CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Variante B.1.1.7 es más transmisible pero no aumenta la gravedad de la enfermedad del covid-19, sugieren dos nuevos estudios

Por Jacqueline Howard

(CNN) — Dos nuevos estudios sugieren que la variante del coronavirus B.1.1.7, que se identificó por primera vez en el Reino Unido, es más transmisible, pero no parece afectar la gravedad de la enfermedad.

Los hallazgos chocan con investigaciones separadas que sugirieron previamente que la variante puede estar relacionada con un mayor riesgo de morir por covid-19.

Uno de los estudios, publicado el lunes en The Lancet Infectious Diseases, no encontró evidencia en una muestra de pacientes hospitalizados de que la variante B.1.1.7 esté asociada con covid-19 grave. Sin embargo, la variante se asoció con un aumento de la carga viral, lo que respalda la creciente evidencia de que se transmite más fácilmente.

El otro estudio, también publicado el lunes en The Lancet Public Health, no encontró una asociación estadísticamente significativa entre la variante B.1.1.7 y los tipos o la duración de los síntomas de covid-19 que las personas dijeron haber experimentado.

‘Los pacientes con B.1.1.7 eran más jóvenes y tenían menos comorbilidades’

El estudio de The Lancet Infectious Diseases incluyó datos sobre 496 personas que fueron ingresadas en hospitales en Londres y dieron positivo en la prueba de infección por coronavirus.

publicidad

«Nuestros datos, dentro del contexto y las limitaciones de un estudio del mundo real, brindan una garantía inicial de que la gravedad en los pacientes hospitalizados con B.1.1.7 no es marcadamente diferente de la gravedad en los que no la tienen, y este estudio proporciona un modelo para responder a la la misma pregunta nuevamente a medida que avanzamos hacia una era de variantes emergentes», escribieron los investigadores, con sede en el Reino Unido, en el estudio.

Se recolectaron muestras de frotis de nariz y garganta de los pacientes entre el 9 de noviembre y el 20 de diciembre. Entre esas muestras, 341 se sometieron a secuenciación del genoma. Los datos de la secuencia mostraron que 198 de los pacientes, o el 58%, tenían infecciones causadas por la variante B.1.1.7, mientras que los demás fueron causados por otras cepas del coronavirus.

Los investigadores no encontraron diferencias en el resultado de enfermedad grave o muerte entre la variante y otras cepas.

Por ejemplo, los datos mostraron que el 36% de los pacientes en el estudio con la variante de infección B.1.1.7 experimentaron una enfermedad grave o la muerte en comparación con el 38% de aquellos con infecciones no B.1.1.7. Cuando se trataba de la muerte específicamente, el 16% de los que tenían la infección de la variante B.1.1.7 murió en 28 días en comparación con el 17% de los que tenían infecciones no B.1.1.7, encontraron los investigadores.

Pero los investigadores identificaron un aumento de la carga viral entre los pacientes con B.1.1.7.

En general, «los pacientes con B.1.1.7 eran más jóvenes y tenían menos comorbilidades que aquellos con infección no B.1.1.7, posiblemente representando el aumento potencial y generalizado de la transmisión de esta variante en la comunidad o las diferencias en la probabilidad de ingreso hospitalario, que no pudimos explorar en esta cohorte hospitalaria», escribieron los investigadores.

«El hallazgo de B.1.1.7 con mayor frecuencia en individuos más jóvenes que en personas mayores da un indicio sutil de enfermedad más grave si los pacientes con B.1.1.7 son hospitalizados con más frecuencia en comparación con pacientes con otras cepas, aunque la diferencia en la gravedad de la enfermedad con B. 1.1.7 no se encontró en esta cohorte hospitalizada en el análisis principal».

LEE: Más jóvenes son hospitalizados por covid-19, ahora que una variante más «pegajosa» e infecciosa es la dominante

‘Este estudio se suma al consenso de que la B.1.1.7 ha aumentado la transmisibilidad’

El estudio de The Lancet Public Health incluyó datos de 36.920 personas que informaron dar positivo en la prueba de covid-19 y registraron sus síntomas en la aplicación Estudio de Síntomas de Covid entre el 28 de septiembre y el 27 de diciembre.

La aplicación, diseñada por médicos y científicos de King’s College London, Guys and St Thomas’ Hospitals y Zoe Global Limited, una empresa de tecnología de la salud, ayuda a rastrear la propagación del covid-19 y la variedad de síntomas experimentados.

Los autores del estudio, con sede en el Reino Unido y los Estados Unidos, analizaron los datos informados en la aplicación junto con los datos de vigilancia de covid-19 para el Reino Unido.

El análisis mostró que la prevalencia de la variante B.1.1.7 en ciertas regiones y con el tiempo no se asoció con cambios en los síntomas de covid-19 informados en la aplicación o la duración de los síntomas.

«La proporción de usuarios con enfermedad asintomática no cambió significativamente a medida que la variante B.1.1.7 aumentó en prevalencia, de acuerdo con otros estudios sobre el tema», escribieron los investigadores en el estudio. «Tampoco encontramos cambios en las hospitalizaciones; sin embargo, otros informes han demostrado que la variante B.1.1.7 aumenta las tasas de admisión al hospital».

Los investigadores encontraron que la tasa de reinfecciones por coronavirus era baja, con un 0,7% de los usuarios de la aplicación que informaron una prueba positiva de covid-19 que dieron positivo nuevamente después de 90 días, y no hubo evidencia de un aumento en las tasas de reinfección asociadas con la variante B. 1.1.7.

Los investigadores no tenían datos sobre el riesgo de morir por covid-19 y la mayoría de los usuarios de la aplicación se hacen la prueba solo cuando tienen síntomas, por lo que hubo relativamente pocas infecciones asintomáticas en los datos.

Sin embargo, los investigadores encontraron un «aumento multiplicativo» en el número de reproducción de la variante B.1.1.7, lo que sugiere que se puede propagar más fácilmente.

«Este estudio se suma al consenso de que B.1.1.7 ha aumentado la transmisibilidad, lo que ha contribuido en gran parte al fuerte aumento de casos en el Reino Unido durante el período de estudio y más allá, así como a las terceras oleadas en curso en países europeos con la creciente carga de casos de B.1.1.7», escribió Britta Jewell, del Imperial College de Londres, en un editorial que acompañó al nuevo estudio en la revista The Lancet Public Health. Jewell no participó en el nuevo estudio.

MIRA: Un experto te explica por qué es importante vacunar a los niños contra el covid-19

«Aunque B.1.1.7 podría tener una sintomatología similar a la de otras variantes, la aparición de nuevas variantes es inevitable mientras la transmisión del SARS-CoV-2 continúe a gran escala», escribió Jewell.

«En otras regiones, especialmente en países de ingresos bajos y medianos que podrían enfrentar esperas más largas para controlar sus epidemias mediante la vacunación, los métodos de monitoreo en tiempo real de los síntomas y las características de la enfermedad, similares al Estudio de Síntomas de Covid, podrían ayudar a identificar cambios potencialmente importantes en la sintomatología, la transmisibilidad, la mortalidad o la evitación de la vacuna lo antes posible».