CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

Mientras los casos aumentan en Florida, Biden y DeSantis se enfrentan por la respuesta frente al covid-19

Por Dan Merica

(CNN) -- El presidente Joe Biden y el gobernador de Florida, Ron DeSantis, se volvieron rivales retóricos en la lucha contra el coronavirus. Y ninguno de los dos parece ansioso por dar marcha atrás en el corto plazo.

El repunte reciente en la retórica directa entre la Casa Blanca de Biden y el gobernador republicano con aspiraciones políticas desenfrenadas alcanzó su crescendo días atrás, cuando Biden sugirió que las acciones de DeSantis "no eran buenas" para los floridanos y el gobernador respondió que no quería "oír una palabra" de Biden sobre el tema del coronavirus.

Más tarde Biden se encogió de hombros ante las críticas de DeSantis y respondió "¿El gobernador quién?" cuando le preguntaron por él, lo que llevó al republicano de Florida a preguntar a su vez "¿Qué más ha olvidado?". Biden luego reprendió públicamente a DeSantis, argumentando que el gobernador estaba "tratando de convertir una medida de seguridad pública —que los niños usen mascarillas en la escuela para que puedan estar seguros— en una disputa política". El presidente ahora está usando el poder de su administración para ayudar a los distritos escolares que el gobernador ha intentado castigar por establecer mandatos de uso de mascarilla.

DeSantis: Florida no impondrá uso de mascarillas a niños 0:47

Los funcionarios de la administración de Biden y los asesores políticos cercanos al presidente argumentan que el diálogo duro tiene como objetivo salvar vidas, no sumar puntos políticos. Y por su parte, el gobernador republicano —que ha visto crecer su prominencia en la derecha a medida que su estado se convierte en la última zona crítica de la nación en la prolongada lucha contra el virus— ha acogido con agrado la disputa con la Casa Blanca.

Hasta ahora, más floridanos están a favor de la posición de la Casa Blanca de Biden, es decir que las escuelas deberían poder exigir el uso de tapabocas, que de la posición de DeSantis, según una encuesta de la Universidad de Quinnipiac publicada el martes. Esta encontró que el 54% de los floridanos respaldaba los mandatos de uso de mascarillas en las escuelas, mientras que el 44% dijo que la decisión debería depender de los padres. La encuesta también encontró que el 69% de los floridanos cree que la posición de DeSantis de retener los salarios de los líderes de las escuelas con mandatos de uso de mascarillas era una mala idea, en comparación con el 25% que la apoya.

publicidad

"La estrategia es combatir la información falsa y la desinformación de cualquier fuente", dijo Cameron Webb, asesor sénior de la Casa Blanca en políticas para la equidad frente al covid-19, con respecto a la discusión más enérgica del Gobierno con los gobernadores que desobedecen las recomendaciones federales. "En última instancia, la historia mirará hacia atrás a lo que está sucediendo en diferentes estados. Vamos a ver y decir quién utilizó el momento para el corto plazo y quién utilizó el momento con el gran objetivo, mucho mayor, de mantener a la gente segura".

El riesgo del regreso a las clases sin mascarillas 2:58

Republicanos cercanos a DeSantis argumentan que el ida y vuelta con Biden indica que los demócratas están preocupados por el gobernador republicano.

"Que la Casa Blanca resalte a Florida, y específicamente al gobernador DeSantis, muestra su profunda preocupación por la creciente popularidad del gobernador", dijo Helen Aguirre Ferré, directora ejecutiva del Partido Republicano de Florida. "Les preocupa que no les vaya bien en 2022, y deberían estar preocupados", agregó.

El intercambio ha creado una situación única en la política, en la que ambos lados dan la bienvenida a la lucha, aunque por diferentes razones.

Biden y sus principales funcionarios están dispuestos a criticar que DeSantis sigue haciendo caso omiso de las recomendaciones médicas en la lucha contra el virus, creyendo que convertirlo en un ejemplo podría alentar a otros gobernadores a hacer más. Biden y los asesores médicos también están pregonando a otros gobernadores, incluidos algunos republicanos, como Asa Hutchinson de Arkansas, a quien Biden reconoció públicamente después de que el republicano admitiera que fue un error prohibir los mandatos de uso de mascarilla en el estado sureño.

Para DeSantis, su lucha con la Casa Blanca —como con las leyes que impulsó contra el uso de mascarillas y el distanciamiento social— lo ayuda con un segmento del Partido Republicano pequeño pero poderoso desde el punto de vista político, dándole un impulso a su relevancia nacional antes de la campaña de reelección de 2022 y a una posible y muy esperada candidatura presidencial de 2024.

Repunta vacunación en Florida, mientras suben los casos 2:50

"A veces, ya sabes, es importante hacerle saber a un líder cuando está en el camino correcto o en el camino equivocado", dijo Webb, "particularmente cuando tiene sus raíces en la ciencia, porque es menos una cuestión de opinión, es menos subjetivo".

Webb argumentó que DeSantis y Florida, donde más del 70% de la población recibió al menos una dosis de la vacuna, podrían estar liderando con una historia esperanzadora. Sin embargo, como ha respaldado una serie de posiciones anticiencia, está contrarrestando directamente "lo que, de otra manera, podría ser una trayectoria fuerte".

'Estás cediendo ante un niño pequeño'

DeSantis ha adoptado un enfoque mucho más de laissez faire a lo largo de la pandemia, lo que incluye su decisión de cerrar el estado más tarde que la mayoría de los gobernadores y reabrirlo antes que muchos otros.

Si bien inicialmente se destacó al gobernador por el hecho de que Florida parecía haber evitado lo peor de la pandemia, en el estado los casos aumentaron en el verano de 2020 y el invierno de 2021.

Más de 15.000 personas hospitalizadas en Florida 2:22

Y Florida experimenta ahora la peor oleada: este mes más temprano, el promedio diario de siete días de nuevos casos superaba los 21.000, muy por encima del máximo anterior del estado. Y si bien DeSantis responde urgiendo a las personas a vacunarse, también ha liderado la lucha nacional contra el uso de mascarillas por parte de las personas vacunadas y dentro de las escuelas.

"Los políticos quieren obligarte a que te cubras la cara como una forma de cubrirse ellos el trasero", dijo DeSantis esta semana. "Esa es la verdad. Quieren poder decir que están asumiendo esto y lo están haciendo a pesar de que no se ha demostrado que sea efectivo".

Mientras que algunos medios de comunicación conservadores han destacado comentarios como ese, numerosos distritos escolares han desobedecido abiertamente al gobernador aprobando mandatos de uso de mascarilla.

Incluso así, DeSantis ha visto cómo se dispara su fama entre la derecha.

Un funcionario de la Casa Blanca al que se le preguntó sobre el reciente estira y afloja entre DeSantis y Biden dijo: "La gente siempre busca ganar notoriedad o algo por el estilo enfrentándose a otros líderes".

Los sentimientos entre los principales demócratas de Florida, incluidos los que buscan vencer a DeSantis en 2022, son complicados: muchos dan la bienvenida a que la Casa Blanca denuncie a DeSantis, pero saben que la pelea no está libre de consecuencias.

Pasó de estar sano a luchar por su vida con el covid-19 3:58

"Joe Biden ya es presidente. Ron DeSantis es un aspirante, y los aspirantes le tiran piedras a las personas que tienen el trabajo que ellos quieren. Lo que está haciendo la Casa Blanca es intentar hacer todo lo posible con moderación para evitar que la gente se enferme y muera", dijo Kevin Cate, un demócrata de larga data en Florida que actualmente trabaja para la comisionada de agricultura de Florida, Nikki Fried. Fried ya anunció que intentará vencer a DeSantis en 2020.

Cate agregó, sin embargo, que una Casa Blanca demócrata que pelea con DeSantis simplemente le da al gobernador republicano "lo que quiere y significa que será menos probable que salve la vida de la gente".

"Estás cediendo ante un niño pequeño", dijo.

Otro de los principales demócratas dijo que DeSantis es "el mayor contrapunto" de la Casa Blanca porque "para conseguir que la gente se vacune y lleve mascarillas, es necesario responsabilizar a algunos de estos malos actores", ya que "no hay forma de acabar con la pandemia sin combatir la desinformación y las mentiras".

Aún así, este demócrata reconoció que DeSantis "sí disfruta con la pelea" porque "le es muy útil políticamente con este pequeño segmento de su base".

'Muestra las debilidades de sus políticas'

Este ida y vuelta es el más reciente dentro de la extraña relación entre el líder demócrata y el gobernador republicano en crecimiento. DeSantis fue elegido por primera vez en 2018 al apoyar por completo al entonces presidente Donald Trump y se convirtió en un opositor vocal de Biden en la campaña electoral de 2020. La única muestra de calidez entre los dos hombres se produjo este verano cuando Biden visitó el sur de Florida a raíz del mortal colapso del condominio. Entonces Biden puso su mano sobre el brazo de DeSantis y elogió su liderazgo, mientras que el gobernador republicano dijo que Biden "reconoció el gravedad de esta tragedia desde el primer día "y había sido "un gran apoyo ".

Ahora esa calidez es un recuerdo lejano.

Los republicanos de Florida, especialmente los cercanos a DeSantis, aprecian que el foco de la Casa Blanca esté en el gobernador, argumentando que no solo lo impulsa, sino que también muestra que el partido contrario está preocupado por él.

"Muestra las debilidades de sus políticas y el gran apoyo a lo que está haciendo el gobernador", dijo Ferré. Y la secretaria de prensa de DeSantis, Christina Pushaw, dijo que el gobernador republicano está tomando su decisión "con base en datos científicos y evidencia empírica, no en señales de virtud o consideraciones políticas".

El trasfondo de todos los comentarios de los republicanos de Florida es que Biden, que podría postularse para la reelección en 2024, está criticando a DeSantis en parte porque podría ser su oponente en su candidatura para un segundo mandato.

"El gobernador tiene el pulso de lo que es importante en Florida, y ese es realmente un mensaje que resuena" más allá del estado del Sol, argumentó Ferré.

Ese argumento, dijo John Anzalone, asesor político de larga data de Biden y encuestador, muestra cómo la pelea de DeSantis con la Casa Blanca está "planeada" y el gobernador "la está impulsando desde una perspectiva política".

Biden pide a estadounidenses que confíen en la vacuna 1:14

"Cuando vas al grano, Ron DeSantis ni siquiera le está hablando a sus electores en Florida. Le está hablando a los votantes de las primarias republicanas en Iowa y New Hampshire", dijo Anzalone. "Él es el modelo de la retórica política y la irresponsabilidad en este tema".

Los demócratas usan a DeSantis en la batalla contra otros republicanos

La Casa Blanca dista de ser la única que muestra la respuesta de DeSantis al coronavirus como un contraste político de lo que podría suceder si un republicano tomara el control de un estado este año o en 2022.

El gobernador de California, Gavin Newsom —quien se enfrenta a una elección revocatoria en parte debido a los pasos en falso que cometió durante la pandemia de coronavirus— utilizó a DeSantis como advertencia en comentarios que hizo recientemente a voluntarios. Newsom argumentó que elegir a un republicano en California significaría que la respuesta del estado comenzaría a ser como la de Florida.

Los demócratas de Virginia también han comenzado a comparar al candidato republicano a gobernador de la commonwealth, Glenn Youngkin, con DeSantis, señalando las veces que en que el recién llegado a la política ha apoyado a DeSantis. La presidenta del Partido Demócrata de Virginia, Susan Swecker, acusó a Youngkin de "imitar" y "modelarse a sí mismo" según DeSantis en una llamada reciente al "mimar a los radicales antivacunas". Youngkin ha elogiado el manejo de DeSantis de múltiples aspectos de la crisis del coronavirus en entrevistas este año.

Y en Nueva Jersey, los demócratas han señalado cómo el candidato republicano a gobernador Jack Ciattarelli ha elogiado el "liderazgo" de DeSantis durante la pandemia, alzando al republicano de Florida para atacar la respuesta del gobernador demócrata Phil Murphy al virus. Murphy se presentará a la reelección en noviembre.

"Ron DeSantis ha antepuesto sus donantes y su ambición política a los niños de Florida, y los republicanos de todo el país quieren seguir su ejemplo", dijo David Turner, portavoz de la Asociación de Gobernadores Demócratas. "Si los republicanos piensan que es la mejor manera de recuperarse del covid, se enfrentarán a un ajuste de cuentas de los votantes en 2021 y 2022".