CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Análisis

ANÁLISIS | La economía de China necesita trabajadores, pero su política de natalidad de tres hijos podría no ser la respuesta al problema

Por Laura He

Hong Kong (CNN Business) — La decisión de China de permitir que la gente tenga más hijos es un dramático intento de evitar una creciente escasez de mano de obra que podría obstaculizar el crecimiento económico del país.El cambio de política para permitir a las parejas tener tres hijos en lugar de dos, anunciado este lunes, pretende mejorar la «estructura demográfica» de China, hacer frente al envejecimiento de la población y mantener «abundantes recursos humanos» para la segunda mayor economía del mundo, según la agencia estatal de noticias Xinhua.

La medida supone un gran cambio para China, que no relajó su antigua política de un solo hijo hasta hace seis años.

Pero la presión ha ido aumentando desde entonces, y hace unas semanas China informó de un alarmante descenso de su población activa que los economistas advirtieron que podría frenar el crecimiento económico. Los datos recientes del censo mostraron que la población de China está creciendo a su ritmo más lento en décadas, mientras que el número de personas de entre 15 y 59 años cayó por debajo de los 900 millones, hasta cerca del 63% de la población en 2020, lo que supone un descenso de unos 7 puntos porcentuales respecto a la década anterior.

Cae la fuerza laboral de China, según indica el censo 0:45

Los expertos señalan que la población activa de China alcanzará su punto máximo en los próximos años antes de reducirse en un 5% durante la próxima década.

«El dividendo demográfico que impulsó el crecimiento económico del país en las últimas décadas se disipará rápidamente», afirmó Yue Su, economista de la Economist Intelligence Unit de Londres, en unas declaraciones publicadas a principios de este mes.

Esto podría significar problemas para los grandes objetivos de política económica establecidos por el presidente Xi Jinping. Este se ha propuesto duplicar el PIB de China para 2035.

publicidad

Y aunque algunos pronósticos afirman que China podría superar a Estados Unidos como mayor economía del mundo a finales de esta década, tiene una brecha mucho mayor que cerrar en términos de prosperidad. Según el Fondo Monetario Internacional, el PIB per cápita de China es de US$ 17.000, mientras que el de Estados Unidos supera los US$ 63.000.

China introdujo su política de un solo hijo hace más de 40 años para hacer frente a la superpoblación y aliviar la pobreza. Pero a medida que la población envejecía, Beijing comenzó a flexibilizar sus políticas, y en 2015 anunció que relajaría las restricciones para permitir hasta dos hijos por familia.

Ahora el gobierno está cediendo aún más, pero el simple hecho de decirle a la gente que puede tener más hijos puede no ser suficiente para abordar la crisis demográfica. La tasa de natalidad de China cayó casi un 15% interanual en 2020, y algunas personas han indicado que el aumento del costo de la vida es un impedimento importante para tener familias más numerosas.

En las redes sociales chinas hubo una notable falta de entusiasmo tras el anuncio del lunes. Las razones para no querer tener un tercer hijo, o ningún hijo en realidad, fueron uno de los temas más candentes en Weibo, una plataforma de medios sociales similar a Twitter en China.

«Es principalmente porque me siento cansada», escribió un usuario de Weibo. «¿Cómo puedo darme el lujo de tener un hijo cuando la presión en la vida es tan alta?».

Xinhua preguntó a los usuarios de Weibo si estaban preparados para tener un tercer hijo. La encuesta en línea atrajo más de 30.000 respuestas en media hora, más del 90% de los cuales votaron «absolutamente no lo estoy considerando». La encuesta fue retirada discretamente.

«A menos que se tomen otras medidas para fomentar la fertilidad, la liberalización adicional de los límites de natalidad podría proporcionar una ayuda limitada a las tasas de natalidad y al crecimiento general de la población en China», escribieron los analistas de Goldman Sachs en una nota de investigación la semana pasada. «Parece probable que la población en China alcance su punto máximo en los próximos cinco años y que la población en edad de trabajar siga disminuyendo».

— Ben Westcott contribuyó con este reportaje.