CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Aviación

Estos conceptos de cabina de avión de dos pisos podrían ser el futuro de los vuelos

Por Francesca Street

(CNN) — Los diseñadores de asientos de avión llevan mucho tiempo ideando conceptos innovadores para las cabinas económicas, buscando el equilibrio ideal entre hacer caber al mayor número posible de pasajeros y mantener una experiencia relativamente agradable para ellos.Y aunque los asientos de avión de pie que han estado en consideración durante los últimos años todavía no han visto la luz, y la revisión de los asientos de avión que parecía estar en el horizonte el año pasado a raíz de la pandemia nunca se materializó, todavía hay muchos diseñadores que trabajan para revolucionar la cabina del avión.

Siempre atentos a las últimas actualizaciones e innovaciones, los Crystal Cabin Awards son conocidos por destacar las nuevas tendencias en el interior de los aviones.

Después de que la pandemia retrasara el anuncio de los ganadores de los premios de 2020, este año los Crystal Cabin Awards han reducido sus ocho categorías habituales a dos premios clave que reconocen en qué punto se encuentra la aviación en estos momentos: la categoría de elección de los jueces y el premio al viaje aéreo limpio y seguro.

Desde estirar las piernas en la sección inferior de una cabina con asientos económicos de varios niveles hasta acurrucarse en un compartimento construido en los compartimentos superiores, los nominados ofrecen una visión del futuro potencial de los vuelos.

Cabina de dos niveles

Uno de los conceptos más intrigantes de la lista de candidatos es el proyecto de asiento económico Chaise Longue, que plantea una cabina de asientos de doble nivel, con cada fila alternando entre asientos en el suelo y asientos elevados a unos metros del suelo.

Chaise Longue

Doble nivel: El Chaise Longue lleva tiempo gestándose, pero Núñez Vicente considera que funcionaría bien tras el covid-19. «Como da más espacio entre los pasajeros y los coloca a diferentes alturas, es más adecuado para los vuelos en tiempos de pandemia», dice a CNN Travel.

El diseño se atribuye al estudiante de 21 años Alejandro Núñez Vicente, que procede de España pero estudia en la Universidad TU Delft de los Países Bajos. Núñez Vicente cuenta a CNN Travel que su experiencia viajando por Europa en clase económica le sirvió en parte de inspiración para la idea.

publicidad

Harto de la falta de espacio para las piernas, se dio cuenta de que elevar la fila de asientos de delante resolvería el problema. Su diseño elimina el compartimento superior para el equipaje, lo que permite que haya más espacio en la cabina para los asientos superiores. En su lugar, el equipaje se guarda en compartimentos bajo el asiento.

Núñez Vicente considera que este diseño funcionaría bien en el avión Flying-V, que se está desarrollando actualmente en la Universidad Técnica de Delft, pero dice que también podría aplicarse en un Boeing 747, un Airbus A330 o cualquier otro avión de tamaño medio o grande.

Núñez Vicente dice que tomó ideas que ya estaban siendo discutidas por el equipo que trabaja en el proyecto Flying-V y aportó su propia visión.

El objetivo era crear una experiencia de cabina multinivel que ofreciera algo atractivo a los viajeros sentados en ambos niveles.

«La fila inferior tiene la ventaja de que los pasajeros tienen la experiencia de estar en un sofá estirando las piernas, mientras que la fila superior ofrece una experiencia SUV, haciendo posible, por ejemplo, cruzar las piernas debido al mayor espacio disponible para las piernas y en general», dice Núñez Vicente.

El diseño del asiento también ofrece más ángulos de reclinación, así como un respaldo ajustable y un soporte cervical desplegable, para ofrecer más comodidad.

«La clase económica actual suele estar limitada a una posición única o ligeramente reclinada que impide al usuario tener una experiencia de vuelo cómoda y relajante», dice Núñez Vicente.

Espacio inesperado: La idea del diseño es crear más espacio para los pasajeros y, al mismo tiempo, permitir que haya varios asientos en funcionamiento. «La fila inferior tiene la ventaja de que los pasajeros tienen la experiencia de un sofá al estirar las piernas, mientras que la fila superior proporciona una experiencia de SUV, haciendo posible, por ejemplo, cruzar las piernas debido al mayor espacio para las piernas y en general», dice Núñez Vicente.

El concepto ya estaba pensado antes de la pandemia, pero Núñez Vicente cree que el diseño se adapta al clima actual.

«Como da más espacio entre los pasajeros, y los coloca a diferentes alturas, es más adecuado para los vuelos en tiempos de pandemia», dice. Además, las piezas de los asientos están diseñadas para ser movidas fácilmente, lo que permite convertir un avión comercial en uno de carga.

Núñez Vicente trabaja ahora para hacer realidad el diseño en colaboración con sus profesores de la Universidad Técnica de Delft, el Dr. Peter Vink y el Dr. Wolf Song. El siguiente paso es el diseño de prototipos demostrables.

«Por ahora, se trata de un proyecto interno de la universidad, dirigido por los estudiantes, que aún no se ha presentado formalmente a las compañías aéreas. Sin embargo, algunas empresas del sector aeroespacial ya han mostrado su interés por el proyecto del Asiento Económico Chaise Longue, lo que presenta posibles posibilidades de futuras colaboraciones», afirma Núñez Vicente.

En las nubes

Toyota

En las nubes: El concepto CLOUD CAPSULE de Toyota Boshoku también está nominado a los premios del jurado. Según un comunicado de la empresa japonesa, el diseño espera «hacer que los viajes en clase turista sean más seguros, más agradables y más cómodos, creando al mismo tiempo más oportunidades de ingresos para las aerolíneas».

La Chaise Longue no es el único diseño que ofrece una configuración de asientos de dos pisos que ha sido reconocido por los premios Crystal Cabin de este año.

El concepto CLOUD CAPSULE de Toyota Boshoku también está en la lista de finalistas, ya que imagina la zona situada sobre el asiento económico como un espacio adicional al que los pasajeros pueden retirarse una vez que el avión alcanza la altitud de crucero.

Según un comunicado de la empresa japonesa, el diseño debería «hacer que los viajes en clase turista sean más seguros, agradables y cómodos, al tiempo que crea más oportunidades de ingresos para las aerolíneas».

La idea es que los pasajeros puedan comprar un pasaje de asiento económico normal y luego, como complemento, adquirir el acceso a CLOUD CAPSULE, que Toyota Boshoku denomina «una sala multiuso que iguala la experiencia de un asiento de clase business».

La cápsula, que ofrece una privacidad inesperada en la abarrotada cabina económica, también podría tener sus propios ajustes de calefacción y aire acondicionado.

Cloud Capsule

Mayor privacidad: La idea es que el pasajero compre un pasaje en clase económica y luego, como complemento, adquiera el acceso a CLOUD CAPSULE para disfrutar de un espacio privado integrado en la zona del compartimento superior para trabajar, relajarse o dormir.

Otro de los candidatos al premio del jurado que pretende reimaginar la clase turista, aunque no añadiendo otro nivel a la cabina, es Interspace, una idea de diseño de asiento de Universal Movement, una empresa derivada de la compañía de diseño londinense New Territory.

El asiento pretende facilitar el sueño de los pasajeros en clase turista, mediante unas alas acolchadas que se despliegan a ambos lados del respaldo del asiento, lo que permite una mayor privacidad y un lugar acolchado para descansar la cabeza.

CNN Travel probó el asiento cuando se estrenó en la cumbre Aircraft Cabin Innovation en diciembre de 2019, comentando la privacidad y la comodidad que ofrece.

Universal Movement trabaja ahora con Safran Seats para hacer realidad el concepto.

El diseño llamó la atención de los 27 jueces de los Crystal Cabin Awards porque podría adaptarse a una cabina de avión existente.

Por su parte, en la categoría de viajes aéreos limpios y seguros se reconocen diseños como la varilla de desinfección por rayos ultravioleta de Boeing, que trabajó en colaboración con empresas como Etihad Airways, para idear una «varita mágica portátil» que pudiera limpiar la cabina de un avión.

Conceptos que marcan tendencia

El representante de Crystal Cabin Awards, Lukas Kaestner, explica a CNN Travel que, en los últimos años, el organismo encargado de los premios ha registrado cada vez más diseños innovadores de asientos para la clase turista.

«Por supuesto, la probabilidad de que, por ejemplo, los asientos de dos pisos y las cápsulas tomen realmente impulso en los próximos años es todavía escasa», dice Kaestner. «Pero no debemos subestimar la capacidad de marcar tendencia y agenda de tales conceptos para la aviación como industria».

La lista completa de los nominados a los Crystal Cabin Awards de este año puede consultarse aquí, y se espera que los ganadores se anuncien en la Aircraft Interiors Expo de este año, que se celebrará virtualmente en septiembre de 2021.