CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Qué hacer si planeas o asistes a una boda durante la pandemia

Por Kristen Rogers

Nota del editor: Hay pocas actividades sin riesgo durante la pandemia de covid-19, pero hay formas de mitigar los riesgos. Las personas totalmente vacunadas tienen, por supuesto, un riesgo mucho menor de contraer y propagar el coronavirus que las personas que no se han vacunado. La Dra. Leana Wen, analista médica de CNN, aconseja orientar sus actividades teniendo esto en cuenta.

(CNN) — Tenían la sede artística campestre, el vestido a medida y una lista de invitados que incluía a unos 150 de sus amigos y familiares más cercanos. Pero la pandemia tenía otros planes. Carly Chalmers y Mitchell Gauvin se vieron obligados a tomar una difícil decisión sobre su boda, dos veces.

«Todo estaba cambiando», dijo Chalmers, directora de marketing con sede en Toronto, cuya boda estaba prevista originalmente para mayo de 2020, dos meses después de que comenzaran los cierres por coronavirus en su provincia. «En marzo de 2020, parecía que cada día iba a ocurrir algo que era como otro clavo en el ataúd para nuestra boda».

La pareja, que se había comprometido en 2018, cambió rápidamente el rumbo, optando por una pequeña boda en su aniversario de noviazgo en julio en el patio trasero de los padres de Chalmers y reprogramando su gran recepción para mayo de 2021. Finalmente, cancelaron esta última, para siempre, a la luz del reciente aumento de casos de covid-19 en Ontario.

«Nos dimos cuenta de que el día que queríamos no iba a llegar», añadió Chalmers. «Con las restricciones de viaje y la (lenta) implementación de la vacunación, simplemente sabíamos que la gente no se sentiría segura».

Tener que planificar una boda en tiempos normales «ya es bastante estresante», añadió, pero una carga adicional era tener que «preocuparse por si alguien enfermaba y moría por venir a mi boda».

publicidad

La pequeña ceremonia al aire libre que celebraron Chalmers y Gauvin es una forma de menor riesgo de casarse durante la pandemia. Pero a medida que las restricciones sobre el coronavirus se relajan, algunas parejas optan por celebraciones más elaboradas, y abren la puerta a una serie de nuevas ansiedades, normas y reglas de etiqueta en el proceso.

En cualquier caso, los expertos afirman que es primordial dar prioridad a la seguridad de su comunidad y de sus invitados. Esto incluye trabajar con las autoridades sanitarias locales y prestar atención a la normativa local, según aconsejan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés).

«Hasta que las cosas mejoren, creo que tenemos que encontrar formas innovadoras de seguir disfrutando, celebrar la unión de dos personas y hacerlo de forma segura», afirmó la Dra. Ada Stewart, médico de familia de Cooperative Health en Columbia, Carolina del Sur, y presidenta de la Academia Estadounidense de Médicos de Familia.

Cómo pueden ser las bodas eventos propagadores

Los CDC siguen recomendando que se eviten las reuniones multitudinarias, independientemente del estado de vacunación. El coronavirus se propaga cuando las personas infectadas tosen, estornudan o hablan y otros respiran esas gotas, y cuando el coronavirus se acumula en el aire o fluye por él. Las personas también pueden contraer el coronavirus por superficies contaminadas, pero el riesgo es mucho menor, según los CDC.

Eso es lo que hace que las bodas, especialmente las que se celebran en lugare cerrados, sean potencialmente riesgosas. El hecho de que mucha gente se agrupe en el mismo lugar, de que hable, ría, coma, beba y baile, e incluso se abrace y se bese, crea un entorno ideal para que el virus se desarrolle. Un número elevado o creciente de casos de covid-19 en la zona en la que se celebra el evento, o en las zonas de las que proceden los invitados, no hace sino aumentar el riesgo.

La calidad de la ventilación es otro factor que puede hacer que las bodas en lugares cerrados sean más peligrosas. Las bodas al aire libre, como la que celebraron Chalmers y Gauvin, evitan naturalmente esa preocupación.

«Una boda totalmente al aire libre (es) de muy bajo riesgo, incluso con personas de las que se desconoce el estado de vacunación», dijo la Dra. Leana Wen, analista médica de CNN, médico de urgencias y profesora visitante de política y gestión sanitaria en la Escuela de Salud Pública del Instituto Milken de la Universidad George Washington.

Chalmers y Gauvin dijeron sus votos bajo una pérgola de madera, rodeados por el jardín trasero de los padres de ella. «Nuestro florista colocó un arco dorado y lo decoró con flores», dijo ella por correo electrónico. «Unos amigos nuestros que tienen una compañía de teatro vinieron antes y utilizaron su utilería para montar nuestra mesa de firmas, que tenía un aire de ‘antigua estación de tren’, lo que fue muy especial, ya que a mi marido le encantan los trenes».

Chalmers y Gauvin también transmitieron en directo su pequeña ceremonia y la recepción para que otros seres queridos pudieran asistir virtualmente. Las bodas virtuales son siempre una opción segura, y lo que los CDC han aconsejado para aquellos que no pueden aplicar las precauciones de seguridad del covid-19.

boda covid-19

La futura novia Taylor Tamling-Thurn recibe ayuda de su dama de honor mientras busca vestidos de novia en Brides & Weddings en Manchester, Iowa, el 10 de abril.

La boda de Chalmers fue íntima, pero la dejó un poco nostálgica.

«Todavía recuerdo el momento en que nos casamos y subimos por el minúsculo pasillo del jardín trasero de mis padres», recuerda Chalmers.

«Eso me impactó mucho… siempre me imaginé ese momento con todos nuestros amigos y familiares allí y no estaban. Y además, por culpa del covid, ni siquiera pude abrazar a los miembros de mi familia que estaban allí».

Bodas en lugares cerrados

Las bodas en interiores son más arriesgadas, pero son factibles si las parejas modifican la tradición para estar lo más seguros posible.

El hecho de que se exija una prueba de vacunación en la boda «lo cambia todo», dijo Wen. «Si todo el mundo está totalmente vacunado, puede que no sea necesario establecer restricciones».

Las bodas sin obligación de vacunación completa pueden tener invitados no vacunados o parcialmente vacunados, por lo que es importante tener en cuenta el entorno, dijo Wen.

La seguridad de un recinto para bodas puede depender en parte de la capacidad de modificar la distribución o los asientos para que las personas de diferentes hogares puedan estar a una distancia mínima de 2 metros.

«Creamos una señalización (a partir de la papelería que los novios utilizaron a lo largo del proceso de planificación), recordando a los invitados que deben mantener una distancia física de dos metros», dijo Desireé Dent, presidenta y principal planificadora de Dejanae Events, una empresa de planificación de bodas y eventos con sede en Chicago.

«Hemos utilizado, como, pequeñas personas animadas con las flechas con las palabras ‘2 metros’ en medio de las flechas. … Está en un marco de 20 por 25 (centímetros) para que lo puedan ver. Normalmente lo colocamos en un mueble alto».

La calidad del aire interior también es importante. Trabaja con los encargados de los locales para asegurarte de que se toman medidas para que las salas estén bien ventiladas, incluida la posibilidad de abrir ventanas o puertas cuando sea posible. Los techos altos, los ventiladores de ventana y los filtros HEPA (de alta eficiencia para partículas de aire) también pueden ayudar, al igual que el buen funcionamiento de los sistemas HVAC (calefacción, ventilación y aire acondicionado), que suministran aire limpio y diluyen los posibles contaminantes. No es necesario recurrir a sistemas de desinfección de alta tecnología, pues su eficacia rara vez ha sido demostrada por la Administración de Medicinas y Alimentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés), la Agencia de Protección Medioambiental (EPA, por sus siglas en inglés) y otras agencias gubernamentales

Simplificar para reducir el riesgo de covid-19

Cuantas más personas haya y más amontonadas estén, mayores serán las posibilidades de propagar el coronavirus si alguien se infecta. Las parejas pueden reducir la capacidad revisando su lista de invitados y decidiendo quién tiene que estar en la boda, dijo Dent.

El tamaño depende del lugar de celebración, pero el número «en 2020, cuando estábamos en pleno apogeo, era de 50 o menos», dijo Dent.

Incluso si planeas una boda al aire libre, todavía «no quieres invitar de más», dijo Dent. «Si el tiempo no está de tu lado ese día, vas a tener que trasladar a la gente al interior. Y en ese caso nos encontramos con la situación de no tener suficiente espacio».

Considera tus relaciones más importantes, «y a partir de ahí, piensa realmente en tu grupo de amigos», dijo Dent. «¿Es tu mejor amigo? ¿O es una persona con la que te has hecho amigo en el trabajo que potencialmente podría entender que no está necesariamente invitada a esta ceremonia?».

La duración de la boda también afecta al riesgo de covid-19. «Estar a menos de dos metros de alguien que tiene covid-19 durante un total de 15 minutos o más (en un periodo de 24 horas) aumenta en gran medida el riesgo de infectarse y requiere una cuarentena», han dicho los CDC. Por lo tanto, los eventos más largos son más arriesgados que los más cortos.

Acortar el evento podría significar no tener una recepción, lo que también podría responder a las preocupaciones sobre la propagación del coronavirus cuando la gente comparte una comida.

El asunto de la comida en las bodas

El problema de la comida «es que la gente se quita la mascarilla para comer si están muy cerca unos de otros», dijo Wen. «Si todo el mundo está separado al menos dos meros metros, no es una preocupación al aire libre. Pero si están muy juntos y se quitan las máscaras para comer, eso aumenta el riesgo».

Si se sirve comida, hay que sentar a las personas de la misma casa en la misma mesa y a una distancia mínima de 2 metros de las demás.

Evita las comidas tipo buffet, ya que todos estarían tocando los mismos utensilios para servir, dijo Stewart.

«Las comidas se emplatan (y) se llevan a los invitados», dijo Dent sobre las bodas pandémicas que ha planificado. «Como todos tenemos que permanecer sentados cuando se bebe y se come, se ha eliminado la idea de los aperitivos que se van pasando. … Cada uno se pone en un plato individual, cubierto de alguna forma».

Bailar, y en concreto respirar más fuerte mientras se baila, también puede hacer que las recepciones sean de mayor riesgo, dijo Wen. «La única manera de hacerlo con seguridad es asegurarse de que todos los que están allí están vacunados, y si eso no es posible por alguna razón, que se pongan en cuarentena y se hagan pruebas».

Si permites el baile, haz que las personas que viven en la misma casa bailen junto a sus propias mesas, dijo Dent.

«Los bailes con los padres, el primer baile de la pareja, el corte del pastel, esos momentos ceremoniales que se ven en muchas bodas, se siguen celebrando porque son, en cierto sentido, uno a uno», dijo Dent. «Solo hay que tener un espacio dentro del entorno».

Las personas totalmente vacunadas pueden fotografiarse juntas al aire libre y sin mascarillas si están al menos a dos metros de distancia de los demás. Las personas vacunadas y no vacunadas que se fotografíen juntas deben llevar mascarillas.

Stewart sugirió que eviten actividades como el lanzamiento de ramos de flores, que podrían animar a la gente a aglomerarse. Y en lugar de tener un libro de visitas que requiera que todos usen el mismo bolígrafo, tenga una pequeña tarjeta y un bolígrafo en cada asiento que los invitados puedan firmar.

«Ahora se convierte más en un libro de recortes de pequeñas tarjetas escritas a mano que en un libro de visitas», dijo Dent.

Garantizar que todos estén lo más seguros posible

Puedes ayudar a los invitados a reducir el riesgo colocando «estaciones de higiene» en las entradas del lugar de celebración y en todo el recinto, dice Dent. Estas estaciones pueden incluir desinfectantes para las manos, mascarillas desechables o mascarillas personalizadas para la boda.

Si tienes los medios para ello, también puedes hacer la prueba allí mismo, dijo Regina Davis Moss, directora ejecutiva asociada de política y práctica sanitaria de la Asociación Americana de Salud Pública. Algunos recintos y hoteles «lo ofrecen, sobre todo cuando hay huéspedes que viajan desde distintos lugares, y algunos estados exigen un test negativo antes de regresar», dijo Davis Moss.

Pero hay que saber que los resultados de las pruebas pueden no reflejar si alguien acaba de estar expuesto al coronavirus pero no ha estado infectado el tiempo suficiente para que los resultados de las pruebas sean positivos, añadió.

Algunas parejas están contratando a encargados del cumplimiento de medidas contra el covid-19 para que les ayuden a aplicar educadamente las precauciones de seguridad, como el distanciamiento físico, dijo Annie Lee, planificadora principal de la galardonada empresa de planificación de bodas y eventos Daughter of Design. Plannie, fundada por Lee, es una plataforma en línea a través de la cual la gente puede reservar planificadores locales para trabajar en eventos por horas.

«A través de ella, también añadimos a los agentes de cumplimiento de covid que se pueden contratar», dijo Lee. «No es el trabajo del planificador (ni) del recinto el que tiene que vigilar también a los invitados y sus mascarillas y cualquier otra norma que pueda haber».

Manejo de las expectativas y etiqueta de las bodas por la pandemia

Si piensas limitar la lista de invitados o exigir una prueba de vacunación contra el covid-19, tener esas conversaciones puede llegar a ser incómodo.

«Depende de ti, como organizador, establecer las reglas», dijo Wen. «Podrías decir, por ejemplo, ‘la salud y la seguridad de nuestros invitados a la boda es nuestra máxima prioridad. Las vacunas protegen a todos. Por tanto, pedimos que los asistentes estén totalmente vacunados, es decir, dos semanas después de la segunda dosis de la vacuna Pfizer o la Moderna, o dos semanas después de la vacuna Johnson & Johnson'».

A los niños y adultos invitados que no puedan vacunarse, se les puede ofrecer que, en su lugar, se pongan en cuarentena y se hagan la prueba, añadió Wen. «Una prueba en el periodo de 24 horas antes de la boda es probablemente suficiente».

«También puedes enmarcarlo, si lo deseas, como ‘Habrá personas que asistirán que son particularmente vulnerables, y es importante que los ayudemos a asistir. Esa es la razón por la que te pedimos ayuda'», dice Wen. «Haz que se trate de lo que realmente es, que es la protección de la salud».

Dado que las invitaciones no pueden dar mucha información, Dent sugirió comunicar las medidas de covid-19 a través de un sitio web de bodas.

«En el sitio web se pueden plantear preguntas y respuestas, así como si se exige una prueba de vacunación o una prueba de covid negativa. Esa información puede recopilarse allí, o puedes darles instrucciones sobre cómo enviártela», dijo. «Conozco a parejas que han enviado un documento de exención (electrónico) a sus invitados y les han pedido que lo firmen».

Como invitado, si tienes que viajar largas distancias a una boda, puedes tener cuestiones adicionales que considerar dependiendo de tu estado de vacunación: Los CDC siguen aconsejando a las personas no vacunadas que se queden en casa, pero deben hacerse la prueba de uno a tres días antes de su viaje, por ejemplo, y de tres a cinco días después de llegar a casa. Independientemente del resultado de la segunda prueba, también deben permanecer en cuarentena durante siete días.

Si te invitan a una boda en la que no hay medidas de seguridad y quieres compartir tus preocupaciones, la forma de hacerlo depende de tu relación con la pareja, dice Wen.

«Si son muy cercanos y se sienten cómodos con ello, considera llamar y tener una conversación franca. … Tal vez no hayan pensado en el beneficio de estas medidas de seguridad. Tal vez escuchen a varios invitados y consideren la posibilidad de aplicar nuevas medidas», dijo Wen. «Piensen en asistir a una parte de la ceremonia pero no a otra, por ejemplo, a una ceremonia al aire libre pero no al banquete en el interior. Al final, podrías considerar decirles tu verdadera razón: que te preocupa tu salud».