CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Afganistán

Estos son los grupos que compiten por el poder en Afganistán

Por Zachary B. Wolf

(CNN) -- Los ataques con bombas que mataron a 13 militares estadounidenses y decenas de afganos en el aeropuerto de Kabul se produjeron después de repetidas advertencias de peligro inminente para el aeropuerto y complicaron el frenético esfuerzo de evacuación, incluso cuando se acerca a su fin.

Estados Unidos sospecha que el grupo ISIS-Khorasan podría ser el responsable. ISIS-K es una rama del grupo que alguna vez fue poderoso en partes de Iraq y Siria, no está afiliado a los líderes talibanes que han tomado el control del gobierno de Afganistán y genera temores de que el país se convierta nuevamente en un campo de pruebas para el terror.

Lo que se está volviendo dolorosamente claro es que no tenemos idea de lo que sucederá en Afganistán cuando las fuerzas estadounidenses se vayan a fin de mes.

Este es un intento de recopilar lo que sabemos sobre quién asumirá el cargo, extrayendo información de los numerosos reportes, análisis, entrevistas y diagramas de flujo que CNN ha desarrollado sobre Afganistán en los últimos días.

También se toman en cuenta varias citas de las entrevistas del analista de seguridad nacional de CNN, Peter Bergen, con:

  • Douglas London, el funcionario retirado que supervisó las operaciones y la inteligencia en Afganistán y el jefe de contraterrorismo de la CIA en el sur y suroeste de Asia de 2016 a 2018.
  • David Petraeus, exdirector de la CIA y experto en contrainsurgencia.

Comencemos con los talibanes, el grupo que controlaba el gobierno de Afganistán cuando Estados Unidos y la OTAN invadieron en 2001 y, que después de casi exactamente 20 años lo vuelve a controlar.

publicidad
Los talibanes piden a las mujeres que no salgan de casa 0:42

¿Quiénes son exactamente los talibanes? Julia Hollingsworth de CNN explica la historia del grupo, que data de 1994, cómo controlaron Afganistán antes del 11 de septiembre e impusieron una versión estricta del Islam en el país.

Los talibanes se reagruparon durante las últimas dos décadas y, a pesar de que se gastaron más de un billón de dólares estadounidenses en Afganistán para proponer un gobierno y crear más de 300.000 militares, han vuelto a tomar el control del país, a pesar de que se pensaba que tenían menos de 100.000 combatientes en febrero.

¿Quién dirige a los talibanes? El liderazgo de los talibanes sigue siendo un misterio para la mayoría de los estadounidenses. CNN elaboró ​​un organigrama sobre los líderes y adjuntos clave y lo que sabemos sobre ellos.

La línea principal es que los talibanes han hecho promesas de ser más inclusivos y abiertos, pero su estructura de liderazgo se extrae directamente de su anterior régimen de línea dura.

  • El grupo está dirigido por el solitario Haibatullah Akhundzada, el clérigo religioso de más de 50 años que fue nombrado jefe después de que el ataque aéreo estadounidense mató a su predecesor en 2016. Proveniente del corazón talibán de Spin Boldak, en la provincia sureña de Kandahar, participó en el muyahidines, o lucha islámica sagrada, contra la invasión soviética en la década de 1980, y fue nombrado líder de los asuntos yihadistas en 2001, según el portavoz talibán Zabiullah Mujahid.
  • Su adjunto, Abdul Ghani Baradar, era un miembro prominente del régimen talibán cuando estuvo en el poder por última vez, y como jefe del comité político del grupo es actualmente uno de los líderes más abiertos al público de los militantes. Baradar regresó a Afganistán la semana pasada después de un exilio de 20 años.
Las dudas de Bolton sobre promesas de los talibanes 1:04

¿Quién elige a los líderes talibanes? El consejo de liderazgo de más de 20 altos miembros del Talibán. Hay un gráfico que explica lo que sabemos sobre el resto de la estructura de liderazgo.

El arco de los 20 años. Esa frase sobre el regreso de Baradar la semana pasada después de un exilio de 20 años que se corresponde con la presencia militar estadounidense es increíble.

¿Representarán los talibanes una amenaza terrorista para Estados Unidos? No exactamente. De hecho, firmaron un acuerdo de paz con la administración Trump en el que prometieron ser más liberales en su trato a las mujeres y apoyar otras reformas a cambio de la liberación de 5.000 combatientes encarcelados. También prometieron desalentar a grupos como Al Qaeda. Muchos funcionarios de la comunidad de inteligencia y política exterior se muestran escépticos de que cumplirán esas promesas, pero el grupo está preocupado por Afganistán y no por atacar a Occidente como lo hizo Al Qaeda.

La falsa promesa del movimiento talibán, según experto 1:01

¿Se volverá a formar Al Qaeda en Afganistán? Londres dijo que muchos de los 5.000 prisioneros liberados simpatizan con Al Qaeda.

"Claramente, entre los detenidos que fueron liberados por los talibanes en la base aérea de Bagram había varias personalidades de Al Qaeda, con quienes estoy muy familiarizado", dijo a Bergen. "Muchos de ellos fueron capturados en operaciones militares conjuntas o respaldadas por la CIA e inmediatamente transferidos a la custodia afgana, por lo que fueron acusados, condenados y encerrados. Esas personas son multiplicadores de fuerza para los talibanes, y es probable que reagrupen lo que queda de Al Qaeda en Afganistán".

También hay combatientes afiliados a ISIS liberados como parte de ese acuerdo con Estados Unidos.

¿Quiénes son ISIS-K? Esto proviene directamente de un informe de CNN:

Los oficiales de inteligencia estadounidenses dijeron previamente a CNN que la membresía de ISIS-K incluye "un pequeño número de yihadistas veteranos de Siria y otros combatientes terroristas extranjeros", y dijeron que Estados Unidos había identificado a entre 10 y 15 de sus principales operativos en Afganistán. El nombre del grupo proviene de su terminología para el área que incluye Afganistán y Pakistán: "Khorasan".

El informe del gobierno de Estados Unidos de este año dijo que el grupo explotó la inestabilidad "atacando objetivos e infraestructura de minorías sectarias para esparcir el miedo y destacar la incapacidad del gobierno afgano para proporcionar la seguridad adecuada".

Ha estado orquestando ataques en Kabul desde 2016 y atacó una prisión en Jalalabad para liberar a decenas de sus partidarios que habían sido capturados por el ejército y la policía afganos.

ISIS-K: el grupo terrorista que mantiene en alerta a EE.UU. 1:47

¿Qué ha sido de la estructura de poder respaldada por Estados Unidos? Se fue. El derrocado presidente afgano Ashraf Ghani huyó a los Emiratos Árabes Unidos a través de Uzbekistán con "solo la ropa que llevaba puesta", según un asesor citado en un informe de CNN la semana pasada. Su vicepresidente, Amrullah Saleh, huyó al norte hacia el valle de Panjshir, que será un bastión de resistencia a los talibanes.

Los líderes anteriores, como el expresidente Hamid Karzai y Abdullah Abdullah, aparentemente han sido despojados de la seguridad por los talibanes y están efectivamente bajo "arresto domiciliario".

Los talibanes han dicho que quieren formar un gobierno más inclusivo, pero no está del todo claro cómo será.

¿Qué pasa con la resistencia a los talibanes en el norte? Si recuerda a la Alianza del Norte de la invasión estadounidense hace 20 años, este es su descendiente. De hecho, una figura clave de la resistencia a los talibanes es Ahmad Massoud, cuyo padre, Ahmad Shah Massoud, fue el líder de la Alianza del Norte asesinado por los talibanes justo antes del 11 de septiembre.

Muchos ahora esperan que su hijo trabaje con Saleh. Massoud escribió una petición de ayuda en The Washington Post la semana pasada, prediciendo que Afganistán volverá a convertirse en un caldo de cultivo de terroristas y solicitando financiación occidental y ayuda para combatirlo.

London dijo que Massoud tiene grandes zapatos que llenar y con una fuerza de combate más pequeña a su mando.

"Ahmad no es su padre", dijo London. "Su padre era simplemente un hombre increíble, y lo que los hombres mayores de Massoud tenían en Panjshir cuando estaban luchando contra los talibanes antes del 11 de septiembre era una fuerza más grande que la que tienen ahora y mucho más capaces".

La Alianza del Norte se enfrenta a obstáculos. Petraeus habló sobre las extremas dificultades logísticas que enfrentará:

"La principal característica positiva del valle de Panjshir, donde están liderando la resistencia  —su inaccesibilidad y su terreno defensivo natural— también puede ser una deficiencia significativa, dada su falta de conectividad con el mundo exterior, del cual necesita obtener muchos bienes, productos básicos y servicios, entre los que se encuentran los productos combustibles refinados.

Esta es la provincia que no ha caído ante el talibán 1:28

Este colapso, aunque parece repentino, se ha estado gestando durante años. Bergen le preguntó a Petraeus si las negociaciones de paz con los talibanes durante los últimos tres años prepararon el escenario para todo esto.

"Sí, al menos en parte", dijo Petraeus. Voy a dividir su respuesta detallada en partes:

  • "Primero, las negociaciones anunciaron al pueblo afgano y al talibán que Estados Unidos realmente tenía la intención de irse (lo que también hizo que el trabajo de nuestros negociadores fuera aún más difícil de lo que ya era, ya que les íbamos a dar lo que más querían, independientemente de lo que nos hayan comprometido)".
  • "En segundo lugar, socavamos al gobierno afgano electo, por muy defectuoso que haya sido, al no insistir en un asiento para él en las negociaciones que estábamos llevando a cabo en el país en el que realmente lo hicieron".
  • "En tercer lugar, como parte del acuerdo final, obligamos al gobierno afgano a liberar a 5.000 combatientes talibanes, muchos de los cuales regresaron rápidamente a la lucha como refuerzos para los talibanes. En cuarto lugar, el compromiso le dio al presidente Biden una justificación/excusa adicional para hacer lo que quería hacer - irse ".

¿Qué harán los talibanes con las personas que trabajaron con el gobierno respaldado por Estados Unidos?

"Ahora, aún está por verse si van a ejecutar, detener o 'rehabilitar' a personas sumariamente", dijo London. "Creo que debido a que se han vuelto atentos a los medios y las relaciones públicas, podrían adoptar un enfoque similar a lo que está haciendo el gobierno chino al poner a los uigures en campos de reeducación".

También dijo que habrán muchos cambios en todo el país a medida que los comandantes locales de los talibanes tomen el asunto en sus propias manos.

"Van a ajustar cuentas viejas. Van a buscar venganza contra las unidades y el personal de inteligencia que los ataca a ellos, a sus líderes, a sus familiares. Así que eso no va a terminar sin una buena dosis de sangre".

¿A dónde van ahora los refugiados afganos? 1:34

¿Las organizaciones terroristas simplemente aparecerán ahora que Estados Unidos se ha ido? No está claro, pero Petraeus dice que tenemos que operar como si lo hicieran.

"Tenemos que asumir que la victoria de los talibanes facilitará que Al Qaeda, el Estado Islámico y otros grupos extremistas establezcan santuarios en suelo afgano", dijo a Bergen.

Pero agregó: "Sé que nuestras agencias de inteligencia y fuerzas militares harán todo lo que sea humanamente posible para identificar, interrumpir, degradar y destruir tales santuarios (incluyendo santuarios virtuales en el ciberespacio) mucho antes de que puedan establecer una capacidad que podría amenazar nuestra patria o la patria de nuestros aliados de la OTAN ".

¿Seguiremos hablando de Afganistán en el futuro? La única razón por la que Estados Unidos invadió fue porque Al Qaeda usó Afganistán como refugio antes del 11 de septiembre. Es difícil imaginar la atención estadounidense en algo más que no sea un reinicio de esa horrible historia.

Nick Paton Walsh, de CNN, escribió deliberadamente a los estadounidenses la semana pasada: "¿Cuándo fue la última vez que pensó en Afganistán?"

Walsh: Para los que están en la comodidad de occidente, sentados frente a sus pantallas, inhalando profundamente, y preguntándose por qué la guerra más larga de Estados Unidos se ha derrumbado con semejante gorgoteo, pregúntense: ¿cuándo fue la última vez que pensaron en Afganistán? ¿O, como político, habló de ello, o como experto, escribió o habló de ello? Para la mayoría, probablemente haya sido en los últimos días y semanas.

Incluso aquellos que se encontraban relativamente seguros en la base aérea de Kabul no entendían lo que estaba sucediendo fuera del país. Y resume la apuesta de la administración Biden (en línea con sus dos predecesores más recientes) de que este frenético final de la participación militar estadounidense pronto se desvanecerá de la conciencia pública. Puede ser una buena apuesta.

"La esperanza era que el público estadounidense se había cansado tanto de oír hablar de dos décadas de inversiones y promesas, que Afganistán se desvanecería tranquilamente en el fondo. De hecho, éste sigue siendo el único pilar de la política de la administración de Biden que puede resultar correcto", dijo Walsh. escribió.

La misión del héroe de CNN Pen Farthing en Afganistán 1:08