CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Rusia

Exclusiva: Estadounidense encarcelado en Rusia pide a Biden que tome una ‘acción decisiva’ para frenar la detención de ciudadanos estadounidenses

Por Jennifer Hansler

(CNN) — Paul Whelan, un estadounidense encarcelado en Rusia, pidió al presidente Joe Biden que «discuta y resuelva agresivamente» la cuestión de los ciudadanos estadounidenses detenidos por motivos políticos cuando se reúna con el presidente Vladimir Putin en una cumbre, a finales de este mes.

«Se necesita una acción decisiva de inmediato» para detener el «secuestro» de ciudadanos estadounidenses, dijo Whelan a CNN en una entrevista telefónica exclusiva desde el campo de trabajo forzado ruso donde está cumpliendo una sentencia de 16 años por un cargo de espionaje que niega con vehemencia.

«Este no es un problema de Rusia contra mí, es un problema de Rusia contra Estados Unidos, y Estados Unidos necesita responder a esta situación de diplomacia de rehenes y resolverla lo más rápido posible», dijo.

Whelan le dijo a CNN que tiene «un sentimiento positivo» sobre la próxima reunión entre los líderes de Estados Unidos y Rusia, calificándola de «un buen paso en la dirección correcta».

«Sé que el presidente Biden y el secretario [de Estado Antony] Blinken están trabajando para mi liberación y regreso a casa», dijo.

Blinken planteó el caso de Whelan, así como el del detenido estadounidense Trevor Reed, en su reunión con el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, a fines de mayo. Se espera que Biden y Putin «discutan toda la gama de cuestiones urgentes» cuando se reúnan en Ginebra, Suiza, dijo la Casa Blanca, incluido el control de armas, Ucrania y los abusos contra los derechos humanos. Biden ha adoptado una postura mucho más dura hacia Moscú que su predecesor, el expresidente Donald Trump, y dio a conocer amplias sanciones en abril por la interferencia rusa en las elecciones estadounidenses de 2020, el ciberataque a SolarWinds y su ocupación en curso y «graves abusos de derechos humanos» en Crimea.

publicidad

Whelan, que también es ciudadano irlandés, británico y canadiense, fue detenido en un hotel de Moscú, en diciembre de 2018, por las autoridades rusas que alegaron que estaba involucrado en una operación de inteligencia. Los funcionarios estadounidenses han condenado su sentencia y nuevamente negó los cargos en su conversación con CNN.

«Es bastante simple. No hubo delito. No hubo evidencia. El juicio secreto fue una farsa», dijo. «Esto se hizo por motivos puramente políticos».

«Cuanta más gente entienda que soy inocente y que nunca ha ocurrido ningún crimen de espionaje, mejor», agregó Whelan, señalando que esperaba que la resolución de su caso fuera rápida.

EE.UU. exige a Rusia liberar a exmarino sentenciado 0:43

Whelan pasa sus días trabajando en una «maquila»

«Han pasado más de dos años. Son casi 888 días, que es el doble de tiempo que los ciudadanos estadounidenses que fueron rehenes en Teherán», dijo.

En el campo de trabajo donde está encarcelado en Mordovia, a ocho horas en automóvil desde Moscú, Whelan pasa sus días trabajando en una fábrica de ropa a la que llamó «maquila».

Es «exactamente lo mismo todos los días», le dijo a CNN. «Nos levantamos a las 6. Tenemos 10 minutos de ejercicios. Desayunamos durante unos 20 minutos, y luego trabajamos todo el día, almorzamos durante unos 20 minutos, trabajamos toda la tarde y luego tenemos parte de la noche para nosotros después de nuestra formación y en ese tiempo lavamos la ropa, escribimos cartas, leemos libros, tratamos de hacer llamadas telefónicas, cosas por el estilo».

Tiene tos persistente y bursitis en el codo debido al trabajo en la fábrica, dijo, y agregó que «obtener atención médica aquí es muy difícil».

«Los guardias a menudo nos impiden ir a la unidad médica, y luego la unidad médica está tan abarrotada que a menudo te rechazan. Y creo que ese es probablemente uno de los mayores desafíos en este momento: simplemente obtener una atención médica decente», dijo Whelan.

Whelan, un ex infante de Marina estadounidense que había estado viviendo en Michigan antes de su encarcelamiento en Rusia, le dijo a CNN que está tratando de mantener «una actitud mental positiva» sobre la situación. Él reconoció que escribir cartas y ser capaz de leer libros en inglés contribuyeron a que su mente «permaneciera en el lugar correcto».

«Lo supero día a día», le dijo Whelan a CNN. «Es algo que a diario esperas que tenga una resolución, pero sabes que estás sobrellevando todo lo que está sucediendo y esperando lo mejor».