CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Puerto Rico

Acusan formalmente al boxeador Félix Verdejo por la muerte de mujer embarazada

Por Rafy Rivera

(CNN Español) — Un jurado investigador federal acusó formalmente al boxeador Félix Verdejo Sánchez y a Luis Antonio Cádiz Martínez por la muerte de Keishla Rodríguez Ortiz.

Félix Verdejo y Cádiz Martínez enfrentan cargos por robo de automóvil y secuestro que resultó en la muerte de la mujer, que estaba embarazada.

Verdejo además enfrenta otro cargo por portar y usar un arma de fuego durante la presunta comisión del delito.

felix-verdejo

La acusación incluye un aviso de hallazgos sobre los hechos y factores relevantes que hacen que el caso sea elegible para la pena de muerte si los procesados resultasen culpables.

publicidad

Según el pliego acusatorio, los acusados mataron intencionalmente a la víctima y “cometieron el delito de una manera especialmente atroz, cruel o depravada, ya que implicó abuso físico grave a la víctima”.

Además, señalan que los hechos ocurrieron después “de una planificación y premeditación sustanciales para causar la muerte de la víctima”. La acusación indica que “Verdejo Sánchez concretó la comisión del delito mediante pago o promesa de pago o cualquier cosa de valor pecuniario”. Mientras que Cádiz Martínez habría cometido la infracción como “contraprestación por el recibo, o a la espera de la recepción de cualquier cosa de valor pecuniario”.

Al momento de la acusación, Félix Verdejo estaba en la cárcel. Cádiz Martínez fue arrestado e ingresó en prisión. La audiencia de fianza del caso está programada para el martes 11 de mayo.

CNN intentó obtener la reacción de los abogados de ambos acusados, pero hasta el momento no ha recibido respuesta.

El cadáver de Rodríguez fue hallado el 1 de mayo flotando en la laguna San José, ubicada en el municipio de San Juan, en el norte de Puerto Rico. Al día siguiente, el boxeador se entregó a las autoridades federales luego de emitirse una orden de arresto en su contra por una denuncia presentada por el FBI.

Según los documentos presentados a la corte del distrito de Puerto Rico, la Fiscalía y el jurado investigador tenían suficiente evidencia para presentar cargos contra Félix Verdejo.