CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Análisis

ANÁLISIS | Tres nuevos hitos del covid-19 en EE.UU.: 800.000 muertes, 50 millones de infecciones y 1 año de vacunas

Por Zachary B. Wolf

(CNN) -- Los hitos de covid-19 van y vienen, pero hay una convergencia de tres en Estados Unidos que vale la pena mencionar.

  • Un año de vacunas y el 60% de todos los estadounidenses vacunados
  • 800.000 muertes por covid-19
  • Más de 50 millones de infecciones

Vacunas

El martes se cumple precisamente un año desde que las primeras vacunas contra el coronavirus se pusieron en EE.UU.

En el transcurso de ese año, 202 millones de personas y contando --más del 60% de la población total de Estados Unidos-- han sido completamente vacunadas; se han administrado alrededor de 484 millones de dosis de vacunas; y ahora el gobierno está animando a todos los mayores de 16 años a recibir una dosis de refuerzo.

La cantidad de personas completamente vacunadas es increíble y al mismo tiempo insuficiente. Las peleas sobre cómo hacer que el resto del país se pongan las vacunas que los esperan se han convertido en un enorme enfrentamiento político y legal.

Fallecidos por covid-19

Si bien es apropiado reconocer los logros de la vacunación, también es imposible entender el hecho de que EE.UU. llegará a 800.000 muertes registradas por covid-19 en los próximos días.

Cuando las primeras vacunas se aplicaron hace un año, alrededor de 300.000 estadounidenses habían muerto, lo que significa que ha habido medio millón de muertes adicionales por covid-19. Una gran parte de ellos ocurrieron después de que las vacunas estuvieron disponibles, lo que significa que eran completamente prevenibles. La gran mayoría de las muertes por covid-19 se producen entre los no vacunados.

publicidad

El verdadero número de víctimas es mucho mayor

El total oficial de muertes es casi seguramente inferior al verdadero número de víctimas de covid-19. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) publicaron datos en septiembre que sugieren que el número real de muertes es aproximadamente un 32% más alto de lo que se informó oficialmente. Eso podría significar que más de 1 millón de estadounidenses probablemente ha muerto a causa del covid-19.

Eso también significa que se han registrado alrededor de medio millón de muertes por covid-19 desde que las vacunas se autorizaron por primera vez para uso de emergencia. Más de 1.000 estadounidenses continúan muriendo todos los días, en promedio, según los CDC.

Uno por ciento de las personas mayores en EE.UU.

Deidre McPhillips de CNN señaló una cifra asombrosa el lunes: "Uno de cada 100 adultos mayores en Estados Unidos ha muerto de covid-19, según datos federales".

La gran mayoría de las muertes por covid-19 reportadas --más de las tres cuartas partes o al menos 514.000-- se produjeron entre personas de 65 años o más. Añadió que la Oficina del Censo de Estados Unidos estima que hay 50,4 millones de personas en este grupo de edad en el país.

Esta proporción es aún peor cuando se reduce a poblaciones mayores, con 1 de cada 60 personas de 75 años o más que han muerto a causa de covid-19.

Dos veces más probabilidades de morir

McPhillips me señaló otros puntos de datos: la disparidad racial en el número de víctimas de covid-19 ha mejorado, pero las personas negras, hispanas e indígenas estadounidenses todavía tienen aproximadamente dos veces más probabilidades de morir de covid-19 que las personas blancas, dijo, citando datos de los CDC. Las disparidades raciales en el estado de vacunación también se han reducido.

Adultos jóvenes e infecciones

Otro gráfico del informe de los CDC con base en datos hasta septiembre me llamó la atención. Muestra la proporción inversa de muertes a infecciones por edad. La mitad de las infecciones hasta septiembre se produjeron entre personas de 18 a 49 años y otro 22% entre personas de 17 años o menos.

Estos dos grupos, los que se puede argumentar que propagaron la enfermedad ya que representaron el 72% de las infecciones, combinados representan menos del 10% del total de muertes durante ese tiempo. Eso es todavía mucha gente, y cada muerte es una tragedia. Al 8 de diciembre, según los CDC, EE.UU. registró:

  • 644 muertes de personas menores de 18 años
  • 4.700 muertes de personas de 18 a 29 años
  • 13.882 muertes de personas de 30 a 39 años
  • 33.706 muertes de personas de 40 a 49 años

Cada grupo de edad por encima de los 49 años registró más de 100.000 muertes.

Muertes concentradas en ciertos estados

Cuando se administraron las primeras vacunas, el virus había afectado al noreste con más fuerza que al resto del país. Desde entonces, como señaló CNN la semana pasada, la carga se ha trasladado a los estados con menos vacunación.

El estado con más muertes por cada 100.000 habitantes es Mississippi, con 347. Alabama, Nueva Jersey, Luisiana, Arizona y Oklahoma también han visto más de 300 muertes por cada 100.000 residentes.

Vermont y Hawaii han registrado la menor cantidad de muertes por cada 100.000 personas.

Infecciones por covid-19

Al mismo tiempo que EE.UU. se encamina hacia los 800.000 fallecidos por covid-19 y trata de mejorar su tasa de vacunación en un 60%, debe tratar de lidiar con su infección número 50 millones.

Los casos están aumentando, particularmente en el noreste, a medida que avanza el clima frío y las familias se reúnen para las fiestas. Al ingresar al tercer año de covid-19, está claro que las vacunas y las dosis de refuerzo no eliminarán la enfermedad. Con suerte, detendrán un aumento innecesario de muertes.