CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Cronología del golpe de Estado: cómo Trump trató de utilizar al Departamento de Justicia como arma para anular las elecciones de 2020

Por Marshall Cohen

(CNN) -- Un año entero después de las elecciones presidenciales de 2020, siguen surgiendo nuevos detalles sobre el esfuerzo sin precedentes del expresidente Donald Trump para anular los resultados.

Muchas de las acciones de Trump se hicieron a la vista del público, incluyendo docenas de demandas y tuits malogrados que socavaron el proceso electoral. Pero las investigaciones del Congreso y los informes periodísticos han arrojado nueva luz sobre lo que ocurrió tras bambalinas mientras Trump intentaba aferrarse al poder.

Tal vez el aspecto más inquietante del intento de golpe de Trump fue la forma en que trató implacablemente de armar al Departamento de Justicia para anular la victoria del presidente Joe Biden. La Comisión Judicial del Senado, dirigido por los demócratas, investigó la conducta de Trump y concluyó en un informe reciente que "abusó gravemente del poder de la presidencia".

Este es un resumen general del intento de golpe, junto con una línea de tiempo día a día de los esfuerzos de Trump para cooptar el Departamento de Justicia para ayudar a su campaña.

Resumen general del intento de golpe de Estado

Cuatro días después de la jornada electoral, CNN y otros medios de comunicación proyectaron la victoria de Biden. En lugar de conceder la victoria, Trump comenzó inmediatamente a presionar a los funcionarios locales, estatales y federales para que anularan los resultados.

Muchos de estos funcionarios rechazaron sus demandas, concluyendo que eran poco éticas, ilegales o inconstitucionales. Pero algunos funcionarios y asesores se unieron a la misión y trataron de ayudar.

publicidad

En pocas semanas, Trump se reunió y habló con funcionarios de Michigan y Pennsylvania que participaron en el proceso electoral, con la esperanza de que bloquearan la victoria de Biden. Despidió a un alto funcionario de ciberseguridad del Departamento de Seguridad Nacional que desmintió públicamente sus afirmaciones sobre el fraude electoral. Y aumentó la presión sobre el Departamento de Justicia, incluso después de que el secretario de Justicia Bill Barr ordenara a los fiscales que investigaran las acusaciones de fraude electoral.
Intentó detener la certificación en estados clave a finales de noviembre y diciembre, sin éxito. Después de eso, Trump y sus aliados presentaron demandas sin fundamento en todo el país para intentar anular los resultados.

Trump llamó a los legisladores de Pennsylvania, instándoles a ignorar el hecho de que Biden ganó su estado y a nombrar a los electores del Partido Republicano en su lugar. Llamó al gobernador de Georgia y le presionó para que convenciera a los legisladores del estado de hacer lo mismo. Estos esfuerzos también fracasaron, y los miembros del Colegio Electoral se reunieron el 14 de diciembre de 2020 para confirmar oficialmente la victoria de Biden.

Al quedarse sin tiempo antes del traspaso de poderes, Trump se desesperó cada vez más e incluso llegó a sugerir que se declarara la ley marcial. En una llamada, ahora infame, el 2 de enero de 2021, Trump suplicó al principal funcionario electoral de Georgia que "encontrara" suficientes votos republicanos para superar el margen de Biden. (Esta llamada telefónica está ahora en el centro de una investigación criminal por parte de los fiscales estatales de Atlanta).

Trump y sus aliados instaron en repetidas ocasiones a altos funcionarios del Departamento de Justicia a que les ayudaran a anular los resultados, y Trump estuvo a punto de despedir al fiscal general en funciones que se negó a cumplir sus órdenes.

Trump también lanzó un esfuerzo privado y público para presionar al vicepresidente Mike Pence para que anulara inconstitucionalmente la victoria de Biden mientras presidía el proceso del Colegio Electoral.

El intento de golpe de Estado alcanzó un crescendo espeluznante el 6 de enero de 2021, cuando Trump celebró un mitin masivo cerca de la Casa Blanca e incitó a miles de partidarios a atacar el Capitolio mientras los legisladores certificaban los resultados del Colegio Electoral. La insurrección fue sofocada, pero provocó cinco muertes y 140 policías resultaron heridos. Biden fue investido dos semanas después.

Pence explica por qué desobedeció una orden de Trump 0:53

Cronología de los esfuerzos por utilizar al Departamento de Justicia

7 de noviembre

  • CNN y otras cadenas de noticias proyectan que Biden ganará las elecciones presidenciales de 2020.

9 de noviembre

  • Rompiendo con la antigua política del Departamento de Justicia, Barr emite una directiva que da a los fiscales federales más libertad de acción para acelerar las investigaciones de fraude electoral. La medida es controvertida porque durante décadas el Departamento de Justicia esperaba a que las elecciones estuvieran certificadas antes de tomar medidas de investigación abiertas, para evitar que pareciera que se trataba de influir en los resultados. El principal fiscal de delitos electorales dimite en protesta, y otros fiscales denuncian la orden de Barr.

19 de noviembre

  • Los abogados de Trump, Rudy Giuliani y Sidney Powell, celebran una extraña conferencia de prensa llena de mentiras sobre el fraude y de conversaciones desquiciadas sobre una conspiración mundial para amañar las elecciones. Powell dice: "Es necesario que el Departamento de Justicia emprenda inmediatamente una investigación criminal a gran escala".

Rudy Giuliani, abogado del presidente Donald Trump, dirige una conferencia de prensa en el Comité Nacional Republicano sobre las demandas relacionadas con el resultado de las elecciones presidenciales de 2020 el jueves 19 de noviembre de 2020. (Créditos: Tom Williams/CQ-Roll Call, Inc via Getty Images)

29 de noviembre

  • En una entrevista con Fox News, Trump dice que es "inconcebible" que el Departamento de Justicia y el FBI no estén haciendo más para investigar sus acusaciones de fraude electoral. "¿Dónde están?", pregunta.

1 de diciembre

  • Barr le dice a The Associated Press en una entrevista que cayó como bomba que el Departamento de Justicia no encontró un fraude generalizado. Tras la publicación de la historia, Trump se enfrenta a Barr en la Casa Blanca. Según un libro de los periodistas del diario The Washington Post Carol Leonnig y Philip Rucker, un Trump "explosivo y enloquecido" reprende a Barr por admitir públicamente que no hubo fraude generalizado. Barr le dice a Trump que los abogados de su campaña son un "espectáculo de payasos" y que sus afirmaciones de fraude son "un completo disparate".

10 de diciembre

  • Trump retuitea una publicación de un congresista republicano que dice que Trump debería ordenar a Barr que nombre un fiscal especial para "investigar las irregularidades en las elecciones de 2020".

14 de diciembre

  • Un asesor de Trump envía al vicesecretario de Justicia Jeff Rosen un documento sobre supuestas irregularidades en Michigan y dice que es "de POTUS", según los correos electrónicos publicados por la Comisión Judicial del Senado. Ese mismo día, mientras el Colegio Electoral se reúne en las capitales de los estados, Trump anuncia que Barr dimitirá y que Rosen lo sustituirá pronto en funciones. CNN informó que Trump consideró seriamente la posibilidad de despedir a Barr, pero éste decidió renunciar.

Jeffrey Rosen, secretario de Justicia, habla durante una conferencia de prensa en el Departamento de Justicia en Washington
Créditos: Yuri Gripas/Reuters/Bloomberg via Getty Images

15 de diciembre

  • Trump convoca a Rosen al Despacho Oval y lo presiona para que tome medidas respecto a las supuestas irregularidades en Pennsylvania, Michigan y Georgia, según el testimonio de Rosen ante el Senado. Trump también insta a Rosen a presentar informes legales en apoyo de las demandas electorales respaldadas por el Partido Republicano y a nombrar un fiscal especial para la búsqueda de fraudes, según The New York Times. Rosen se niega a cumplir las órdenes de Trump.

18 de diciembre

  • Tras no poder convencer a Rosen, Trump recurre a algunos de los miembros más radicales de su círculo, como Powell y el teniente general retirado Michael Flynn. (Powell representó a Flynn en su caso penal por mentir al FBI sobre sus contactos rusos. Ese caso terminó cuando Trump perdonó a Flynn unas semanas antes de la reunión en la Casa Blanca). CNN informó que Flynn y Powell presionan a Trump para que considere declarar la ley marcial o firmar decretos para incautar equipos de votación. Trump también pensó en saltarse al Departamento de Justicia y nombrar a Powell como consejero especial dentro de la Casa Blanca para investigar las extrañas conspiraciones de manipulación de votos.

21 de diciembre

  • Trump afirma falsamente, una vez más, que ganó "por mucho" y dice que "necesitamos el respaldo del Departamento de Justicia" para descubrir el supuesto fraude y mantenerlo en el poder.

23 de diciembre

  • Barr dimite oficialmente y Rosen se convierte en secretario de Justicia en funciones.

Poco antes del 24 de diciembre

  • Trump se reúne con Jeffrey Clark, el secretario de Justicia adjunto en funciones de la División Civil, que más tarde jugará un papel clave en el esfuerzo por utilizar el Departamento de Justicia para mantener a Trump en el poder.

24 de diciembre

  • En una llamada telefónica, Trump le dice a Rosen que "se asegure de que el Departamento (de Justicia) esté realmente investigando" las denuncias de fraude electoral en Pennsylvania y Arizona, según el testimonio de Rosen ante el Senado.

26 de diciembre

  • En una serie de tuits, Trump arremete contra el Departamento de Justicia y el FBI por no haber "hecho nada" sobre el supuesto fraude electoral. Dice que "la historia recordará" su inacción y promueve su próximo mitin en Washington el 6 de enero, cuando el Congreso confirmará los resultados del Colegio Electoral.

27 de diciembre

  • Trump sigue implorando a Rosen que intervenga en las elecciones. En una llamada telefónica, Trump les dice a Rosen y a su adjunto Richard Donoghue que deberían "limitarse a decir que las elecciones fueron corruptas" y "dejarnos el resto a mí y a los congresistas (del Partido Republicano)", según las notas de Donoghue, que posteriormente facilitó a la Comisión de Supervisión de la Cámara de Representantes. Rosen informa a Trump que las acusaciones de fraude electoral son infundadas y que el Departamento de Justicia "no puede, pulsar un interruptor y cambiar las elecciones, y no lo hará". Después de eso, Trump menciona que está pensando en deshacerse de Rosen y poner a Clark a cargo del Departamento de Justicia.
  • A petición de Trump, el representante republicano Scott Perry de Pennsylvania llama más tarde a Donoghue y le dice que el Departamento de Justicia no está haciendo lo suficiente sobre las elecciones, según el informe del Senado. Perry fue uno de los promotores más vocales de la "Gran Mentira" de que las elecciones de 2020 fueron robadas.

Richard Donoghue fue el secretario de Justicia adjunto en funciones durante el crítico periodo de transición entre las administraciones de Trump y Biden. Fue testigo de algunos de los esfuerzos de Trump por presionar al Departamento de Justicia para ayudarle a mantenerse en el poder.
Créditos: Drew Angerer/Getty Images

28 de diciembre

  • Trump llama a Donoghue para un breve seguimiento sobre sus afirmaciones de fraude electoral, según el informe del Senado.
  • Clark hace circular un borrador de carta entre los dirigentes del Departamento de Justicia que quiere enviar a los funcionarios de Georgia. La carta habría hecho exactamente lo que Trump quería: dice que los fiscales encontraron "preocupaciones significativas" con los resultados de las elecciones e insta al gobernador republicano a "convocar inmediatamente una sesión especial" de la legislatura estatal para nombrar a los electores pro-Trump. Clark califica esto como una "prueba de concepto" que podría replicarse en otros estados que Trump perdió.
  • Rosen y Donoghue se niegan a firmar la carta y nunca se envía. En un correo electrónico, Donoghue le dice sin rodeos a Clark que "no hay ninguna posibilidad de que yo firme esta carta o algo remotamente parecido".
  • El informe de la Comisión Judicial del Senado concluye que "la propuesta de Clark de usar el poder del Departamento de Justicia para anular la votación popular ya certificada reflejaba una asombrosa distorsión de la autoridad del DOJ".
  • Por separado, Trump se reúne con Kurt Olsen, un abogado que lo apoya. Trump le indica a Olsen que se ponga en contacto con altos funcionarios del Departamento de Justicia para presentar una demanda que anule los resultados de varios estados clave en los que ganó Biden, según los correos electrónicos publicados por la Comisión Judicial del Senado. Posteriormente, Olsen tuvo una llamada telefónica con el jefe de personal de Rosen sobre la posible demanda.
  • Según los correos electrónicos internos hechos públicos en el informe del Senado, Clark comienzó a promover teorías conspirativas a favor de Trump dentro del Departamento de Justicia, incluyendo la absurda afirmación de que los espías chinos utilizaron termómetros para manipular las máquinas de votación estadounidenses.

 

29 de diciembre

  • El asesor de Trump envía un borrador de demanda a Rosen, diciendo que Trump quiere que lo revise, según los correos electrónicos publicados por el Comité Judicial del Senado. La demanda, promovida por Olsen, nunca se presenta. Pero el borrador prevé que el Departamento de Justicia pida a la Corte Suprema que anule los resultados de varios estados disputados que ganó Biden.
  • El secretario general de la Casa Blanca Mark Meadows envía un correo electrónico a Rosen por primera vez sobre una teoría conspirativa descabellada y sin fundamento que afirma que los partidarios de Biden en la CIA utilizaron satélites italianos para cambiar a distancia los votos de Trump a Biden.

30 de diciembre

  • Meadows envía un correo electrónico a Rosen y le pide que "haga que su equipo investigue" varias teorías de fraude electoral a favor de Trump en Georgia, según documentos publicados por la Comisión Judicial del Senado. Por separado, Trump retuitea una publicación sobre las denuncias de fraude en Georgia y añade: "¿dónde está el FBI?".
  • Olsen, el abogado partidario de Trump llama a Rosen y le dice que Trump quiere que el Departamento de Justicia "presente este escrito antes del mediodía de hoy", en referencia a la posible demanda ante la Corte Suprema. Trump habla más tarde con Rosen, quien le dice que el Departamento de Justicia no tiene base legal para presentar la demanda.

31 de diciembre

  • Rosen y Donoghue van a la Casa Blanca para otra reunión con Trump, según el informe del Senado. Rosen declaró más tarde ante el Senado que Trump "parecía descontento" porque el Departamento de Justicia aún no había "encontrado el fraude". Donoghue testificó más tarde que Trump mencionó que estaba considerando despedir a Rosen y nombrar a Clark como líder del Departamento de Justicia.

1 de enero

  • En una serie de correos electrónicos a lo largo de unos días, Meadows anima a Rosen a investigar varias teorías de fraude electoral, según documentos publicados por el Comité Judicial del Senado. Meadows menciona supuestas irregularidades en Atlanta, e incluso en Nuevo México, donde Biden ganó por 11 puntos. Rosen no toma ninguna medida, y Donoghue desprecia las últimas teorías de fraude de Meadows como "locura pura".

3 de enero

  • Rosen y Clark van al Despacho Oval para un enfrentamiento al estilo "The Apprentice", según el testimonio de altos funcionarios. Trump considera la posibilidad de despedir a Rosen y nombrar a Clark como secretario de Justicia en funciones, ya que Clark está dispuesto a enviar las cartas a Georgia y a otros estados disputados diciéndoles que hubo "irregularidades" en sus elecciones. Trump abre la reunión de tres horas diciendo: "Una cosa que sabemos es que tú, Rosen, no vas a hacer nada para anular las elecciones". CNN informó previamente que alrededor de media docena de altos funcionarios del departamento están preparados para dimitir en protesta si Rosen es destituido, pero Rosen sobrevive a la reunión.
  • Esa misma noche, tras la reunión, Trump llama a Donoghue para informarle de las nuevas denuncias de fraude.
Así resistió Jeff Rosen presiones de Trump por elección 1:54

4 de enero

  • El fiscal de Atlanta Byung Jin "BJay" Pak dimite abruptamente, citando "circunstancias imprevistas". Según el testimonio de Pak ante el Senado, Donoghue le dijo que debía renunciar porque Trump iba a despedirlo. Trump dijo durante el enfrentamiento en el Despacho Oval un día antes que creía que Pak era un "no Trumpista" y que no estaba haciendo lo suficiente para encontrar el fraude. Trump cambia entonces la línea de sucesión para sustituir a Pak por un fiscal estadounidense que cree que "hará algo" sobre las elecciones, según el informe del Senado.
  • Por separado, Trump se reúne con Pence en el Despacho Oval. También asiste el abogado derechista John Eastman, que le propone a Pence un plan legalmente dudoso para declarar ganador a Trump mientras Pence preside el recuento de los votos electorales, según un libro demoledor de los periodistas de The Washington Post Bob Woodward y Robert Costa. (Eastman dijo más tarde a CNN que solo buscaba retrasar la certificación, no dar el triunfo a Trump).

6 de enero

  • Decenas de miles de partidarios de Trump acuden a un mitin en Washington. Trump pronuncia un discurso militante e insta a sus seguidores a marchar hacia el Capitolio y "luchar como locos" para impedir que los legisladores, y Pence, certifiquen los resultados de las elecciones.
  • Miles de agitadores atacan el Capitolio, irrumpiendo en el recinto del Senado. Cinco personas mueren en el caos y 140 policías resultan heridos. La insurrección es sofocada tras varias horas. Los legisladores certifican la victoria de Biden, Pence ignora el plan de Eastman y sigue la Constitución, y Biden se convierte en presidente electo.

Una turba a favor de Trump irrumpe en el Capitolio, rompiendo ventanas y enfrentándose a los agentes de policía.(Créditos: Jon Cherry/Getty Images)

20 de enero

  • Biden jura como 46º presidente en el mismo escenario que los agitadores habían atacado unas semanas antes. En su discurso de investidura, Biden dice: "Hemos aprendido de nuevo que la democracia es preciosa. La democracia es frágil. Y en esta hora, amigos míos, la democracia ha prevalecido".

Joe Biden jura su cargo como presidente de Estados Unidos mientras su esposa, la doctora Jill Biden, lo observa durante su toma de posesión en el frente oeste del Capitolio de Estados Unidos el 20 de enero de 2021 en Washington. (Créditos: Alex Wong/Getty Images)