CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Obama critica a los republicanos por acoger las falsedades sobre la elección de 2020

Por Dan Merica

(CNN) — El expresidente de Estados Unidos Barack Obama dijo que los republicanos han sido «intimidados para que acepten» una serie de posiciones que «serían irreconocibles e inaceptables incluso hace cinco años o una década», y le dijo a Anderson Cooper de CNN que está preocupado por el estado de la democracia en el país, en una entrevista exclusiva que se emitió el lunes en CNN.

Obama, en una entrevista que se produce después de que se publicaran sus últimas memorias, «A Promised Land«, a fines de 2020, dijo que nunca pensó que algunos de los «espíritus oscuros» que comenzaron a surgir dentro del Partido Republicano durante su mandato se volverían tan oscuros y que llegaran al epicentro del partido.

«Tenemos que preocuparnos», dijo Obama, «cuando uno de nuestros principales partidos políticos esté dispuesto a adoptar una forma de pensar sobre nuestra democracia que sería irreconocible e inaceptable incluso hace cinco años o hace una década».

El ejemplo más claro de esto, dijo Obama, fue la insurrección del 6 de enero y cómo ahora «grandes porciones de un Congreso electo están de acuerdo con la falsedad de que hubo problemas con las elecciones». La insurrección en el Capitolio de Estados Unidos por partidarios de Trump se produjo el mismo día en que 147 legisladores republicanos votaron para no certificar la victoria electoral de Joe Biden en estados clave. La falsedad de que se robaron las elecciones presidenciales de 2020 ha sido impulsada por el propio expresidente Donald Trump, quien desde entonces ha aplaudido las infundadas auditorías republicanas de las elecciones.

Las hijas de Obama participaron en Black Lives Matter 2:25

Cuando Cooper le preguntó acerca de los líderes republicanos que se opusieron brevemente a Trump después de la insurrección, Obama dijo: «Y luego, puf, de repente todos volvieron a la línea».

«Ahora, la razón de eso es que la base lo creyó y la base lo creyó porque esto se lo había dicho no solo el presidente, sino por los medios de comunicación que ellos miran», dijo Obama. Más tarde agregó: «Mi esperanza es que las mareas cambien. Pero eso requiere que cada uno de nosotros comprenda que este experimento en democracia no es autoejecutable. No ocurre automáticamente».

publicidad

«Ocupamos mundos diferentes»

Obama escribió extensamente en sus memorias sobre cómo su histórica elección en 2008 creó una ola de agitación amarga y divisiva que alimentó el obstruccionismo de los republicanos y finalmente cambió el partido a su versión actual. Trump, argumenta Obama en el libro, resume esto, porque a «millones de estadounidenses asustados por un hombre negro en la Casa Blanca, les prometió un elixir para su ansiedad racial».

Pero Obama también miró más allá de Trump en las memorias, señalando que el verdadero auge de este tipo de republicanismo comenzó cuando el senador de Arizona John McCain, el oponente de Obama en 2008, eligió a la entonces gobernadora de Alaska Sarah Palin como su compañera de fórmula. «A través de Palin», argumentó Obama en el libro, «parecía como si los espíritus oscuros que habían estado acechando durante mucho tiempo en los bordes del Partido Republicano moderno… estuvieran encontrando su camino hacia el centro del escenario».

Obama elogió a algunos republicanos en su entrevista con CNN por proteger las elecciones presidenciales, en particular al secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, de quien el expresidente dijo que era «muy valiente», a pesar de haber sido «brutalmente atacado por ello». Raffensperger se convirtió en el blanco de la ira republicana después de defender los resultados de las elecciones en Georgia, lo que le dio el estado a Biden. Trump ha respaldado al principal rival de Raffensperger, la representante Jody Hice.

Pero algunos de los comentarios más agudos del expresidente se produjeron cuando se le preguntó sobre las causas fundamentales de las profundas divisiones en el país, divisiones que Obama atribuyó, en parte, a preguntas sobre fuentes de información y raza.

«Ocupamos mundos diferentes. Y se vuelve mucho más difícil para nosotros escucharnos, vernos», dijo Obama, algo que el expresidente atribuyó a una nacionalización de los medios y la política.

«Tenemos más estratificación y segregación económicas. Combine eso con la estratificación racial y el aislamiento de los medios de comunicación, por lo que no solo tiene a Walter Cronkite dando las noticias, sino que tiene mil lugares diferentes», dijo Obama. «Todo eso ha contribuido a que se sienta que no tenemos nada en común».

La solución, dijo Obama, son más reuniones cara a cara donde las personas escuchan las luchas e historias de los demás.

«La pregunta ahora es cómo creamos esos lugares, esos lugares de encuentro para que la gente haga eso», dijo. «Porque ahora mismo, no los tenemos y estamos viendo las consecuencias de eso».

Raza y división en 2021

En el corazón de algunas de estas divisiones, argumentó Obama, está la raza, una línea transversal que definió el ascenso de Obama en la política y su elección como el primer presidente negro.

El expresidente dijo durante la entrevista que sigue siendo «difícil para la mayoría… de los estadounidenses blancos reconocer que pueden estar orgullosos de este país y sus tradiciones y su historia y nuestros antepasados ​​y, sin embargo, también es cierto que estas cosas terribles sucedieron».

«Los vestigios de eso perduran y continúan», dijo Obama. «Y la verdad es que cuando traté de contar esa historia, muchas veces mis oponentes políticos deliberadamente no solo la bloqueaban, sino que trataban de explotarla para su propio beneficio político».

Como lo hace en su libro de memorias, Obama señala su decisión de criticar el arresto del profesor de Harvard Henry Louis Gates en 2009, quien fue detenido tratando de ingresar a su propia casa en Cambridge, Massachusetts. Los comentarios de Obama sobre el arresto —»La policía de Cambridge actuó estúpidamente al arrestar a alguien cuando ya había pruebas de que estaba en su propia casa», dijo en 2009— desató una tormenta y, según el expresidente, hundió su intención de voto con electores blancos.

«Y nos da una idea del grado en que estas cosas todavía están… están profundamente en nosotros. Y, ya sabes, a veces inconscientes», dijo Obama en la entrevista. «También creo que hay ciertos medios de comunicación de derecha, por ejemplo, que monetizan y capitalizan avivando el miedo y el resentimiento de una población blanca que está presenciando un cambio en Estados Unidos».

Mientras Obama bromea durante la entrevista diciendo que está «un poco canoso» para volver a la organización comunitaria, sus hijas, Sasha y Malia, participaron en las protestas de Black Lives Matter después de que George Floyd fuera asesinado en Minneapolis en 2020, dando su padre una «gran fuente de mi optimismo».

«Mis hijas son mucho más sabias, sofisticadas y talentosas que yo a su edad», dijo Obama riendo durante la entrevista. «Cuando la gente habla de… cómo pienso sobre mi legado, ya sabes, parte de él son los niños que se criaron durante los ocho años que fui presidente. Hay un montón de suposiciones básicas que hacen sobre lo que país puede y debe ser lo que creo que todavía se mantiene. Todavía lo creen. Y están dispuestos a trabajar para lograrlo».