canayre, en el departamento de Ayacucho, en la zona sur-central de los Andes peruanos.

En aquel enfrentamiento, dice el comunicado, murieron tres presuntos insurgentes y otros cinco resultaron heridos. Quispe Palomino, quien padecía una enfermedad crónica renal, fue alcanzado por un ataque de fuego «aerotáctico» a las instalaciones y campamentos aledaños, dice el parte.

El comunicado militar dice que «gracias a un trabajo de inteligencia», se pudo confirmar que alias «Camarada Raúl», quien también era parte del clan de los «hermanos Quispe Palomino», falleció el 27 de enero a raíz del agravamiento de su condición como consecuencia de la herida que sufrió en el ataque de octubre.

El comunicado dice que la información sobre la muerte de Quispe Palomino fue ocultada a los cuadros de la guerrilla para «evitar la desmoralización y otros efectos negativos para los fines de la organización terrorista».

publicidad

Sendero Luminoso surgió en los años 80 en la zona andina de Perú y proclamó su objetivo de derrocar al Estado para instaurar un nuevo régimen. Con ese propósito, aterrorizó a campesinos, líderes sindicales, políticos, funcionarios del gobierno e incluso otras organizaciones de izquierda, además de los ataques a infraestructura y edificios públicos.

La organización comenzó a retroceder tras la detención en 1992 de su principal líder, Abimael Guzmán, alias «Camarada Gonzalo», y se acentuó con la captura de su sucesor, Eleuterio Flores Hala, alias «Camarada Artemio», 20 años más tarde. La facción del VRAEM está considerada el último remanente de Sendero Luminoso. En 2015 la justicia de Estados Unidos acusó a los hermanos Víctor y Jorge Quispe Palomino de facilitar el tráfico de cocaína para financiar la actividad terrorista. En 2017, el Departamento de Estado de EE.UU. ofreció una recompensa de US$ 5 millones por Víctor Quispe Palomino.