CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Inmigración

Inmigración

Gobierno de Biden logra acuerdos con México, Honduras y Guatemala para asegurar las fronteras, dice una funcionaria

Por Priscilla Alvarez

(CNN) — La administración Biden ha asegurado acuerdos para que México, Honduras y Guatemala refuercen sus fronteras y frenen el flujo migratorio, dijo el lunes a MSNBC Tyler Moran, asesora presidencial sobre Inmigración.

«Hemos asegurado acuerdos para que pongan más tropas en su propia frontera. México, Honduras y Guatemala han acordado hacer esto. Eso no solo evitará que los traficantes, los contrabandistas y los carteles se aprovechen de los niños en camino aquí, sino también protegerá a esos niños», dijo Moran.

Abuela de niño perdido en la frontera entre México y EE.UU: Me enteré por las noticias

La administración de Biden ha luchado por mantenerse al día con la afluencia de migrantes que llegan a la frontera y ha habido un aumento importante en el número de niños migrantes bajo custodia de Estados Unidos.

Moran también describió un enfoque doble para abordar la situación en la frontera, incluido el procesamiento de menores no acompañados de manera segura en EE.UU. y abordar las razones por las que las personas migran al país.

EE.UU., México, Honduras y Guatemala frenarán migración 4:21

«Estamos abordando las razones por las que la gente viene de la región. Esto es realmente importante. Si solo se enfoca en nuestra frontera, no está abordando por qué la gente realmente viene a nuestra frontera. El presidente tiene un plan y está trabajando con la vicepresidenta en esto», dijo Moran, citando en parte inversiones en la región.

publicidad

Administración de Biden gasta US$ 62 millones a la semana para atender a menores inmigrantes no acompañados

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) detuvo a más de 172.000 personas que intentaban cruzar la frontera entre Estados Unidos y México en marzo, un aumento del 71% con respecto a febrero, según los datos de la agencia.

Si bien la mayoría de los encuentros a lo largo de la frontera fueron de adultos solteros, que están siendo expulsados bajo la orden de salud pública, CBP detuvo un número récord de menores no acompañados, con 18.890 en marzo, casi el doble que en febrero.

El mes pasado, el presidente Joe Biden asignó a la vicepresidenta Kamala Harris la supervisión de los esfuerzos con los países centroamericanos para detener el flujo de migrantes hacia la frontera sur de Estados Unidos.

Harris ha hablado desde entonces con el presidente Alejandro Giammattei de Guatemala y ha discutido el aumento de la asistencia humanitaria a Guatemala, Honduras y El Salvador, así como la exploración de oportunidades para crear empleos y mejorar las condiciones de las personas en la región, según informó la Casa Blanca. Harris también agradeció a Giammattei por sus esfuerzos para asegurar la frontera sur de Guatemala.

Los funcionarios de la administración han subrayado repetidamente la importancia de abordar las causas fundamentales de la migración y mejorar las condiciones en los países de origen.

La semana pasada, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) anunció que estaba desplegando un Equipo de Respuesta de Asistencia para Desastres para responder a las necesidades humanitarias urgentes en Guatemala, Honduras y El Salvador.

«USAID lidera la respuesta humanitaria del gobierno de EE.UU. para mitigar el impacto de la sequía recurrente, la inseguridad alimentaria grave y la pandemia de covid-19 en curso, especialmente en las comunidades que aún se están recuperando de los huracanes consecutivos que azotaron hace apenas cuatro meses. Estamos desplegando un equipo de Respuesta de Asistencia para Desastres, o DART, que incluye expertos en desastres de USAID enfocados en ampliar rápidamente la asistencia alimentaria de emergencia, programas para ayudar a las personas a obtener ingresos, protección para los más vulnerables y otros programas humanitarios críticos», se lee en el comunicado.

La administración Biden también ha colocado alrededor de 28.000 anuncios de radio en América Latina como parte de una campaña intensificada para disuadir a las personas de viajar a los Estados Unidos.

Los anuncios, que están grabados en español, portugués y seis lenguas indígenas, han llegado al menos a 7 millones de radioescuchas centroamericanos a través de 133 estaciones de radio, según un vocero del Departamento de Estado, quien agregó que los guiones se derivan de testimonios de la vida real. Estados Unidos también está utilizando las redes sociales para transmitir el mensaje de la administración.