CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

La Legislatura de Florida aprueba un proyecto de ley electoral que agrega restricciones a la votación

Por Dianne Gallagher, Wesley Bruer, Kelly Mena

(CNN) — Una firma se interpone ahora entre los votantes de Florida y una serie de nuevas restricciones para votar en el Estado del Sol.

Después de días de polémico debate y enmiendas de última hora rebotando entre cámaras, la Cámara de Representantes y el Senado estatales, controlados por los republicanos, llegaron a un acuerdo y con los votos de línea partidista aprobaron el Proyecto de Ley del Senado 90 (SB90) en la víspera del último día de la sesión legislativa de Florida.

Si lo firma el gobernador republicano Ron DeSantis, el proyecto de ley crearía restricciones como agregar nuevos requisitos de identificación y firma para votar por correo, limitar quién puede devolver una boleta por correo llena, expandir el poder de observación partidista durante la tabulación de la boleta y crear restricciones adicionales para uso de buzón.

DeSantis ha expresado previamente su apoyo a las medidas en versiones anteriores del proyecto de ley, pero su oficina no ha respondido a CNN sobre si firmará la legislación.

El proyecto de ley es parte de un esfuerzo liderado por los republicanos en todo el país para restringir el acceso al voto a nivel estatal a raíz del récord de participación en las elecciones de noviembre pasado. Un recuento del Brennan Center for Justice de la Universidad de Nueva York, de tendencia izquierdista, encontró que, al 24 de marzo, se habían presentado 361 proyectos de ley con disposiciones que restringen la votación en 47 estados.

En el último mes, el esfuerzo por restringir la votación se había intensificado a medida que las legislaturas estatales comenzaban a encaminarse hacia los últimos meses de sus respectivas sesiones.

publicidad
Florida voto

Capitolio de Florida.

«Este proyecto de ley es solo una forma vengativa de tratar de castigar a la gente por una elección que a algunas personas simplemente no les gustó a nivel nacional», dijo la senadora estatal Audrey Gibson, demócrata, durante uno de varios debates emocionales sobre la legislación esta semana.

Quizás los cambios más importantes en el proyecto de ley involucran límites y restricciones en las urnas, utilizadas por alrededor de 1,5 millones de votantes de Florida en las elecciones de 2020.

La legislación corta el acceso a buzones al limitar su uso a las horas de votación anticipada, a menos que estén ubicados en las oficinas de los supervisores electorales. Todos los buzones deben estar atendidos en persona por los trabajadores de la oficina de los supervisores electorales si están en uso. El proyecto de ley también requiere que los supervisores establezcan y publiquen las ubicaciones de los buzones 30 días antes de las elecciones. Esas ubicaciones no se pueden mover por ningún motivo.

Los demócratas mencionaron con frecuencia durante el debate las continuas consecuencias públicas del proyecto de ley de reforma electoral promulgada en Georgia en marzo, y calificaron al proyecto de ley de Florida como «resurgimiento de las leyes de Jim Crow en este estado».

«Ese proyecto de ley que se aprobó en ese estado al norte del nuestro nos envió un mensaje, y la respuesta a ese proyecto de ley debería hacernos entender que no deberíamos estar haciendo esto», dijo el representante estatal demócrata Michael Greico durante el debate de la Cámara, suplicando: «Por favor, no hagan un Georgia de mi Florida».

Los republicanos de Florida, que han reconocido repetidamente que el estado realizó una elección exitosa y segura en 2020, dijeron que el proyecto de ley proporcionaría «medidas de seguridad» para evitar que alguien «juegue con el sistema» en el futuro.

«Este es un enfoque legislativo incremental para abordar estos problemas, similar a lo que tuvimos que hacer para resolver el problema de la puntualidad, para resolver el problema de la eficiencia; ahora nos estamos enfocando en asegurarnos de que cada voto sea un voto válido», dijo el representante estatal Wyman Duggan, un republicano que es miembro del Comité de Elecciones e Integridad Pública de la Cámara de Representantes.

El representante republicano Ralph Massullo se sintió ofendido por las acusaciones de los demócratas de supresión de votantes y dijo: «Me molesta que digan que estamos tratando de restringir de alguna manera el voto. Hay más formas de votar en Florida, y una mayor oportunidad que en cualquier estado de la nación. Todos lo saben».

Varias de las medidas más restrictivas originalmente en el proyecto de ley fueron diluidas, pero los demócratas señalaron que las que quedan probablemente tendrán el mayor impacto en los votantes mayores y de bajos ingresos, los votantes de color y las personas con discapacidades.

«Creo que se dirigirá a las personas de color. Las afectará», dijo a CNN el senador estatal demócrata Randolph Bracy.

Nueva ley sobre votación en Georgia: lo que debes saber 2:21

«La SB 90 es una violación flagrante de la libertad de voto de los floridanos y representa una reacción directa a la participación récord del año pasado», dijo el director de All Voting is Local en el estado de Florida, Brad Ashwell, en un comunicado después de que el proyecto de ley fue aprobado por la Cámara el jueves. «Al erigir onerosas barreras para solicitar y devolver una boleta de votación por correo, esta legislatura ha hecho de la votación una prueba de resistencia y recursos en lugar de una declaración de responsabilidad cívica».

Durante las sesiones en el pleno, los demócratas a menudo llamaron al proyecto de ley un mandato sin fondos, argumentando que exige más trabajo que probablemente requerirá más mano de obra para las oficinas de los supervisores electorales, pero no incluye fondos adicionales para ellos. La legislación también prohíbe a las oficinas del condado tomar fondos privados para llevar a cabo elecciones.

Las personas que quieran votar por correo ahora deben solicitar boletas en cada ciclo electoral, en lugar de cada dos ciclos. Un acuerdo de última hora entre las dos cámaras otorgó derechos adquiridos a aquellos votantes que ya están en la lista de solicitudes hasta las elecciones de 2022.

Otra medida de la SB 90 que, según los críticos, afectará de manera desproporcionada a los votantes de bajos ingresos y de color son los límites más estrictos sobre quién puede recoger y devolver la boleta de un votante en su nombre. El proyecto de ley dice que una persona solo puede estar en posesión de su propia boleta, una boleta de su familiar inmediato y otras dos por ciclo electoral. La familia inmediata incluye a los nietos, pero no a otros miembros de la familia extendida o cuidadores. Los demócratas dijeron que sus intentos fallidos de cambiar el lenguaje de familia inmediata al hogar eran para representar mejor la dinámica familiar de los inmigrantes, que a menudo incluye a miembros de la familia extendida en el hogar.

Bajo SB 90, los floridanos deberán proporcionar sus licencias de conducir de Florida, números de identificación estatal o los últimos cuatro dígitos de sus números de Seguro Social al solicitar boletas por correo, cambiar sus afiliaciones partidarias o nombres.