CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Asia

Cuatro muertos en atentado con carro bomba en Pakistán frente al hotel donde, según informes, se alojaba el embajador chino

Por Syed Ali Shah, Sophia Saifi, Helen Regan

Quetta, Pakistán (CNN) — La explosión de un carro bomba frente a un hotel de lujo donde supuestamente se alojaba el embajador de China en la ciudad de Quetta, en el suroeste de Pakistán, mató a cuatro personas e hirió a 12, según las autoridades locales.

Quetta es la capital de la provincia de Baluchistán, cerca de la frontera afgana. La provincia ha sido testigo de una insurgencia de décadas de los separatistas que exigen la independencia de Pakistán, citando lo que dicen es el monopolio estatal y la explotación de los recursos minerales de la provincia.

La explosión frente al hotel Serena tuvo lugar el miércoles por la noche, hora local, y los servicios de rescate y seguridad están investigando el incidente, dijo a CNN Muhammad Akram, un funcionario de rescate en el lugar de la explosión.

El hotel Serena se considera el hotel más seguro de Quetta y es típicamente el lugar donde los equipos de desarrollo internacional y los diplomáticos eligen quedarse durante su visita.

«Este incidente ocurrió después de Iftar (ruptura del ayuno). El automóvil estaba estacionado en el estacionamiento del Hotel Serena», dijo el ministro del Interior provincial de Baluchistán, Ziaullah Lango, según Reuters. «Uno de nuestros agentes de policía está entre los heridos».

Las imágenes y grabaciones de la escena muestran vehículos en llamas en el estacionamiento del hotel y un humo espeso saliendo de la explosión.

publicidad

Los talibanes paquistaníes, un grupo militante conocido como Tehreek e Taliban Pakistan (TTP) se atribuyeron la responsabilidad del atentado. En un correo electrónico recibido por CNN, el portavoz de TTP, Muhammad Khurassani, dijo que fue un «ataque suicida que fue llevado a cabo por un atacante de TTP en un automóvil» y que «pronto se compartirán más detalles».

El embajador de China en Pakistán, Nong Rong, se hospedaba en el hotel pero no estaba allí cuando explotó la bomba, dijo el miércoles el ministro del Interior de Pakistán, Sheikh Rashid Ahmad, según Reuters.

Atentado Pakistán

Humo procedente de vehículos en llamas en el lugar de la explosión de una bomba en Quetta, Pakistán, el 21 de abril de 2021.

Lango, el ministro del Interior provincial, dijo que el embajador estaba «de buen humor» y que continuaría con sus actividades el jueves. «También ha dicho que solo se irá después de que haya completado su gira», dijo Lango.

No estaba claro si el enviado o miembros de su delegación eran el objetivo del ataque, pero los ciudadanos chinos y sus intereses en la región han sido atacados anteriormente por militantes.

El año pasado, la Bolsa de Valores de Pakistán en Karachi fue blanco de un ataque reivindicado por el grupo separatista Ejército de Liberación de Baluchistán (BLA), que dijo que el ataque estaba dirigido a los intereses económicos de China «en represalia por los planes de explotación chinos en Baluchistán».

En 2018, la BLA reclamó otro ataque en el que atacantes armados intentaron asaltar el consulado chino en Karachi, matando a cuatro personas, diciendo que no toleraría ningún esfuerzo expansionista militar chino.

En octubre de 2020, un ataque de una organización coordinadora de grupos militantes baluchis, Baloch Raaji Aajoi Sangar (BRAS), en Gwadar en un convoy de la estatal Oil and Gas Development Corporation Limited (OGDCL) mató a 14 personas. Y en 2019, cinco murieron en un ataque similar a un hotel de lujo también en la ciudad de Gwadar, donde se alojaban trabajadores chinos.

En 2015, bajo el esquema de infraestructura y comercio de la Franja y la Ruta de Beijing, China convirtió Gwadar de Baluchistán en el puerto marítimo más profundo del mundo. La ciudad costera es ahora un centro de inversión china en Pakistán.

El periodista Saleem Mehsud contribuyó con reportes desde Islamabad.