CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
El Salvador

Asamblea Legislativa de El Salvador reforma 23 leyes que dan más control al Gobierno

Por Merlin Delcid

(CNN Español) — La Asamblea Legislativa de El Salvador, de mayoría oficialista, reformó 23 leyes para modificar el proceso para elegir a los representantes del sector privado que integran las juntas directivas de las instituciones autónomas y semiautónomas.

Los cambios aprobados durante la sesión plenaria, que inició el jueves y se extendió hasta la madrugada del viernes, establecen que los representantes del sector ya no solo serán propuestos por la Asociación Nacional de la Empresa Privada (Anep), sino por cualquier gremial o sector.

El presidente Nayib Bukele dijo en varios tuits que los cambios son parte de la democracia y que el sector privado ya no impedirá el trabajo de su gobierno. «No más bloqueos al desarrollo de nuestro país», agregó el mandatario en uno de los mensajes.

Las reformas, según los diputados oficialistas, también incluyen parámetros para la destitución de los miembros de las juntas directivas en caso de incumplir con las responsabilidades.

«Qué tiene que estar haciendo la Anep poniendo sus reglas en donde están las instituciones públicas», aseguró Ernesto Castro, presidente de la Asamblea Legislativa, en conferencia de prensa. «Ellos ya no van a poder seguir bloqueando», agregó.

publicidad

«Estamos quitando la parte ideológica de estas juntas directivas. Las estamos democratizando», dijo el diputado Romeo Ahuerbach, de la Gran Alianza por la Unidad Nacional (Gana), partido aliado del oficialista Nuevas Ideas (NI).

Las críticas de la oposición

Sin embargo, la oposición criticó las reformas porque consideran que fortalecen el control del Ejecutivo. «Lo que aquí se está haciendo es quitarle transparencia al manejo de las autónomas. Están quitando el punto de contraloría, por eso es un retroceso», afirmó el diputado Rodrigo Ávila, de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena).

La Asociación Nacional de la Empresa Privada (Anep) está integrada por 55 gremiales, de las cuales, según su presidente Javier Simán, el 96% son pequeñas y medianas empresas.

En un comunicado, la Anep consideró que con las reformas aprobadas por la Asamblea Legislativa se abre la posibilidad de que empresas y personas con conflictos de intereses nominen a candidatos. «Se está concretando el interés de evadir todo tipo de contraloría ciudadana y la rendición de cuentas que otros gobiernos intentaron en el pasado», agrega el comunicado.

Lo mismo que en 2012

En agosto de ese año, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (Fmln), Gran Alianza por la Unidad Nacional (Gana), Concertación Nacional (Cn) y el Partido de la Esperanza (Pes) aprobaron reformas que dejaron fuera a los representantes del sector privado de las juntas directivas de las instituciones autónomas y semiautónomas. Los diputados, en ese momento, delegaron la atribución de nombrar las vacantes al entonces presidente Mauricio Funes (2009-2014).

Sin embargo, el 14 de noviembre de 2016, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia declaró inconstitucional esas reformas. La razón principal, según el fallo de los magistrados, fue que los cambios fueron aprobados con dispensa de trámite, sin que los diputados justificaran la urgencia para su aprobación.

Destituciones necesarias para avanzar

Bukele justificó el 1 de junio la destitución de los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y el fiscal general. «Sin las decisiones tomadas sería imposible transformar el país», dijo Bukele durante su discurso por el segundo año de gobierno.

El Salvador: destituciones prenden alarmas 4:56

Las destituciones de funcionarios aprobadas el 1 de mayo por la Asamblea, de mayoría oficialista, han provocado una ola de condenas de la comunidad internacional. Sin embargo, Bukele ha dicho que no hay «marcha atrás» en los cambios promovidos por su gobierno y que mientras «Dios le dé fuerzas» no permitirá que regresen al poder los partidos Arena y Fmln que gobernaron El Salvador en los últimos 30 años.