CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Empleo

¿Están las prestaciones por desempleo provocando escasez de trabajadores? Esto es lo que sabemos

Por Tami Luhby

(CNN) — Una vez considerados una red de seguridad crucial en la tormenta económica alimentada por la pandemia, los beneficios de desempleo mejorados ahora están enfrentando a los desempleados que dicen que todavía luchan por encontrar trabajo contra empresas que argumentan que ahora luchan por encontrar empleados.

Hay muchos ejemplos anecdóticos para respaldar cada lado. Pero lo que está sucediendo en el mercado laboral, y el efecto del polémico impulso federal semanal de US$ 300 extendido por el Congreso en el paquete de estímulo de marzo más reciente, sigue sin estar claro.

Aproximadamente la mitad de los economistas dicen que no están seguros de si el suplemento es un gran desincentivo para los trabajadores con salarios más bajos, según una encuesta publicada la semana pasada por la Iniciativa de Mercados Globales de la Escuela de Negocios Booth de la Universidad de Chicago. Un 28% cree que lo es, mientras que el 16% siente que no lo es.

«Supongo que los US$ 300 están teniendo un efecto desalentador en las personas que trabajan, pero no es un efecto gigantesco. Pero tengo mucha incertidumbre porque no creo que tengamos buenos datos», dijo Joseph Vavra, un economista profesor de la Universidad de Chicago, quien investigó el impacto de la mejora semanal de US$ 600 que el Congreso aprobó al comienzo de la pandemia el año pasado, cuando millones fueron despedidos repentinamente en medio de cierres comerciales generalizados.

La mayoría de los gobernadores republicanos no esperaron a que se supiera. Al menos 25 han anunciado que están terminando temprano uno o más de los programas de desempleo pandémico, citando escasez de mano de obra en sus estados. Aproximadamente 4,5 millones de personas se verán afectadas y los beneficiarios comenzarán a perder sus beneficios a partir del 12 de junio.

El beneficio de US$ 300, así como otros dos programas pandémicos que brindan beneficios a contratistas independientes y otros que normalmente no califican y para aquellos que se han quedado sin sus beneficios estatales regulares, está programado para durar hasta principios de septiembre en los estados que continúan con los programas.

publicidad

Lo que se sabe es que el pago federal adicional significa que algunas personas están ganando más con el desempleo que en sus trabajos. Las estimaciones oscilan entre aproximadamente el 25% y aproximadamente el 40% de los trabajadores despedidos que se encuentran en esta situación.

Lo que dicen los desempleados

Los estadounidenses sin trabajo señalan una multitud de factores que les impiden regresar al mercado laboral. Pero hasta que consigan un trabajo, dicen que necesitan el colchón semanal de US$ 300 para mantenerse a flote financieramente.

Aunque hubo un récord de 8,1 millones de vacantes de trabajo, a marzo, algunos trabajadores dicen que muchos de estos puestos pagan muy poco o están demasiado lejos para que ellos puedan permitirse aceptarlos o que los puestos requieren habilidades o certificaciones que ellos no tienen.

Otros han presentado solicitudes para decenas de listados pero no están siendo llamados a entrevistas ni recibiendo ofertas. La economía todavía tiene 8,2 millones de puestos de trabajo menos en comparación con febrero de 2020.

Y otros siguen teniendo dificultades para conseguir el cuidado de niños a tiempo completo porque sus proveedores pueden haber cerrado o limitado la inscripción o porque sus hijos todavía asisten a la escuela de forma remota.

Casi 7,3 millones de adultos dicen que no están trabajando porque están cuidando niños que no están en la escuela o en la guardería, según los datos de la encuesta más reciente del Censo de mediados a fines de mayo. Esa cifra ha aumentado desde la segunda quincena de abril, cuando fue de 6,8 millones.

Además, la pandemia sigue pesando sobre algunos estadounidenses, a pesar del aumento de las vacunas y la disminución de los casos. Aproximadamente 3,8 millones de personas dijeron que no están trabajando porque les preocupa contraer o propagar el virus, lo que es inferior a los 4,2 millones de abril, según la Oficina del Censo.

Lo que dicen las empresas

Los empleadores, que están ansiosos por aumentar el personal a medida que la economía se reabre, dicen que no pueden encontrar suficientes trabajadores, en parte porque el generoso suplemento mantiene a la gente al margen.

«No es la razón, pero es absolutamente una razón», dijo Neil Bradley, director de políticas de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, que ha pedido a los estados que pongan fin al programa pandémico.

Ya existen algunas pruebas iniciales de que el inminente final del suplemento está teniendo algún efecto previsto, le dijo Bradley a CNN. Señaló un informe de Indeed que mostraba que la actividad de búsqueda de empleo en el sitio aumentó el día en que un estado anunció que terminaría temprano con los beneficios de la pandemia. Sin embargo, el pico desapareció al octavo día.

El suplemento semanal de US$ 300 probablemente tuvo «efectos pequeños pero notables» en la búsqueda de empleo y la disponibilidad de los trabajadores en los primeros cuatro meses de este año, según un estudio reciente del Banco de la Reserva Federal de San Francisco.

Aproximadamente 1 de cada 7 trabajadores no acepta ofertas de trabajo debido a las prestaciones de desempleo, según el coautor del estudio Rob Valletta, director asociado de investigación de la Reserva Federal de San Francisco.

El hallazgo es una extrapolación de una investigación anterior sobre el aumento de US$ 600 del año pasado. Pero terminar con el suplemento actual probablemente no ayudará mucho a los empleadores, dijo Valletta a CNN.

«Eliminarlo no aumentará mucho el crecimiento del empleo», dijo sobre la mejora de US$ 300.

Las empresas están tomando medidas para atraer a más trabajadores. Empresas como Under Armour, Amazon y Walmart han aumentado su salario mínimo para atraer trabajadores, y las empresas más pequeñas también están ofreciendo incentivos. El dueño de un restaurante de Arizona se ha ofrecido a pagar la matrícula universitaria para los empleados de tiempo completo que regresen al trabajo.

La Cámara pidió el miércoles a los estados que usen fondos federales para ayudar a los padres a pagar el cuidado de los niños. Arizona anunció un plan de este tipo el mes pasado junto con el fin del impulso federal de US$ 300. El estado proporcionará tres meses de asistencia para el cuidado de niños para aquellos que ganen hasta aproximadamente US$ 52.000 al año y que regresen al trabajo después de recibir los beneficios por desempleo.