CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Música

Fans de Glastonbury se quedan fuera de la transmisión en vivo del festival de música más grande del Reino Unido

Por Eoin McSweeney

(CNN) — ¿Alguna vez saltaste una valla para entrar a un concierto? El equivalente moderno de esto podría haber ocurrido el sábado, luego de que fans pudieran ver el mayor festival de música del Reino Unido de forma gratuita después de que este sufriera fallas técnicas.

Los fans del Reino Unido que compraron entradas por 20 libras (28 dólares) para ver el evento en vivo de Glastonbury no pudieron ver las actuaciones de artistas como Coldplay, Jorja Smith y George Ezra, y los organizadores se vieron obligados a publicar un enlace a una transmisión gratuita.

«De nuevo, sentimos mucho los problemas en la primera parte de la transmisión», dijo la organizadora del festival Emily Eavis en un tuit. «Pero gracias por todos los mensajes de apoyo, así como por las increíbles respuestas sobre el evento en sí».

¿Qué pasó en el Glastonbury digital?

El espectáculo «Live at Worthy Farm» comenzó a las 19:00 horas locales (14:00 horas ET), pero a los pocos minutos los fans se quejaban en internet de que no podían ver el primer acto, Wolf Alice, a pesar de ya haberlo pagado.

Driift, compañía socia de Glastonbury para la transmisión en vivo, declaró en un comunicado que estaba «devastada» por las fallas técnicas.

publicidad

El organizador de eventos en línea, que ha presentado con éxito a artistas como Niall Horan y Andrea Bocelli, envió un nuevo enlace dos horas después de que comenzara el espectáculo, lo que permitió a los fans volver a verlo de forma gratuita.

George Ezra en el Festival de Glastonbury. / Getty Images

«Al final pude ver todo el festival, pero desde luego la organización del evento no estuvo a la altura de lo que se supone que debe cumplir un festival tan importante como este», dijo Ana Bravo Díaz, que intentó acceder al festival online desde Madrid (España) tras pagar una entrada.

Bravo Díaz le comentó el domingo a CNN que no pudo acceder a la transmisión durante dos horas y que, incluso cuando pudo, no había opción de regresar hasta el principio; esto únicamente se podía cuando el espectáculo había terminado.

Agregó que no se le ofreció un reembolso directamente, pero Driift puso a disposición de quienes quieran solicitarlo un formulario. Dijo que cualquier persona que comprara una entrada también tendría acceso a las transmisiones del domingo y que también se pondría a disposición un enlace de visualización hasta el 30 de mayo.

‘Problemas técnicos, inaceptables’

Driift envió a CNN un segundo comunicado el domingo en el que decía estar «mortificada» y que los problemas técnicos eran inaceptables.

«Driift no es un negocio de tecnología ni una plataforma de medios de comunicación, y dependemos de una empresa de terceros para ciertos aspectos de la transmisión del evento», aseguró.

«Este proveedor ya identificó la causa de los problemas de anoche y, aunque estamos a la espera de un informe técnico completo, no hubo problemas posteriores para los compradores de entradas que accedieron a las transmisiones que siguieron para Norteamérica o Australia».

Asimismo, la empresa de eventos pidió disculpas a Glastonbury, a los artistas que actuaron y a los clientes. Añadió que no está ganando dinero con el evento transmitido en línea.

Glastonbury no respondió inmediatamente a solicitudes de comentarios.

Un año más sin festival presencial

Los organizadores de Glastonbury dijeron en enero que el famoso festival de música británico se cancelaría por segundo año consecutivo en medio de la pandemia de covid-19.

Las entradas que ya se compraron pasarán a 2022, cuando Glastonbury pretende celebrar su segundo evento en cinco años, tras un año de descanso en 2018 y dos eventos consecutivos cancelados.

Se suponía que la transmisión en línea proporcionaría la tan necesaria financiación para el evento en 2022, a la vez que apoyaría a las organizaciones benéficas Oxfam, Greenpeace y WaterAid, según el sitio web de Glastonbury.

El director Paul Dugdale, nominado al Grammy, creó la producción de cinco horas de duración, que lleva a los espectadores a un recorrido virtual por el recinto del festival. El fallo no afectó a otras tres transmisiones en otras zonas horarias.

«Hemos puesto nuestro corazón y nuestra alma en la realización de este evento, y estamos muy orgullosos de ello. También estamos enormemente agradecidos con todos los artistas que dedicaron su tiempo a ofrecer actuaciones impresionantes», dijo Eavis en otro tuit.

El espectáculo se volverá a transmitir el domingo.

Uno de los festivales más prestigiosos

El evento, de fama internacional, se celebra normalmente en 364 hectáreas de la granja de la familia Eavis en Somerset, al suroeste de Inglaterra.

El festival de 2019 atrajo a una multitud de 175.000 asistentes y contó con las actuaciones de The Cure, Stormzy, The Killers, entre otros.

Glastonbury —posiblemente el evento de música en vivo más prestigioso del mundo— ha sido encabezado por un conjunto de estrellas británicas y mundiales desde su primera fecha en 1970, incluyendo a David Bowie, los Rolling Stones, Oasis, U2 y Beyoncé.