CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Desastres Naturales

Socavones: ¿qué son, cómo se forman y qué tipos hay?

Por CNN Español

(CNN Español) — Los socavones son más comunes de lo que piensas. Sin embargo, no todos son iguales, pues los procesos de formación tienen nombres específicos, según el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés).

Mira el impresionante socavón que engulló varios autos 0:39

El último de los socavones que ha estado en tendencia es el que se formó en Puebla, México. Este es enorme, de más de 80 metros de diámetro. Pero también puede haber otros que simplemente generen pequeños estanques.

Se forma impresionante socavón en Puebla, México 1:11

¿Por qué se forman los socavones?

Muchos socavones se forman cuando el agua de lluvia ácida disuelve la piedra caliza o rocas similares bajo el suelo, dejando un gran vacío que se derrumba cuando ya no es capaz de soportar el peso de lo que está por encima, ya sea un campo abierto, una carretera o una casa. A estos se les denomina «socavones por colapso de la cubierta».

¿Todos los socavones colapsan de forma aparatosa como el de Puebla?

No, algunos simplemente provocan el hundimiento del suelo, o dan lugar a pequeños estanques o humedales de agua salada, de acuerdo con el Departamento de Protección Ambiental de Florida.

Tipos

1. Socavones de disolución

Según USGS, el agua disuelve las rocas más rápido cuando entra en contacto directo con las grietas. 

publicidad

«La disolución de la piedra caliza o la dolomita es más intensa donde el agua entra en contacto por primera vez con la superficie de la roca. Se produce cuando el flujo se concentra en las aberturas preexistentes de la roca, como a lo largo de las grietas, fracturas y planos de estratificación, y en la zona de fluctuación del nivel freático, donde el agua subterránea está en contacto con la atmósfera», señala el USGS.

2. Socavones por subsidencia de la cubierta

USGS menciona que que este tipo de socavones se forman cuando los terrenos en la superficie son permeables y contienen arena.

«En las zonas en las que el material de la superficie es más grueso o los sedimentos contienen más arcilla, los socavones de subsidencia son relativamente poco frecuentes, son más pequeños y pueden pasar desapercibidos durante largos periodos», agrega.

3. Socavones por colapso de la cubierta

Estos socavones se pueden formar bruscamente (en apenas unas horas) y causar daños potencialmente catastróficos, según el USGS.

«Se producen cuando los sedimentos que los cubren contienen una cantidad significativa de arcilla (…). Con el tiempo, el drenaje en la superficie, la erosión y la deposición de sedimentos transforman el socavón en una hendidura en forma de cuenco menos profunda», señala.

4. Los socavones también pueden ser provocados por las personas

El USGS explica que este tipo de socavones se relaciona con las prácticas del uso de suelo, «especialmente con el bombeo de aguas subterráneas, y con las prácticas de construcción y desarrollo».

También se forman cuando los seres humanos cambian los patrones naturales del drenaje del agua y se crean nuevos sistemas para su desviación.

«Algunos socavones se forman cuando se modifica la superficie del terreno, como cuando se crean estanques industriales y de almacenamiento de aguas de lluvia. El peso de este nuevo material puede desencadenar un colapso subterráneo, provocando así un socavón», detalla el USGS.

Con información de Michael Pearson, de CNN.