CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Planeta en peligro

1.000 millones de niños del mundo corren un "riesgo extremadamente alto" de sufrir los efectos de la crisis climática, advierte Unicef

Por Radina Gigova

(CNN) -- Casi la mitad de los niños del mundo corren un "riesgo extremadamente alto" de sufrir los efectos de la crisis climática, advirtió el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés) en un nuevo informe.

El informe, presentado este viernes, concluye que aproximadamente 1.000 millones de niños, o casi la mitad de los 2.200 millones de niños del mundo, viven en uno de los 33 países clasificados por el organismo como de "riesgo extremadamente alto".

Entre los 33 estados identificados como de riesgo extremadamente alto se encuentra Afganistán, que ha enfrentado una sequía prolongada y la inestabilidad política durante años, y una vez más se enfrenta a un futuro incierto después de que quedó totalmente bajo el control de los talibanes durante el fin de semana.

"Por primera vez, tenemos una imagen completa de dónde y cómo los niños son vulnerables al cambio climático, y esa imagen es casi inimaginablemente nefasta", dijo Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de Unicef.

"Las perturbaciones climáticas y medioambientales están socavando todo el espectro de los derechos de los niños, desde el acceso al aire limpio, los alimentos y el agua potable, hasta la educación, la vivienda, la libertad de explotación, e incluso su derecho a sobrevivir. Prácticamente ninguna vida de los niños estará sin afectar", dijo Fore, y añadió que "la crisis climática es una crisis de los derechos de los niños".

publicidad
5 claves de la crisis climática en el informe de la ONU 1:40

El índice se lanzó en colaboración con Fridays for Future, un movimiento climático liderado por jóvenes y encabezado por la activista sueca Greta Thunberg, en su tercer aniversario. Los estudiantes de todo el mundo han hecho huelga todos los viernes para exigir más medidas contra la crisis climática.

"Los niños son los más afectados por esta crisis y los que más sufrirán sus consecuencias", dijo Thunberg en un video que acompañaba a la presentación del informe.

"Se han movilizado muchos millones de personas, especialmente los jóvenes. Tenemos que concienciar y crear una movilización masiva de personas de todo el mundo. Sólo así podremos ganar, y vamos a pasar a la acción y a tratar las crisis", dijo.

Según Unicef, las conclusiones del informe "reflejan el número de niños afectados hoy en día, cifras que probablemente empeorarán a medida que se aceleren los impactos del cambio climático".

Una crisis heterogénea

El informe muestra que actualmente, 920 millones de niños están muy expuestos a la escasez de agua, 240 millones de niños están muy expuestos a las inundaciones costeras, 600 millones de niños, a las enfermedades transmitidas por vectores, 815 millones de niños están muy expuestos a la contaminación por plomo y 820 millones de niños, a las olas de calor, entre otros peligros.

"Mientras que casi todos los niños del mundo están en riesgo de al menos uno de estos peligros climáticos y ambientales, los datos revelan que los países más afectados se enfrentan a crisis múltiples y a menudo superpuestas que amenazan con erosionar el progreso del desarrollo y profundizar las privaciones infantiles", dijo Unicef.

El informe estima que 850 millones de niños, o aproximadamente 1 de cada 3 en todo el mundo, viven en zonas donde se superponen al menos cuatro "crisis climáticas y medioambientales". Y hasta 330 millones de niños, o 1 de cada 7 en todo el mundo, viven en zonas afectadas por "al menos cinco crisis importantes".

El informe también encuentra "disparidades" entre los países que generan más invernaderos y los lugares en los que los niños "soportan los impactos más significativos provocados por el clima".

La crisis climática, "profundamente desigual"

Unicef señaló que los 33 países de "riesgo extremadamente alto", entre los que se encuentran India, Afganistán, Filipinas, la República Centroafricana, Chad y Nigeria, emiten en conjunto sólo el 9 por ciento de las emisiones mundiales de CO2. Pero los 10 países más emisores representan en conjunto casi el 70 por ciento de las emisiones mundiales.

"El cambio climático es profundamente desigual. Aunque ningún niño es responsable del aumento de las temperaturas globales, son ellos los que pagarán los costes más elevados. Los niños de los países menos responsables serán los que más sufran", dijo Fore.

Prevén restricciones en el consumo de agua en EE.UU. 0:37

"Todavía hay tiempo para actuar", añadió. "Mejorar el acceso de los niños a los servicios esenciales, como el agua y el saneamiento, la salud y la educación, puede aumentar significativamente su capacidad para sobrevivir a estos peligros climáticos", aseguró.

Unicef señala que, en comparación con los adultos, "los niños necesitan más alimentos y agua por unidad de peso corporal. Son menos capaces de sobrevivir a los fenómenos meteorológicos extremos y son más susceptibles a los productos químicos tóxicos, los cambios de temperatura y las enfermedades."

Fore dijo que Unicef insta a los gobiernos y a las empresas "a escuchar a los niños y a dar prioridad a las acciones que los protejan de los impactos, al tiempo que aceleran el trabajo para reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero".