CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

La variante delta del coronavirus es solo una de las nubes que se ciernen sobre la economía de China

Por Laura He

Hong Kong (CNN Business) -- La recuperación económica de China se está desacelerando, y no es solo la propagación de la variante delta del coronavirus lo que tiene a economistas y funcionarios gubernamentales en alerta.

Los funcionarios chinos publicaron este lunes nuevos datos sobre la producción industrial, la inversión y las ventas minoristas de julio que muestran signos de debilidad en la economía. El crecimiento de la producción industrial fue el más lento en 11 meses, aumentando un 6,4% respecto al año anterior. La producción de automóviles se vio afectada por la escasez mundial de semiconductores.

El crecimiento de las ventas minoristas en julio fue el más débil de todo el año. Mientras, que la inversión en activos fijos también incumplió las expectativas de los economistas.

"La propagación del virus y los desastres naturales han afectado la economía en algunas regiones, y la recuperación económica sigue siendo inestable y desigual", dijo Fu Linghui, portavoz de la Oficina Nacional de Estadísticas (NBS), en una conferencia de prensa en Beijing este lunes.

Así impacta la variante delta a la economía en EE.UU. 1:05

Junto con el último brote de coronavirus, las inundaciones catastróficas azotaron el centro de China el mes pasado y mataron a más de 300 personas. Los daños y trastornos generalizados también han causado pérdidas económicas directas por un total de casi US$ 21.000 millones, según las estadísticas del gobierno publicadas este mes.

publicidad

El estallido de covid-19 probablemente contribuyó a al menos parte de la desaceleración de las ventas minoristas hacia fines de julio, según Julian Evans-Pritchard, economista senior de Capital Economics para China.

Presión sobre el mercado laboral

El brote en China se ha extendido a más de la mitad de las 34 provincias y regiones del país y condujo a más de 1.000 casos confirmados. Las autoridades han tomado medidas dramáticas para erradicar nuevas infecciones. Incluso con órdenes de confinamiento en varias ciudades, cancelando vuelos y cerrando lugares de entretenimiento.

La tasa de desempleo de los jóvenes empeoró en julio hasta el 16,2%, según datos del gobierno. Es la tasa más alta en un año.

El brote del virus, junto con las interrupciones causadas por las graves inundaciones en el centro de China, "parece haber interrumpido un poco la contratación de nuevos graduados", agregó Evans-Pritchard en una nota de investigación de este lunes.

Fu, del NBS, dijo que algunos factores están contribuyendo a la presión sobre el mercado laboral. Más de 9 millones de nuevos graduados universitarios buscan trabajo en China este año. Y debido a la pandemia, muchos estudiantes que estaban estudiando en el extranjero han regresado a casa para buscar trabajo.

Los persistentes cuellos de botella de la oferta y las condiciones crediticias más estrictas han exacerbado las preocupaciones sobre el crecimiento económico. El gasto en infraestructura fue especialmente débil cuando las autoridades retiraron el apoyo fiscal.

5 cosas: China difunde teoría conspirativa, y más 3:25

La producción automotriz, en baja

"Las restricciones más estrictas sobre los préstamos entre los desarrolladores parecen estar quitando parte del calor de la inversión inmobiliaria", agregó Evans-Pritchard.

La fabricación de automóviles tuvo el peor desempeño entre los principales sectores industriales, contrayéndose un 8,5% en julio en comparación con el año anterior. Eso se debió principalmente a la escasez de chips en curso, según Iris Pang, economista en jefe para la Gran China en ING.

También es probable que la producción de computadoras, equipos de telecomunicaciones y otros productos electrónicos se desacelere en los próximos meses debido a los problemas de suministro de chips, agregó Pang.

Más desafíos para la economía china

Hay más desafíos por delante para la economía china. La semana pasada, las autoridades cerraron una terminal en el puerto de Ningbo-Zhoushan, el tercer puerto de contenedores más grande del mundo, después de que un trabajador portuario dio positivo por covid-19. El puerto maneja mercancías que llenarían alrededor de 78.000 contenedores de 6 metros cada día, y la terminal que cerró representa alrededor de una quinta parte del volumen del puerto.

"Esto afectará negativamente la actividad de importación y exportación en el área de Shanghai", dijo. "Esperamos que la congestión de la terminal tarde varios meses en despejarse", agregó.

El reciente endurecimiento a la regulación sobre tecnología, educación y otros sectores también podría "reducir el crecimiento" de las empresas de tecnología en el corto plazo, agregó Pang.

Evans-Pritchard, mientras tanto, dijo que esperaba que el gasto se recuperara a medida que el virus vuelva a estar bajo control y se levanten las restricciones en China. Pero anticipó que la desaceleración en otros lugares se profundizaría, ya que es probable que el Banco Popular de China continúe controlando el crecimiento del crédito.