CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia y Espacio

La lluvia de meteoros de las Líridas alcanza su punto máximo el 22 de abril. Así es como puedes verla

Por Ada Wood, Ashley Strickland

(CNN) — Todos los años, desde enero hasta mediados de abril, experimentamos una «sequía de meteoros», sin una sola lluvia durante meses. Todo esto termina el 22 de abril de este año con el primer espectáculo de la temporada: la lluvia de meteoros de las Líridas.

¿Cuándo puedes ver la lluvia de meteoros Líridas? 0:49

«Estos deslumbrantes meteoros son rápidos y brillantes, con una llamativa estela dorada de polvo detrás de ellos», dijo el meteorólogo de CNN Judson Jones.

Las Líridas, que se ven mejor desde el hemisferio norte, se observan desde hace 2.700 años, según la NASA. Durante su apogeo, esta lluvia presentará unos 10 meteoros por hora.

Puede que incluso veas una bola de fuego volando por el cielo o el rastro de polvo brillante que los meteoros suelen dejar tras de sí cuando atraviesan la atmósfera terrestre.

Como ocurre con todas las lluvias de estrellas, cuanto más oscuro esté el cielo, más visibles serán las Líridas. Si quieres verlas, tendrás más suerte lejos de las zonas urbanas, donde las luces de la ciudad pueden obstruir la vista.

publicidad

«La contaminación lumínica es uno de los mayores problemas a la hora de intentar ver meteoros, y parece que empeora cada año», afirmó Jones.

Pero hay otro factor que también influye en la luz: la luna. Este año, la luna estará en su fase de gibosa creciente; estará iluminada en un 70%. Dado que la luna será tan brillante, se sugiere observar el cielo después de la puesta de la luna y antes de la salida del sol, según EarthSky.

Entre la medianoche y el amanecer, los meteoros Líridos podrán verse en todo el cielo, según la Sociedad Americana de Meteoros (AMS por sus siglas en inglés). El mejor momento para verlas el 22 de abril será la última hora antes del inicio del crepúsculo matutino: alrededor de las 4-5 de la madrugada, según el horario de verano local.

La vista del cielo estrellado brillando sobre el Mar Báltico, cuando las Líridas lo atravesaron en 2020.

Una vez que hayas decidido el lugar y la hora de la observación, ven preparado con una manta y simplemente recuéstate, con los pies orientados hacia el este, y mira hacia el cielo. Tómate 30 minutos antes para que tus ojos se adapten a la oscuridad, sin mirar el teléfono.

Sé paciente, como sugiere la AMS: «Los observadores serios deben mirar durante al menos una hora, ya que se producirán numerosos picos y valles de actividad».

Si tu ojo capta un meteoro en el cielo, estarás observando uno de los trozos perdidos del cometa Thatcher, origen de los meteoros Líridas. Estos fragmentos vuelan hacia nuestra atmósfera superior a 110.000 millas por hora cuando la órbita de la Tierra cruza su trayectoria.

«Cuando estos trozos interactúan con nuestra atmósfera, se queman para revelar las vetas ardientes y coloridas que se pueden encontrar en nuestro cielo nocturno», dijo Jones.

Si te pierdes los meteoros de esta semana pero aún quieres contemplar el cielo, observa la superluna llena «rosa» de la próxima semana, el 26 de abril. Aunque la luna no será realmente de color rosa, sí parecerá más brillante, ya que las superlunas están ligeramente más cerca de la Tierra.

Esto es lo que puedes esperar en 2021.

Más lluvias de meteoritos

No tienes que esperar mucho después de la lluvia de meteoros de las Líridas para que lleguen las Eta Acuáridas, que alcanzarán su punto máximo el 5 de mayo cuando la luna está llena en un 38%. Este evento se ve mejor en los trópicos del sur, pero producirá una lluvia media para aquellos al norte del ecuador.

La vista del cielo estrellado brillando sobre el Mar Báltico, cuando las Líridas lo atravesaron en 2020.

Las Delta Acuáridas también se aprciarán mejor desde los trópicos del sur y alcanzarán su punto máximo entre el 28 y el 29 de julio, cuando la luna esté llena en un 74%.

Curiosamente, otra lluvia de meteoritos alcanza su punto máximo en la misma noche: los Alfa Capricornidos. Aunque esta es una lluvia de menor intensidad, se sabe que produce algunas bolas de fuego brillantes durante el pico. Será visible para ambos lados del ecuador.

La lluvia de meteoros de las Perseidas, la más popular del año, alcanzará su punto máximo entre el 11 y el 12 de agosto en el hemisferio norte, cuando la luna está llena solo en un 13%.

Aquí está el calendario de lluvia de meteoros para el resto del año, según el pronóstico de EarthSky.

  • 8 de octubre: Dracónidas
  • 21 de octubre: Oriónidas
  • 4 al 5 de noviembre: Táuridas del Sur
  • 11 al 12 de noviembre: Táuridas del Norte
  • 17 de noviembre: Leónidas
  • 13 al 14 de diciembre: Gemínidas
  • 22 de diciembre: Úrsidas

Eclipses solares y lunares

Este año habrá dos eclipses de sol y dos eclipses de luna, y tres de ellos serán visibles para algunos en Norteamérica, según The Old Farmer’s Almanac.

Un eclipse total de luna ocurrirá el 26 de mayo, mejor visible para aquellos en el oeste de Norteamérica y Hawai desde las 4:46 a.m. hasta las 9:51 a.m. (hora de Miami).

El 10 de junio se producirá un eclipse anular de sol, visible en el norte y noreste de Norteamérica desde las 4:12 a.m. hasta las 9:11 a.m. (hora de Miami). El sol no estará completamente bloqueado por la Luna, así que asegúrate de usar anteojos de eclipse para ver este evento de manera segura.

El 19 de noviembre habrá un eclipse parcial de luna, y los observadores del cielo en Norteamérica y Hawai pueden verlo entre la 1 a.m. y las 7:06 a.m. (hora de Miami).

Y el año termina con un eclipse total de sol el 4 de diciembre. No se verá en Norteamérica, pero los de las Islas Malvinas, el extremo sur de África, la Antártida y el sureste de Australia podrán detectarlo.

Planetas visibles

Astrónomos y aficionados tendrán múltiples oportunidades para detectar los planetas en nuestro cielo durante ciertas mañanas y noches a lo largo de 2021, según la guía planetaria del Farmer’s Almanac.

Es posible ver la mayoría de estos a simple vista, con la excepción del distante Neptuno, pero los binoculares o un telescopio proporcionarán mejor vista.

Mercurio se verá como una estrella brillante en el cielo de la mañana del 27 de junio al 16 de julio y del 18 de octubre al 1 de noviembre. Brillará en el cielo nocturno del 3 de mayo al 24 de mayo, del 31 de agosto al 21 de septiembre y del 29 de noviembre al 31 de diciembre.

Venus, nuestro vecino más cercano en el sistema solar, aparecerá en el cielo occidental al anochecer en las tardes del 24 de mayo al 31 de diciembre. Es el segundo objeto más brillante de nuestro cielo después de la Luna.

Marte hace su apariencia rojiza en el cielo de la mañana entre el 24 de noviembre y el 31 de diciembre y será visible en el cielo de la tarde entre el 1 de enero y el 22 de agosto.

Júpiter, el planeta más grande de nuestro sistema solar, es el tercer objeto más brillante de nuestro cielo. Estará en exhibición en el cielo de la mañana entre el 17 de febrero y el 19 de agosto. Búscalo en las noches del 20 de agosto al 31 de diciembre, pero estará más brillante del 8 de agosto al 2 de septiembre.

Los anillos de Saturno solo son visibles a través de un telescopio, pero el planeta en sí todavía se puede ver a simple vista las mañanas del 10 de febrero al 1 de agosto y las tardes del 2 de agosto al 31 de diciembre. Estará en su punto más brillante entre el 1 y el 4 de agosto.

Los binoculares o un telescopio lo ayudarán a detectar el brillo verdoso de Urano en las mañanas del 16 de mayo al 3 de noviembre y las tardes del 1 de enero al 12 de abril y del 4 de noviembre al 31 de diciembre, pero su punto más brillante entre el 28 de agosto y el 31 de diciembre.

Y nuestro vecino más distante del sistema solar, Neptuno, será visible a través de un telescopio las mañanas del 27 de marzo al 13 de septiembre y las tardes del 14 de septiembre al 31 de diciembre. Será más brillante entre el 19 de julio y el 8 de noviembre.