CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Empresas

JBS vuelve a operar después del ciberataque. Pero para algunos empleados, ya es demasiado tarde

Por Brian Fung

Washington (CNN Business) — Incluso cuando la productora de carne JBS reanudó las operaciones en muchas de sus plantas de carne de Estados Unidos el miércoles después de que un ciberataque cerró toda la producción de carne en las instalaciones de todo el país esta semana, trabajadores como Erika Gutierres siguen preocupados por lo que la interrupción podría significar para su sueldo.

Gutierres, una madre soltera, trabaja en el piso de matanza en las instalaciones de JBS en Cactus, Texas, manipulando corazones, hígados, colas e intestinos de res. Después de recibir mensajes de texto de su empleador diciendo que se quedara en casa el martes, Gutierres ahora dice que los piratas informáticos causaron más daño del que podían imaginar.

Pero no a las operaciones de JBS: la compañía ha dicho que la mayoría de sus plantas volverían a estar en línea el miércoles, y luego agregó que está programada para reanudar la producción en todas sus instalaciones el jueves.

Gutierres vive de sueldo a sueldo, le dijo a CNN en una entrevista, ganando US$ 24 la hora, o alrededor de US$ 800 a la semana después de impuestos. Ahora teme retrasarse en el pago del alquiler, la guardería de los niños y los gastos de gasolina de su automóvil, incluso con la reanudación del trabajo en las plantas, porque se perderá las horas extra. «Voy a estar corta en todas mis facturas, y eso me estresa y hace que mi vida sea mucho más difícil».

Cameron Bruett, jefe de asuntos corporativos de JBS USA, dijo a CNN el miércoles que los trabajadores sindicalizados recibirán al menos 32 horas de pago esta semana de acuerdo con su contrato y a pesar del ciberataque, y que los empleados deberían recibir esa información de dirigentes sindicales locales.

«El salario mínimo está garantizado en todas las plantas sindicalizadas, incluida Cactus, independientemente del ataque», dijo Bruett. «Todas las plantas de carnes rojas de la empresa están sindicalizadas».

publicidad

Celestino Rivera, un funcionario de la oficina del sindicato local que representa a los empleados de Cactus de JBS, dijo que la oficina está en «contacto constante» con los trabajadores sobre el estado de la planta y sobre cómo presentarse a trabajar. Los trabajadores que tengan problemas con las horas o el pago pueden presentar una queja formal, dijo Rivera.

«Esta fue una pérdida de horas de corta duración y hemos visto tormentas de hielo y cortes de energía que crean problemas similares durante períodos más prolongados», dijo Rivera, «y a lo largo de los años siempre me las he arreglado para resolverlo y esperamos hacer lo mismo esta vez».

¿Qué pasó?

JBS, otra víctima de los ciberataques 0:59

La productora de carne cerró las nueve plantas procesadoras de carne de res de Estados Unidos el martes luego del ciberataque que derribó sus sistemas de TI.

Las páginas de Facebook que parecen representar varias instalaciones de carne de res de JBS en varias partes del país indicaron más adelante que el negocio normal pronto se reanudaría.

JBS opera plantas de carne de res en estados como Arizona, Texas, Nebraska, Colorado, Wisconsin, Utah, Michigan y Pensilvania, dijo el funcionario sindical.

En un comunicado el martes por la noche, JBS dijo que «la gran mayoría» de sus operaciones de carne de res, cerdo, aves de corral y alimentos preparados se realizarían el miércoles.

«Nuestros sistemas están volviendo a estar en línea y no estamos desperdiciando recursos para combatir esta amenaza», dijo Andre Nogueira, CEO de JBS USA. La compañía dijo más tarde que estaba «según lo programado para reanudar la producción en todas» las instalaciones de JBS USA y Pilgrim el jueves. Nogueira agregó en un comunicado el miércoles por la noche que «anticipamos operar mañana cerca de la capacidad total en nuestras operaciones globales».

JBS no respondió a las preguntas de CNN sobre las demandas de los piratas informáticos o si la empresa pagó el rescate. El miércoles por la tarde, el FBI atribuyó públicamente el ciberataque de JBS a REvil, una banda de ransomware que, según los expertos en ciberseguridad, probablemente tenga su sede en Rusia.

Lo que significa para los empleados

Algunos empleados pueden ganar un turno adicional el sábado para compensar el tiempo de inactividad de esta semana, dijo Gutierres, pero para entonces el daño ya estará hecho, y muchos de sus compañeros de trabajo ya habían hecho planes familiares para el fin de semana, lo que significa que las consecuencias del hackeo pueden durar mucho más para algunos de lo que puede parecer para otros.

Bruett dijo que los turnos del sábado se habían programado con anticipación para tener en cuenta el feriado del Día de los Caídos y no están relacionados con el ciberataque.

Gutierres dijo: «Estoy muy agradecida por todo lo que JBS ha hecho por mí. JBS me ha dado mucho. Pero estos hackers simplemente lo arruinaron todo para mí».

A pesar de la interrupción, la empresa y sus trabajadores todavía están juntos, dijo Rivera. «Todos estamos trabajando hacia el objetivo final: producir carne de res en caja y ganar dinero».

Alex Marquardt contribuyó a este informe.