CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Fútbol

12 equipos de fútbol europeos formarán una ‘Superliga’ por fuera de la FIFA

Por Kevin Dotson

(CNN) — Doce de los mejores clubes de fútbol de Europa hicieron este domingo un anuncio que puede cambiar el panorama del fútbol europeo.

AC Milán, Arsenal, Atlético de Madrid, Chelsea, Barcelona, ​​Inter de Milán, Juventus, Liverpool, Manchester City, Manchester United, Real Madrid y el Tottenham Hotspur informaron conjuntamente sus intenciones de formar una nueva liga, a la que se refirieron como la Superliga.

El grupo planea agregar otros tres clubes antes de la temporada inaugural de la Superliga, que «está previsto que comience tan pronto como sea posible».

La declaración conjunta dice que el torneo estará compuesto en última instancia por 20 clubes y será gobernado por los clubes fundadores.

Señalan que la pandemia mundial «aceleró la inestabilidad en el modelo económico del fútbol europeo existente» y que las conversaciones con las partes interesadas del fútbol no han resuelto «problemas fundamentales» con el formato de las competiciones europeas.

publicidad

«Al reunir a los mejores clubes y jugadores del mundo para que jueguen entre sí durante toda la temporada, la Superliga abrirá un nuevo capítulo para el fútbol europeo, asegurando una competencia e instalaciones de clase mundial y un mayor apoyo financiero para la pirámide del fútbol en general», dijo Joel Glazer, copresidente del Manchester United y vicepresidente de la Superliga.

La FIFA, el organismo rector mundial del fútbol, ​​emitió un comunicado condenando la formación de la liga.

Citando lo que dijo eran sus principios básicos de solidaridad, inclusión, integridad y redistribución financiera equitativa, la declaración decía: «La FIFA solo puede expresar su desaprobación a una ‘liga separatista europea cerrada’ fuera de las estructuras internacionales del fútbol y sin respetar los principios antes mencionados».

«La FIFA siempre defiende la unidad en el fútbol mundial y pide a todas las partes involucradas en acalorados debates que entablen un diálogo tranquilo, constructivo y equilibrado por el bien del juego y con un espíritu de solidaridad y juego limpio. La FIFA, por supuesto, hará todo lo que sea necesario para contribuir a una forma armonizada de avanzar en los intereses generales del fútbol», dijo el comunicado.

Declaración conjunta en rechazo

Antes del anuncio del domingo, el organismo rector del fútbol europeo, junto con varios otros órganos rectores y ligas, emitieron una declaración conjunta condenando la formación de una Superliga europea. La UEFA, que supervisa todo el fútbol europeo, junto con los órganos rectores de Inglaterra, España e Italia y las ligas de la máxima categoría de esos tres países, firmaron conjuntamente el comunicado.

Deseamos reiterar que nosotros, la UEFA, la Federación Inglesa de Fútbol, ​​RFEF, FIGC, la Premier League, LaLiga, la Lega Serie A, pero también la FIFA y todas nuestras federaciones miembros, seguiremos unidos en nuestros esfuerzos para detener este cínico proyecto, un proyecto que se fundamenta en el interés propio de unos pocos clubes en un momento en el que la sociedad necesita más que nunca la solidaridad”, decía en parte su comunicado. «Consideraremos todas las medidas a nuestro alcance, a todos los niveles, tanto judiciales como deportivos, para evitar que esto suceda. El fútbol se basa en las competiciones abiertas y el mérito deportivo, no puede ser de otra manera».

La Premier League del Reino Unido también emitió una declaración separada criticando su formación.

«Una Superliga europea socavará el atractivo de todo el juego y tendrá un impacto profundamente dañino en las perspectivas inmediatas y futuras de la Premier League y sus clubes miembros, y de todos aquellos en el fútbol que dependen de nuestra financiación y solidaridad para prosperar», decía.

La Asociación Inglesa de Fútbol emitió un comunicado antes de la confirmación de la formación de la Superliga, diciendo que sería «perjudicial para el fútbol inglés y europeo en todos los niveles».

«No daríamos permiso para ninguna competición que pudiera dañar el fútbol inglés, y tomaremos cualquier acción legal y / o regulatoria necesaria para proteger los intereses más amplios del juego», afirmó.

Christian Seifert, director ejecutivo de la Asociación Alemana de Fútbol, ​​dijo que su organización se opone al concepto de una Superliga europea.

«El interés económico de algunos clubes importantes en Inglaterra, Italia y España no debería conducir a la abolición de las estructuras establecidas en el fútbol europeo como consecuencia», dijo Seifert en un comunicado. Seifert añadió que sería «irresponsable dañar irreparablemente las ligas nacionales como base del fútbol profesional europeo».

El torneo dice que ayudará al fútbol ‘a ocupar el lugar que le corresponde’

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid y primer presidente de la Superliga, no está de acuerdo con las críticas sobre el impacto potencial de su grupo en el deporte.

Pérez dijo en un comunicado: «Ayudaremos al fútbol en todos los niveles y lo llevaremos al lugar que le corresponde en el mundo. El fútbol es el único deporte global en el mundo con más de 4.000 millones de fanáticos y nuestra responsabilidad como grandes clubes es responder a sus deseos».

La Superliga dijo que sus clubes fundadores «esperan mantener conversaciones con la UEFA y la FIFA para trabajar juntos en asociación para ofrecer los mejores resultados para la nueva Liga y para el fútbol en general».

Los organizadores de la Superliga también anunciaron planes para lanzar una liga femenina correspondiente «tan pronto como sea posible después del inicio de la competencia masculina».

En un comunicado emitido en enero, la FIFA dijo que no reconocería una Superliga europea y llegó a decir que «cualquier club o jugador involucrado en una competición de este tipo no podría, en consecuencia, participar en ninguna competición organizada por FIFA o su respectiva confederación».

En la declaración del domingo de la UEFA, hizo referencia a la declaración anterior de la FIFA que enfatizaba que los clubes de la Superliga «no podrán jugar en ninguna otra competición a nivel nacional, europeo o mundial, y sus jugadores podrían no tener la oportunidad de representar a sus selecciones nacionales».