CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Colombia

Si la mayoría de protestas son pacíficas, ¿por qué la militarización? Iván Duque le responde a Amanpour

Por Christiane Amanpour

(CNN Español) -- Mientras las protestas en Colombia continúan y el cuestionamiento sobre el uso de la fuerza por parte de la policía va en aumento, el presidente Iván Duque habló en exclusiva con CNN acerca de las manifestaciones que han captado la atención del mundo. En conversación con Christiane Amanpour, Duque sostuvo que siempre ha defendido el derecho a la protesta pacífica y lo ha garantizado. En ese sentido, mencionó las condiciones en las que el Ejército responde en las ciudades y las 65 investigaciones a militares o policías por presuntos delitos.

Esta es la transcripción completa, en español, de la entrevista que se emitió este miércoles.

Duque en CNN: Tenemos cero tolerancia al abuso policial 12:48

Hemos hablado muchas veces de sus planes para su país, así que permítame comenzar preguntándole ¿por qué los manifestantes se encuentran con una respuesta altamente militarizada, que su país, usted, el gobierno normalmente reserva para combatientes, rebeldes, carteles de la droga y cosas por el estilo? ¿Por qué un helicóptero se desplegó sobre las calles de la ciudad y por qué la policía militarizada disparó así?

Bueno, muchas gracias Christiane por tenerme en su programa y déjeme comenzar diciendo que siempre hemos confiado y siempre hemos defendido el derecho fundamental en nuestra Constitución para la protesta pacífica. Creemos que es parte de la libertad de expresión y cuando nos referimos a la protesta pacífica siempre garantizamos los derechos. Tenemos que entender que en algunos lugares del país se ha visto que la gente ha convertido su expresión en actos vandálicos y delictivos. Esas acciones están regulados por la legislación colombiana para que se enfrenten con protocolos específicos de la policía y obviamente de las autoridades locales. Así que hemos garantizado que esos protocolos se cumplan.

Y también tengo que ser muy claro, Christiane, que si hay algún delito por parte de un miembro de la policía o del Ejército, en cualquier expresión, esas conductas están siendo investigadas y se van a judicializar. Pero, también es muy importante decir que la mayoría de los manifestantes han actuado de manera pacífica y un grupo mínimo que tiene vínculos en algunos lugares con acciones criminales. Esa clase de conductas las tiene que enfrentar la policía con contundencia.

publicidad

Señor presidente, usted dice lo que la mayoría de la gente señala: que la mayoría de las protestas son pacíficas y, sin embargo, en su declaración que transmitimos antes de que estuviera en vivo, dio a entender que se enfrentaba a una turba terrorista y que la respuesta del gobierno era legítima. Aún así, 41 civiles han muerto. Y hemos visto y transmitido los informes y videos de los incidentes allí. Entonces, también hemos escuchado a los jóvenes en las calles, en su país y su capital, decir: solo queremos diálogo. Queremos hablar con nuestros líderes sobre la pobreza, sobre el colapso de nuestros servicios básicos, sobre ese impuesto que nos iba a afectar, que significaba que no podíamos permitirnos ni siquiera los bienes básicos. Sé que lo ha retirado ahora. Pero, si está de acuerdo en que la mayoría de los manifestantes son pacíficos, ¿por qué continúa esta respuesta militarizada? ¿Ordenará que termine?

Permítame, Christiane, dividir su pregunta porque creo que es muy importante para mí aclarar todos los puntos que ha planteado. En primer lugar, la protesta pacífica siempre se garantiza y será garantizada por cualquier autoridad de nuestro país. Lo segundo, vimos casos de violencia y vandalismo y la destrucción del transporte público y bienes públicos, edificios públicos y también daños a civiles o personas que solo pasaban por las calles, o personas que tienen sus negocios que han sido afectadas por esos actos vandálicos. Y esos actos vandálicos se dan en lugares de la ciudad de Cali, en algunos lugares de la ciudad, y también en Bogotá, en algunos lugares de la ciudad. Y la intervención para enfrentar esos actos de violencia no solo se rige por la Constitución, bajo la ley, sino que siempre se realiza en estricta coordinación con las autoridades locales. En aquellos casos concretos en los que existe una amenaza a la seguridad pública, el protocolo implica que tiene que haber una acción de la policía. Pero, también, si hay una amenaza grave en una ciudad, los militares pueden apoyar el trabajo pero nunca participar en actividades antidisturbios. Lo que hacen en esta colaboración es proteger la infraestructura clave que puede estar amenazada. Bajo ningún motivo ha habido miembros del Ejército que han estado involucrados en actividades antidisturbios.

Gobierno de Colombia dice que será firme ante vandalismo 0:55

Y en el caso de posibles delitos, solo me gustaría resaltar a esto: ahora tenemos 65 acusaciones contra militares o policías, pero, específicamente el 98% sobre posibilidades con respecto a la actividad policial. Se han abierto 65 casos porque tenemos una política de tolerancia cero para cualquier conducta individual, que infrinja la ley. ¿Y quiénes han colaborado en eso? Los comandantes de policía, los comandantes de las fuerzas y nosotros hemos estado haciendo las investigaciones de manera rápida con la Fiscalía General de la República. Tenemos que estar siempre claros: hay tolerancia cero ante cualquier abuso a los derechos humanos o conductas que infrinjan la legislación colombiana. Pero, siempre es importante resaltar que tenemos un nivel de coordinación con las autoridades locales. De modo que si existe una amenaza a la seguridad, lo que hacemos es apoyar a la ley y el orden locales y se hace de forma estricta siguiendo los protocolos del uso de la fuerza.

Entonces, señor presidente, ya sabe, hace una distinción entre militares y policías. Hemos visto lo que hacen los militares. Y hemos escuchado de su propio lado que de 40 a 41 manifestantes civiles han sido asesinados en una democracia, así que también debemos ser claros en eso. Y déjeme leerle lo que, ya sabe, uno de sus patrocinadores clave en Estados Unidos ha tuiteado. Este es el senador Patrick Leahy, que tuiteó durante la noche: "Es impactante ver la violenta respuesta policial del gobierno colombiano hacia manifestantes abrumadoramente pacíficos... Estados Unidos ha invertido miles de millones para ayudar a Colombia a prosperar y establecer una base para el Estado de derecho. Se ha logrado mucho, pero las protestas y la respuesta miope y violenta del gobierno muestra el largo camino que aún le queda al país por recorrer. El Estado de derecho sigue siendo frágil". Sabe, señor presidente, pasó mucho tiempo y gran parte de su educación en Estados Unidos y ha visto cómo deberían ser las protestas. Y también ha visto cuántos líderes combinan pequeños grupos, usted sabe, violentos con una inmensa frente a una gran mayoría de manifestantes pacíficos. Y solo quiero saber cuál cree que será su legado. No puede postularse de nuevo para presidente, su mandato finaliza en un par de años. ¿Cuál quiere que sea su legado en este momento?

Bueno, déjeme tocar todos los puntos que has planteado. Por un lado, quiero dejar muy claro que siempre he sido un defensor del derecho a la protesta pacífica en una democracia. He sido un defensor y he confiado siempre en la democracia. Hemos estado lidiando con casos de violencia, que son casos puntuales, con todos los protocolos del uso de la fuerza. Cualquier acusación de un delito por parte de un individuo que es un miembro de los cuerpos policiales ha sido investigado, será investigado y vamos a trabajar en estrecha colaboración con la Fiscalía General. La Fiscalía General de la República está realizando las investigaciones con rigurosidad, a fin de determinar cuáles fueron las causas de las personas que han fallecido en interacciones o peleas con los cuerpos policiales. Y eso está muy claro por mi parte: tenemos que llegar al fondo de las investigaciones. También tenemos que avanzar, muy de cerca, con las investigaciones que están relacionadas con hechos de violencia contra cuerpos policiales.

Pero usted mencionó algo muy importante, Christiane. Mencionó que el proceso pacífico, lo ha dicho, que tenemos que entablar un diálogo. Hemos abierto ese diálogo y sabemos que tenemos personas que se han visto gravemente afectadas por los efectos políticos, económicos y sociales de la pandemia. Y sabemos que tenemos que abarcar muchas causas sociales de manera rápida, porque sabemos que los jóvenes, por ejemplo, han sido los más afectados en términos de empleo por la pandemia. Y queremos poder poner toda la política pública para dar respuesta a esos sectores de la población.

Pero también mencionó algo más: ¿cuál quiero que sea mi legado? En este momento, Christiane, creo que lo más importante es que tenemos que atender a las personas que se han visto gravemente afectadas económica y socialmente por la pandemia. Y estamos entablando diálogos con jóvenes de todo el país, y queremos construir un pacto nacional para que podamos atender sus necesidades laborales, sus necesidades educativas y también promover su liderazgo para tener participación política y representación. Y el legado también está relacionado con la idea de hacer que Colombia regrese al trabajo, a la vacunación, para que podamos recuperarnos de este mal acontecimiento que se ha visto en todo el mundo, que es la pandemia de covid-19.

Aunque si puedo resumir, mi legado es poder cerrar las brechas sociales para la mayoría de las personas necesitadas, y tenemos que construir un consenso nacional. Y es por eso que no solo hago un llamado a los líderes jóvenes, sino también a las autoridades locales, autoridades nacionales para que podamos construir un pacto para los jóvenes de Colombia, para la nueva generación, para que podamos abrir más oportunidades de educación, más oportunidades de trabajo, y poder llamar este año, la elección nacional, para elegir a los jóvenes líderes regionales para que tengan representación y puedan incidir en las políticas públicas.

Colombia: estas son las exigencias de los estudiantes 1:31

Bueno, me pregunto cómo empezará eso porque hasta ahora, sabe, algunos de los estudiantes, el Comité de Paro Nacional dice que el gobierno no ha mostrado empatía hacia sus demandas. Ahora, como dijo, el covid-19 ha devastado gran parte de su infraestructura. En Cali, uno de los lugares donde ha estallado la violencia, el 95% de las camas de las UCI están ocupadas. La economía es terrible para la gente de allí. El número de personas pobres ha aumentado en un 67%. Entonces es enorme. Se enfrenta a un gran problema. Así que hemos hablado con la alcaldesa de Bogotá y usted ha visto los reportajes de lo qué está pasando. ¿Qué va a hacer específicamente para que estos constituyentes, que son exigentes, el tipo de cosas de las que está diciendo que está dispuesto a hablar. Ya sabe, ¿cómo traerlos a la mesa y hacer estos cambios.

Permítame también mencionar algo Christiane, creo que todos sabemos lo mal que el covid-19 ha golpeado en nuestra economía. Sabemos que tuvimos una reducción en el crecimiento de alrededor del 6% el año pasado. Pero también estoy seguro de que este año será el año de la recuperación económica en Colombia. Tengo la expectativa de que en el primer trimestre de este año vamos a tener un crecimiento positivo, tengo esa expectativa. Eso significa que si vamos por ese camino, podríamos crecer por encima del 6% este año y ese tiene que ser un objetivo nacional. Si tenemos ese nivel de crecimiento, obviamente lo que queremos ver a continuación es la recuperación de los niveles de empleo que teníamos antes de la pandemia y eso significa que recuperaremos más de 3 millones de puestos de trabajo. Ahora, si se tiene en cuenta que los jóvenes han sido los más afectados por la pandemia ––porque ahí es donde tenemos la mayor concentración de desempleo––, lo que tenemos que hacer es actuar con valentía y con rapidez. Hemos tenido dos reuniones con líderes de diferentes partes del país que representan o tienen representación en el movimiento juvenil de todo el país. Y he dicho que queremos construir el pacto para que podamos garantizar la educación universitaria gratuita para los sectores de las poblaciones más necesitadas. Lo segundo que queremos hacer es tener las elecciones de los órganos regionales y municipales y nacionales que representan a los jóvenes que así ha sido por ley y este tiene que ser el año donde tengamos esa representación. Pero lo más importante es que construyamos un programa de incentivos para que las corporaciones puedan contratar a jóvenes y acelerar la recuperación de ese sector de la población. Y hemos visto importantes motivaciones de los líderes jóvenes en el país y vamos a sentarnos región por región para escucharlos, sus propuestas y poder construir este pacto nacional. Sé que esto es una crisis y sé que esta crisis nos ha lastimado mucho, pero creo que tenemos que convertir esta crisis en una oportunidad. Y la forma correcta de convertirlo en una oportunidad es poder construir, a través del diálogo, una agenda, que va a ser de corto, mediano y largo plazo, que tendrá una importancia y un efecto permanente en los beneficios para la población joven en Colombia.