CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
EE.UU.

El Ejército se prepara para aprobar la solicitud de Washington para recurrir a la Guardia Nacional a la espera del veredicto en el juicio de Derek Chauvin

Por Barbara Starr, Alison Main

(CNN)– El Ejército se está preparando para aprobar una solicitud de despliegue de las fuerzas de la Guardia Nacional de Washington, tan pronto como este lunes por la noche, si se producen disturbios a raíz del veredicto en el juicio de Derek Chauvin, según un funcionario de Defensa de EE.UU.

La medida se produce en medio de las tensiones nacionales tras los recientes asesinatos policiales de estadounidenses por motivos raciales y mientras las ciudades se preparan para más protestas y posibles disturbios a medida que se acerca el final del juicio de Chauvin por la muerte de George Floyd.

Funcionarios de Washington dijeron a los periodistas este lunes que solicitaron la asistencia de la Guardia Nacional para ayudar a asegurar el Distrito y el secretario interino del Ejército, John Whitley, tiene previsto reunirse con la alcaldesa de la ciudad, Muriel Bowser, este lunes sobre la solicitud pendiente, según dijo un funcionario de la administración a CNN.

Se espera que el número final de fuerzas de la Guardia que se apruebe se establezca este lunes cuando Whitley se reúna con Bowser. Si se llega a un acuerdo, el despliegue inicial podría ser de un «par de cientos» de fuerzas. El funcionario subrayó que todavía se están discutiendo los detalles finales de un despliegue.

«El Ejército está revisando una solicitud del gobierno de la ciudad de Washington, para que la Guardia Nacional del Distrito de Columbia proporcione apoyo al Departamento de Policía Metropolitana durante las próximas manifestaciones previstas en el marco de la Primera Enmienda», dijo un funcionario del Ejército a CNN. El funcionario señaló que la redacción precisa de la declaración aprobada formalmente no hace referencia al juicio de Chauvin, pero dijo que es a eso a lo que se refiere la declaración.

El Pentágono reconoció más tarde este lunes la solicitud de asistencia de la Guardia Nacional, y el portavoz jefe del Pentágono, John Kirby, dijo que «hay una solicitud que el Ejército está estudiando ahora mismo», pero se negó a dar más detalles.

publicidad

En virtud de las leyes que rigen a la Guardia Nacional de Washington, el presidente conserva la autoridad para desplegar a la Guardia. Esa autoridad se concede actualmente al Ejército.

La solicitud se hizo en una carta del 8 de abril del director de Seguridad Nacional de Washington, el Dr. Christopher Rodriguez, al comandante de la Guardia Nacional de Washington, el general de División William Walker. No indicaba el número total de guardias nacionales que se solicitaban, pero decía que la mayor parte de ellos se dividirán en seis «equipos de gestión de multitudes» en varias estaciones de metro y otros «para ayudar en 30 puestos de tráfico designados».

«La misión de la Guardia Nacional durante esta activación será principalmente la gestión de multitudes, la ‘Fuerza de Respuesta Rápida’ (QRF, por sus siglas en inglés) y la asistencia en el bloqueo de vehículos en los puestos de tráfico», escribe Rodriguez. La QRF se instalaría en la Armería de Washington «con la capacidad de responder en 30 minutos a una solicitud de asistencia».

Rodriguez calificó este lunes la solicitud de «precaución» y dijo que han pedido que la Guardia Nacional apoye al Departamento de Policía Metropolitana de la ciudad de Washington con la gestión del tráfico y la seguridad en las estaciones de transporte público del centro de la ciudad, así como una fuerza de reacción rápida de guardias para ser desplegada en caso de «protestas a gran escala».

Dijo que, si se aprueba la solicitud, los guardias asistentes no irán armados, señalando que solo el presidente puede firmar la autorización para armar a la Guardia Nacional de Washington.

— Chandelis Duster, Michael Conte y Alex Marquardt de CNN contribuyeron a este reportaje.