CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Tiroteos

Dos menores, uno de 12 y una de 14 años, irrumpieron en una casa, encontraron armas y comenzaron a disparar contra agentes, según el sheriff

Por Melissa Alonso, Eric Levenson, Leyla Santiago, Sara Weisfeldt

(CNN) — Los agentes del condado de Volusia, Florida, dispararon a una menor de 14 años este martes por la noche después de que ella y un menor de 12 años huyeran de un hogar de acogida, entraran por la fuerza en una casa, encontraran varias armas en su interior y luego abrieran fuego contra los agentes, según el sheriff del condado de Volusia, Mike Chitwood.La adolescente recibió un disparo en el abdomen y el brazo y se encuentra en condición estable, mientras que el niño se rindió y no resultó herido, dijo la oficina del sheriff.

«No sé qué decir. ¿En qué nos hemos equivocado para que un menor de 12 años y otra de 14 piensen que está bien enfrentarse a las fuerzas del orden?» dijo Chitwood.

La oficina del sheriff difundió el miércoles más de 9 minutos de video editado en el que se muestran imágenes de las cámaras corporales y de un helicóptero que observa la escena.

¿Cuándo se justifica que la policía use la fuerza letal? 2:13

«Ella está apuntando con el arma. Está apuntando con el arma detrás del basurero», dice un agente en la grabación poco antes de que los agentes abran fuego.

A los menores se les acusa de intento de homicidio de un agente de la ley y de robo a mano armada. El chico mide 1,5 metros y pesa 35 kilos, mientras que la chica mide 1,8 metros y pesa 64 kilos, según los documentos.

Las declaraciones juradas incluyen detalles de una entrevista con el menor en la que admite haber disparado repetidamente a los agentes con una pistola, una escopeta y un AK-47 que se habían llevado de la casa. El joven dijo a los investigadores que vieron a los agentes fuera de la casa, momento en el que la chica dijo: «Voy a destrozar esto como GTA», en referencia al videojuego Grand Theft Auto, según las declaraciones juradas.

publicidad

La sorprendente oleada de disparos se produjo luego de que, según el sheriff Chitwood, los agentes trataron repetidamente de desescalar la situación y de establecer contacto personal con los menores, y se vieron obligados a esconderse detrás de los árboles en medio de oleadas de disparos.

«Intentamos desescalar, lanzamos un teléfono móvil a la casa para intentar hablar con ellos. La joven de 14 años sale del garaje con una escopeta de cañón, apunta a los agentes y, a pesar de las advertencias de que la suelte, vuelve a entrar en el garaje. Regresa una segunda vez, y es entonces cuando los agentes abren fuego», dijo Chitwood.

tiroteo adolescentes Florida

El Sheriff Mike Chitwood del condado de Volusia, Florida, declara sobre el tiroteo que involucra a dos menores.

El menor ha estado en hogares de acogida desde 2017, dijo. El sheriff dijo este martes que la menor había quemado una casa en abril, pero el miércoles se corrigió, diciendo que la niña había provocado incendios en un terreno boscoso que estuvo a punto de quemar casas.

El Departamento de Policía del estado de Florida (FDLE, por sus siglas en inglés) está investigando el uso de la fuerza por parte de los agentes a petición de la Oficina del Sheriff del Condado de Volusia, según la portavoz del FDLE, Gretl Plessinger. El FDLE examinará los hechos de lo sucedido, desarrollará una línea de tiempo y luego proporcionará información al fiscal del estado, que tomará una determinación sobre si el uso de la fuerza estaba justificado, dijo.

Los menores entraron en la casa y luego abrieron fuego

Según las autoridades, los menores huyeron alrededor de las 17:00 horas del martes y evadieron a la policía durante horas. Alrededor de las 19:30 horas, un transeúnte dijo a los agentes que había oído cómo se rompían los cristales de una casa cercana, y los agentes comprobaron que se había forzado la entrada a la vivienda, según la oficina del sheriff.

Los agentes se pusieron en contacto con el propietario de la casa, que dijo que no debía haber nadie en ella y que había una pistola, una escopeta de cañón y un AK-47 en el interior, así como una gran cantidad de municiones, según la oficina del sheriff.

Cuando los agentes rodearon la casa e intentaron establecer contacto con estos dos jóvenes, fueron recibidos con disparos, dijo el sheriff. La oficina del sheriff dijo que los menores dispararon a los agentes en cuatro ocasiones distintas a lo largo de unos 35 minutos.

En un momento dado, la adolescente de 14 años salió de la casa y amenazó con matar al sargento Donnie Maxwell, dijo Chitwood.

El sargento señaló que los agentes recibieron múltiples disparos antes de que «no les quedara más remedio que devolver los disparos». Tras disparar a la chica, el chico, que iba armado con un AK-47, se entregó a los agentes, según la oficina del sheriff.

Al menos ocho agentes estuvieron involucrados en el suceso, dijo la oficina del sheriff.

En su rueda de prensa de este martes, Chitwood elogió a sus agentes por la forma en que se contuvieron ante las oleadas de disparos.

«Los agentes hicieron todo lo posible esta noche para desescalar, y casi pierden la vida por un menor de 12 años y una de 14», dijo. «Si no fuera por su formación y su supervisión… alguien habría acabado muerto».

La casa, una granja de 12 hectáreas en Deltona, al norte del lago Monroe, pertenece a AJ Bedizel, quien dijo a CNN que él y sus dos hijas habían ido a una tienda de comestibles Publix el martes por la noche antes del allanamiento. Cuando regresó, vio que la policía había rodeado el lugar y les oyó gritar por un megáfono que los que estaban dentro salieran con las manos en alto.

Aseguró que no conocía a los dos menores que causaron estragos en su casa. Rompieron ventanas, dispararon al techo y destruyeron una parte de la casa, dijo. Bedizel agradeció que no hubiera nadie en la vivienda en ese momento, pero no le han permitido volver a su domicilio y no tiene dónde ir.

«Fuimos violentados, y no sé cuál es el siguiente paso, el paso saludable para mí, para mis hijas para superar esto», dijo a CNN. «No sé si mis hijas se sentirán seguras. No sé qué hacer. Realmente no lo sé. Estoy perdido».

Centro de acogida de niños pondrá una moratoria en el programa de acogida de emergencia

Chitwood también criticó al Departamento de Justicia Juvenil de Florida en términos particularmente duros, calificando al departamento de «fracaso» y «fraude», y criticó al Hogar Infantil Metodista Unido de Florida (FUMCH, por sus siglas en inglés), donde habían estado albergados. La oficina del sheriff dijo que atendió cerca de 300 llamadas en el FUMCH en 2020.

«Esta situación es trágica y es el resultado de que el sistema le falle a nuestros menores», dijo Kitwana McTyer, la presidenta y CEO de FUMCH, en un comunicado de prensa. «Estos menores necesitan desesperadamente atención en el entorno adecuado, que es un nivel de atención superior al que proporcionamos».

McTyer dijo que los dos menores habían estado en el programa de Atención de Acogida de Emergencia, que actualmente atiende a tres niños.

«Como resultado de este evento, vamos a poner una moratoria en nuestro programa de Atención de Acogida de Emergencia en el campus durante los próximos 30 días y luego dejaremos de proporcionar ese servicio hasta el momento en que sintamos que podemos hacerlo de una manera segura para los menores que entran bajo nuestro cuidado y simultáneamente proteger a nuestro personal que hace un valioso trabajo en el cuidado de nuestros menores todos los días», dijo McTyer.

«En esta coyuntura, el nivel de niños que nos están enviando a través de la atención de acogida de emergencia a veces está más allá del alcance de nuestras capacidades para proporcionar la atención requerida y limita a quiénes podemos atender como parte de nuestra misión».

McTyer dijo que el hogar ha registrado un mayor nivel de niños que entran repetidamente en el sistema con «comportamientos escalados» en los últimos años. Aun así, señaló que el hogar está obligado por ley a ponerse en contacto con las fuerzas del orden si un menor sale de la propiedad, por lo que muchas de las 300 llamadas a la oficina del sheriff en 2020 no eran emergencias.

El FUMCH fue fundado en 1908 como un orfanato y continúa brindando atención a los niños, y McTyer enfatizó en la declaración que el programa de atención de acogida de emergencia es solo una parte de sus servicios. «Somos un centro de bienestar infantil, no una instalación de atención de seguridad», dijo McTyer.

El Departamento de Justicia Juvenil no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

–Tina Burnside de CNN contribuyó con este reportaje.