CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Finanzas Personales

Biden anunciará nuevas acciones para reducir la brecha racial de riqueza, a 100 años de la masacre de Tulsa

Por Kate Sullivan

(CNN) — El martes, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunciará nuevas acciones que tomará su administración para reducir la brecha racial de riqueza cuando visite Oklahoma para conmemorar el centenario de la masacre de Tulsa, según altos funcionarios de la administración.

Biden anunciará que utilizará el poder adquisitivo federal para aumentar los contratos federales con empresas pequeñas y desfavorecidas en un 50%, lo que, según la Casa Blanca, se traducirá en US$ 100.000 millones adicionales durante cinco años.

El presidente también anunciará detalles adicionales en el Plan de Empleo Estadounidense, incluido el fondo de revitalización comunitaria de US$ 10.000 millones para apoyar proyectos de infraestructura cívica. El fondo estará dirigido a comunidades económicamente desatendidas y subdesarrolladas como Greenwood, donde tuvo lugar la masacre de Tulsa hace 100 años.

El fondo apoyará la adaptación de edificios vacíos y escaparates para proporcionar espacio de bajo costo para servicios y empresarios comunitarios, incluidos centros de salud, espacios artísticos y culturales, programas de capacitación laboral, incubadoras de empresas y mercados comunitarios. El fondo también apoyará la eliminación de desechos tóxicos para crear nuevos parques y jardines comunitarios.

Biden anunciará US$ 15.000 millones en nuevas subvenciones competitivas dirigidas a vecindarios donde la gente ha sido aislada de trabajos, escuelas y negocios debido a inversiones anteriores en transporte. También invertirá US$ 31.000 millones para apoyar a las pequeñas empresas propiedad de minorías.

Contra la discriminación racial en el mercado de vivienda

El presidente tomará nuevas medidas para abordar la discriminación racial en el mercado de la vivienda, incluido el lanzamiento de un nuevo esfuerzo interinstitucional para abordar la desigualdad en la tasación de viviendas y combatir agresivamente la discriminación en la vivienda.

publicidad

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EE.UU. (HUD, por sus siglas en inglés) publicará dos reglas de vivienda justa para combatir la desigualdad sistémica. El HUD restaurará afirmativamente más definiciones y certificaciones de vivienda justa, y restablecerá el estándar de efectos discriminatorios.

El departamento se está moviendo hacia “interpretaciones tradicionales de la Ley de Vivienda Justa”, según un alto funcionario de la administración, y está revertiendo los esfuerzos de la administración de Trump para debilitar sus protecciones. Las reglas están destinadas a permitir que el HUD «haga cumplir más enérgicamente la Ley de Vivienda Justa», dijo el funcionario.

El HUD tomará comentarios sobre esta propuesta y los considerará antes de finalizar la regla. La Casa Blanca espera que las nuevas reglas se publiquen en el Registro Federal la semana del 7 de junio.

Biden dirigirá a la secretaria de Vivienda, Marcia Fudge, para que lidere una iniciativa interinstitucional para abordar la desigualdad en las tasaciones de viviendas. Esta iniciativa incluirá la aplicación potencial de las leyes de vivienda justa, la acción reguladora y el desarrollo de estándares y orientación en asociación con la industria y los gobiernos estatales y locales.

El presidente anunciará nuevos detalles sobre el crédito fiscal para viviendas nuevas en el vecindario en el Plan de Empleo Estadounidense, que tiene como objetivo atraer inversión privada en el desarrollo de viviendas asequibles para compradores y propietarios de viviendas de ingresos bajos y moderados.

Se anunciarán nuevos detalles sobre el programa de US$ 5.000 millones para desbloquear posibilidades, un nuevo programa de subvenciones que otorga fondos a jurisdicciones que toman medidas para reducir las barreras para producir viviendas asequibles y ampliar las opciones de vivienda para personas con ingresos bajos o moderados.

Descendientes buscan justicia

Descendientes de la masacre de Tulsa, que estuvo envuelta en secreto durante décadas, todavía buscan justicia 100 años después y piden reparaciones.

Ha aumentado la presión en el Capitolio para que se haga justicia a estas víctimas. A principios de este mes, Viola Fletcher, una sobreviviente de la masacre de 107 años, testificó ante el Congreso y pidió justicia y que el país reconociera oficialmente la masacre.

«Tengo 107 años y nunca he visto justicia. Rezo para que algún día lo haga», dijo Fletcher a los legisladores. Fletcher tenía siete años cuando presenció la masacre.

El viaje del presidente es el mismo día en que la ciudad de Tulsa comenzará a exhumar cuerpos posiblemente vinculados a la masacre. El martes por la mañana, expertos liderados en parte por el Servicio Arqueológico de Oklahoma comenzarán a mapear y preparar el sitio ubicado en el cementerio de Oaklawn.

Hoy, Greenwood es una fracción del tamaño que tenía antes de la masacre. El barrio adinerado nunca se reconstruyó por completo y sus descendientes dicen que el área nunca se recuperó por completo.

En su proclamación del lunes, el presidente dijo que las leyes y políticas aprobadas a raíz de la masacre hicieron que la recuperación del vecindario fuera casi imposible. Dijo que el gobierno federal debe «reconocer el papel que ha desempeñado para despojar a las comunidades negras de la riqueza y las oportunidades».

Reafirmó su compromiso de abordar el racismo sistémico en Estados Unidos, «para promover la justicia racial en todo nuestro gobierno y trabajar para erradicar el racismo sistémico de nuestras leyes, nuestras políticas y nuestros corazones».

El presidente dijo que su administración está abordando las desigualdades raciales de larga data invirtiendo en programas para proporcionar capital a las pequeñas empresas en áreas económicamente desfavorecidas y asegurando que los proyectos de infraestructura promuevan la equidad racial y la justicia ambiental.

Además del Plan de Empleo Estadounidense, Biden ha propuesto el Plan Familias Estadounidenses, que invertiría fuertemente en educación, licencia pagada y cuidado de niños.